El poder de preguntar

Publicado por: maria.vargas el Mié, 22/09/2021 - 08:05
Share
Por: Robinson Castillo.

La humanidad no sería posible sin hacerse preguntas. Es una condición innata de las personas, plantearse interrogantes por todo nuestro entorno, de lo contrario jamás habría evolucionado. Crecimiento que aún no se detiene.

Cualquier conocimiento, en el plano que lo deseen ubicar, trae consigo el planteamiento de una pregunta. En la ciencia, medicina, educación, trabajo y las relaciones cotidianas. En todo, sin excepción. 

Los niños son los que mayor curiosidad expresan frente a muchos temas y preguntan de todo. Esa capacidad se va perdiendo en casi todos en la medida que vamos creciendo, asunto que debería ser al revés. Nunca dejemos de hacer las preguntas necesarias.

¿Cómo sabemos lo que realmente quiere la gente? Adivinen, hay que preguntárselo. Aunque no lo crean, muchos de los exitosos empresarios del mundo, tienen como base de sus triunfos económicos, el hecho de hacer las preguntas correctas. Y a partir de ahí, construir y ofrecer lo que la sociedad necesita.

Por estos días de precalentamiento electoral, abundan los mecanismos de consulta a la ciudadanía: Las encuestas, que no hacen tarea distinta que preguntar y los resultados son las tendencias por todos conocidas.

En política, el líder, candidato o mandatario, que no pregunte de forma asertiva y saber lo que reclama su electorado, es mejor que se dedique a otra cosa. El primer punto de una especie de manual de un buen político, debe encabezar el sencillo pero contundente: Preguntar y escuchar.

La gente debe ser reconocida, valorada y empoderada en la toma de decisiones. Jamás subestimen ese primer gran paso, no importa en el ámbito laboral o social que se muevan. La primera regla de oro de un acto de comunicación, es mostrar respeto por tu interlocutor. 

Preguntar debe ser un hábito diario en nuestras vidas. De la forma en que las formulemos, dependerá el efecto en los negocios, política, docencia, ciencia y un largo y sin fin etcétera. 

Repasemos algunas de las preguntas clásicas de la humanidad: ¿Qué pasa más allá de la muerte? ¿ Estamos solos en el universo? ¿Se podrá viajar en el tiempo?