Ignacio Arizmendi Posada

Periodista de la Universidad de Navarra.

Exdecano de la Facultad de Comunicación de la UPB.

Excolumnista de El Colombiano y El Mundo (Medellín), El País (Cali), El Tiempo y Revista Cromos (Bogotá).

Autor de 15 libros de historia y ensayo.

Ignacio Arizmendi Posada

Deje tanta carajada, Gustavo

De niño, Edison convenció a un amigo de más edad a ingerir sales de Seidlitz, seguro de que los gases generados les permitían volar… ¿Será que usted, presidente Petro, tomó sales de Seidlitz cuando, en la campaña de 2022, dijo que, si ganaba la presidencia, construiría un tren volador entre Buenaventura y Barranquilla? (algo parecido, pero terrestre, dijo Manuel Murillo Toro, dos veces presidente, en el siglo XIX). 

Embeleco, el suyo, en plena campaña presidencial, propio de una mente obsesionada por pasar a la historia nacional e internacional a punta de afirmaciones sin haberlas meditado con rigor y buen tono. O eso, tal vez, es lo que usted piensa, creyéndose un Nietzsche, a quien el profesor Friedrich Ritschl recomendaba ante la Universidad de Basilea, entre otros, en estos términos: “El señor Nietzsche reflexiona mucho antes de comenzar a hablar, pero cuando lo hace su palabra es poderosa, efectiva, convincente y capaz de ganarse al auditorio”. 

►Algo similar sucede cuando usted habla después de estar callado y dice carajadas como estas: •Que los gobiernos anteriores a su desgobierno no hicieron nada por el pueblo •Que los empresarios son unos esclavistas •Que las EPS son corruptas y atracadoras •Que los ricos están tramando un golpe de estado blando (cuando quien lo está dando es usted a traguitos, con anestesia, rumbo a un régimen en el que sería no solo presidente del Ejecutivo, sino del Congreso, la Corte Suprema, la Corte Constitucional, el Consejo de Estado, el Consejo Electoral) •Que su hermano Fernando fue a las cárceles a pedir votos sin que usted lo supiera •Que su hijo Nicolás tampoco sabía de narco-dineros en su campaña •Que Benedetti estaba bajo los efectos de consumos psicoactivos cuando dijo que a esa campaña en la Costa caribe habían entrado 15 mil millones de pesos •Que a usted le gusta repetir cosas como “Hago lo que diga el pueblo” •Que no suscita la lucha de clases, sino la conciencia popular.

►O propone embelecos como: •Darles plata a los delincuentes para que no delincan •Nombrar gestores de paz a criminales de guerra •Buscar la “paz total”, es decir, no oposición, partido único, sindicatos solamente petristas, medios solo del gobierno, etc. •Lograr que Colombia sea potencia mundial de la vida (predicando el odio de clases) •Un “acuerdo nacional”, pero sin acordar nada con nadie que no sea gobiernista •Construir una democracia según la quiera “el pueblo” (¿qué diablos sería eso?) •Prohibir nuevas exploraciones de fuentes de energía •Legalizar el consumo de drogas alucinantes (¿para darles gusto a su amigo Benedetti y otros?) •Reformas, con tufillo castro-chavista, en los campos laboral, salud, pensiones, tierras, etc., contrarias a la razón de las cosas. Etc.

Le cuento que, de niño, el genio serbocroata Nikola Tesla construyó un “motor” que, supuestamente, accionarían dieciséis escarabajos al moverse. Me da la impresión de que una idea así se le pasó por su cabeza, Gustavo, al ordenar que sus amigos y amigotes desfilaran este pasado miércoles 27, en costosísimas concentraciones (miles de millones de pesos), para que, a modo de escarabajos, movieran el motor de aparente apoyo al gobierno del cambiazo, perdón, del cambio, tan escaso en buenos logros.

En marzo de 1516, la Corte española, reunida en la iglesia de Santa Gúdula, de Bruselas, proclamó a Carlos I Rey de España (el mismo Carlos V de Alemania), luego de fallecer su padre, el rey Fernando, en una ceremonia en la que un heraldo tomó el estandarte real de Castilla para gritar tres veces desde lo más alto de las gradas del altar: “¡El católico y cristianísimo rey don Fernando es muerto!”, tras lo cual hizo una pausa para afirmar también tres veces: “¡Vivo es el rey!”. Es que Carlos estaba vivo para comenzar su reinado. Se lo digo, presidente, para pedirle que, en los tres años que le quedan, no se haga el vivo del paseo y no se comprometa con tanto embeleco y tanta carajada. Mejor dedíquese a hacer cosas buenas, posibles y sostenibles por el país y a no propiciar el odio antisocial y la autodestrucción. 

INFLEXIÓN. En sus últimos años, Newton tenía la costumbre de observar el sol y las sombras sobre los muros de su casa, panorama que llega a conocer tanto, que, cuando le preguntaban la hora, miraba las sombras, no el reloj. Si, en lugar de creer lo que dice el Petro-socialismo, miramos las sombras del presidente y su gobierno, es fácil pensar que a este país se lo está llevando, no “un putas”, sino el putas

Creado Por
Ignacio Arizmendi Posada
Más KienyKe
El presidente se pronunció antes de la final de la Copa América para expresar su apoyo a la Selección Colombia.
Este es el histórico de triunfos de equipos en la Eurocopa.
Un gol de Oyarzabal en el minuto 86 terminó marcando la diferencia y dándoles la victoria a España.
Conozca la lista completa de patrocinadores oficiales que se subieron al bus para apoyar a la 'Tricolor' en la Copa América 2024.
Kien Opina