Augusto Solano

Presidente Ejecutivo de Asocolflores desde el año 2000. Ingeniero Industrial de la Universidad de los Andes y MBA del Wharton School, de la Universidad de Pennsylvania, asesor económico y financiero del Ministro de Desarrollo. Formó parte de las Juntas Directivas del Instituto Colombiano Agropecuario – ICA en representación del presidente de la República, la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), del Consejo Empresarial para el Desarrollo Sostenible (Cecodes, Presidente Junta Directiva), de Porvenir S.A. y de la Universidad ICESI.  También lo es de varias organizaciones de la floricultura internacional en los Estados Unidos y Europa.

Augusto Solano

Detrás de cada trabajador hay una familia y la entera sociedad

Hace dos días finalizó la XXXIV Asamblea Plenaria del Consejo de Empresarios de América Latina, CEAL, en la que el centro de discusión fue el “Diálogo empresarial frente al reto del desarrollo social y sostenible en América Latina”.

El CEAL reúne a reconocidos lideres de organizaciones privadas de diferentes sectores de la economía de 19 países latinoamericanos, Puerto Rico, Miami y la Península Ibérica. Uno de sus principales objetivos es el de promover la relación entre los empresarios y la sociedad; convirtiendo a sus integrantes en agentes positivos de desarrollo y transformación para las comunidades y entornos en los que adelantan sus actividades.

La Asamblea fue celebrada durante este año en la Santa Sede, e incluyó una audiencia con el Papa Francisco, quien pidió a los empresarios adelantar sus acciones “… desde una cultura del encuentro” ya que “…detrás de cada trabajador hay una familia, y la entera sociedad”.

No es de extrañar que el trabajo, la familia y la sociedad fueran señaladas por el Vaticano, y luego por los mismos empresarios que se dieron cita, como elementos fundamentales para impulsar el desarrollo de América Latina, más si tenemos en cuenta la crisis económica y social que vive, no solo la región, sino el mundo entero.

A lo largo de todo el encuentro se realizó un llamado para que la comunidad empresarial asuma su obligación con el capital social de nuestros países y actúe de inmediato, amplíe su visión e incida más allá de sus trabajadores. 

Esta reunión dejó en claro que, aunque el sector privado de la región sigue viendo a la generación de empleo como una de las prioridades locales más apremiantes en materia de desarrollo y sostenibilidad, también ha reconsiderado su análisis convencional, y ahora lo aborda con una mirada de conciencia social, comportamiento familiar y crecimiento conjunto.

Por otra parte, una reciente nota técnica de la Organización Internacional del Trabajo, OIT, titulada “Un crecimiento débil y crisis global frenan la recuperación del empleo en América Latina y el Caribe”, advierte que en estos países se enfrentará en el corto plazo un mercado laboral altamente complejo y cargado de incertidumbre y hasta podría estancarse por efectos colaterales de la guerra en Ucrania, las secuelas de la inflación, los altos niveles de endeudamiento y las consecuencias de la pandemia”.

Así las cosas, los resultados de la Asamblea de la CEAL y las observaciones de la OIT nos dejan en claro que urge al empresariado y a los gobiernos fortalecer las actividades productivas, defender los trabajos existentes, fomentar el emprendimiento e impulsar la oferta laboral, como una herramienta indispensable que asegure el desarrollo centrado en las personas y la sociedad, porque el futuro depende del trabajo y sin empresas no hay trabajo. 

Pero este compromiso que deben adquirir las organizaciones privadas se debe sustentar sobre unas políticas que, desde todos los niveles, públicos y privados, aseguren las condiciones necesarias para integrar y enriquecer la relación familia y trabajo por parte de las personas, las organizaciones y el estado. 

Y es que, si detrás de cada trabajador hay una familia y la sociedad entera, y el trabajo está en riesgo por diferentes coyunturas en América Latina, lo que tenemos que hacer, específicamente en nuestro país, es identificar conjuntamente lo que nos permitirá obtener mejores indicadores en lo que a desarrollo social se refiere.

Sin pesimismo, pero con urgencia, claridad y aterrizados en la realidad, sigamos dirigiendo nuestro diálogo empresarial, con los diferentes actores involucrados, en la construcción de un mejor país, desde la creación de oportunidades formales de trabajo, la formación, la educación y la defensa de la familia como pilar de nuestra sociedad.

No existe otro camino más que el de unificar esfuerzos que fortalezcan vínculos recíprocos dentro de un marco de democracia y de fomento del progreso socioeconómico. 

Creado Por
Augusto Solano
Más KienyKe
La ministra de Ambiente se reunió con la fiscal general Luz Adriana Camargo, para crear una nueva hoja de ruta que tiene el objetivo de frenar los crímenes ambientales.
La reconocida actriz dominicana habló con KienyKe.com sobre su personaje Nikki Batista, en la serie que se emite por AXN.
Conozca los millonarios salarios que obtienen los pilotos de la Fórmula 1.
Conozca la nueva herramienta de Twitter, ahora X, que le permitirá encontrar trabajo de forma sencilla.
Kien Opina