Cuentas claras y pensión digna

Publicado por: gabriela.garcia el Sáb, 07/03/2020 - 15:09
Share
Por: David Barguil.
David Barguil

En los últimos días me topé con dos artículos que hablaban sobre la necesidad de inyectarle mayor transparencia a la información que reciben los colombianos respecto a su pensión. Me pareció pertinente, pues recientemente hemos venido haciéndole monitoreo a nuestra Ley 1748 de 2014, más conocida como la ‘Ley de Precios Transparentes’, la cual incluye dos capítulos: el pensional y el bancario. Gracias a esta norma, hoy más de 16 millones de afiliados a los fondos de pensiones privados han recibido su extracto trimestral con los detalles de cuántas semanas les han cotizado, qué empleadores lo han hecho y cuanto tiempo les falta para pensionarse.

El primer artículo que leí detallaba el decreto reglamentario que publicará en este trimestre el Ministerio de Hacienda obligando a los fondos privados a publicar sus costos de manera más clara y completa. Esto, debido a que según Felipe Lega, jefe de la Unidad de Regulación Financiera, la divulgación de las tarifas no se hace tan evidente para los inversionistas y porque las comisiones de administración en Colombia son unas de las más altas del mundo en contraste con países de Europa o en Estados Unidos donde las tarifas son de cero o casi cero.

Precisamente, gracias a nuestra ley 1748/14 la Superintendencia Financiera de Colombia expidió la circular 028 de 2018, que entró en vigencia en junio de 2019, en la que se imparten nuevas instrucciones sobre la forma en la que debe elaborarse el extracto para los usuarios de los fondos de pensiones privados con el objetivo de que estos puedan entenderlo más fácilmente.

Debemos recordar que el extracto trimestral es una obligación que sí se está cumpliendo. De hecho, el Superintendente Financiero, Jorge Castaño, ha señalado que desde el primero de junio de 2019 este documento tiene una nueva presentación y permite que el cotizante pueda hacer un mejor seguimiento de su ahorro en pensiones. Este extracto está compuesto por cuatro secciones: La primera es un resumen de la cuenta de ahorro pensional a lo largo de la vida laboral del afiliado, el segundo es un compendio de los movimientos de la cuenta de ahorro individual en el trimestre, el tercero es el bono pensional y el cuarto es la información sobre los aportes en mora por parte del empleador.

Ahora bien, frente a las tarifas que pueden cobrar los fondos de pensiones privados por la gestión de los recursos de sus afiliados, hay que mencionar la existencia de una regulación normativa que les impone un techo del 3% sobre el ingreso base de cotización (IBC) del trabajador activo. Esto significa que del 16% que compone el aporte mensual para pensión del trabajador, 3 puntos van para los fondos privados. Una parte de este porcentaje es la comisión que estos fondos ganan por administrar los recursos y la otra parte va dirigida a pagar las primas de seguros por invalidez o muerte del afiliado para el caso de la pensión de sobrevivientes.

De acuerdo con la más reciente circular de la SuperFinanciera, de los 4 fondos de pensiones privados registrados durante el mes de febrero de 2020, Skandia fue el que de lejos cobró la comisión más alta con un 2,10%; seguida de Porvenir con un 1,06%; Protección, 1.0%; y Colfondos, 0,885%. El promedio nacional se ubicó el mes pasado en una comisión de administración del 1,26%.

Sin embargo, aunque la tasa de rentabilidad tenga topes legales, existen diversos cobros adicionales que pueden incrementar la tasa real de comisión a favor del fondo. Por ejemplo, el cobro que se le hace al afiliado por trasladarse de un fondo a otro ya sea entre administradoras privadas o a Colpensiones, en cuyo caso la tarifa es del 1% sobre el IBC sin que exceda del 1% de cuatro salarios mínimos; o bajo ciertas modalidades de ahorro, como es el caso del Fondo de Retiro Programado que cobra el 1% de los rendimientos abonados en el mes.

Según la OCDE, una comisión del 1% sobre rendimientos constantes de los fondos de un afiliado, puede equivaler al 20% del total de ahorros de los empleados. En México, por ejemplo, en el 2019 las comisiones de los fondos fueron de 0,98% y esperan que para el 2024 bajen al 0,70%. Por su parte, en Chile los fondos cobran tarifas anuales por ahorros voluntarios que van de 0,16 a 0,95%, con un promedio de 0,62% sobre los activos bajo administración.

El segundo artículo que leí es una respuesta del vicepresidente técnico de Asofondos, Jorge Llano, quien en una respuesta a Salomón Kalmanovitz señala que fueron los fondos privados quienes solicitaron la creación de la ‘Doble Asesoría’ para que las personas tomaran la mejor decisión en materia pensional. Frente a esto debo señalar respetuosamente que el señor Llano está equivocado. Fue nuestra ley 1748/2014 la que obligó por un lado a que los fondos enviaran la información completa y desglosada, pero además desde el 2016 todos los colombianos tienen derecho a recibir doble asesoría tanto de los fondos privados como de Colpensiones, comparar ambos regímenes y decidir cuál les favorece más.

No fueron los fondos privados los que decidieron entregar, de manera voluntaria, el extracto trimestral ni tampoco brindar la doble asesoría. Les tocó hacerlo por una ley de la República de nuestra autoría, luego de que demostráramos que muchos colombianos desconocían los detalles sobre su ahorro pensional y que a millones de cotizantes se les negara la asesoría para cambiarse de fondo al que más les conviniera, llevando a que en muchos casos la decisión de cambio de régimen terminara siendo un gravísimo error para el futuro pensionado, que actuó impulsado por la premura de su situación y la falta de información de parte del Fondo.

Al respecto de la doble asesoría, hoy por hoy el 60% de los colombianos que más le dan uso a esta herramienta en el país están entre los 40 y 49 años, seguido de las personas entre los 30 y 39, que representan un 18% de las solicitudes. Entre octubre de 2018 y febrero 2019, es decir, a dos años de iniciar este servicio, Colpensiones recibió 270.000 solicitudes de asesoría, con un promedio diario de 148 solicitudes. 

Por su parte, luego de recibida la doble asesoría y al tomar la decisión definitiva, la estadística nos muestra que son muchísimos más afiliados los que deciden cambiarse a Colpensiones frente a quienes lo hacen a los fondos privados. A julio de 2019, cada día 350 personas se cambiaron de un fondo privado a Colpensiones para un total de 75.000 en el primer semestre de 2019. Mientras tanto, en ese mismo período, solo 769 personas se cambiaron de Colpensiones a un fondo privado. La relación, aproximadamente, es de 100 a 1 .

Debemos reconocer que en Colombia hemos venido haciendo esfuerzos para mejorar en la claridad de la información sobre costos, tarifas y estados de cuenta por parte de los fondos de pensiones privados. Nuestra ley de precios transparentes fue el primer gran paso que se dio en esta materia y se puso del lado de los trabajadores colombianos, que por años fueron engañados por esos empleadores que no cumplieron con su deber de cotizarles para pensión. A partir de allí, muchos colombianos se interesaron por informarse mejor frente a su ahorro pensional y luego, con la llegada de la doble asesoría, son miles de personas que se han cambiado al régimen que más les conviene para su vejez.

Por supuesto aún falta mucho por hacer. Las tarifas, los costos de administración de los fondos privados en nuestro país distan mucho de lo que cobran en otros países del mundo y de la misma región. Es importante que el Gobierno Nacional continúe haciendo esfuerzos en esta materia, incrementar la cantidad de actores de la oferta en el mercado, hoy solo tenemos 4 fondos privados, la regulación de precios y tarifas es solo una herramienta, pero se requiere de un conjunto de medidas tanto de parte del Estado como de los actores privados que armonicen e incrementen la eficiencia del sistema. 

Hay que explorar varias  alternativas para lograr el propósito de que millones de colombianos puedan acceder a una pensión digna. Vamos a ponerle la lupa al tema y comenzando este período en el Congreso debemos hacer un debate para revisar lo que está sucediendo con el tema pensional en Colombia.