Empresas sostenibles que impactan

Publicado por: maria.vargas el Jue, 27/01/2022 - 08:55
Share
Creado Por
Luis Betancur Correa
"La sostenibilidad empresarial hace referencia a la capacidad de realizar actividades durante largo tiempo".

La sostenibilidad empresarial hace referencia a la capacidad de realizar actividades durante largo tiempo, teniendo en cuenta criterios sociales, económicos y ambientales que aseguren la continuidad del negocio y beneficios a la comunidad en general. En definitiva, una empresa sostenible es aquella que aporta valor social, económico y medio ambiental. De hecho, el Índice de Sostenibilidad Dow Jones combina más de 600 variables con las que se cuantifica este valor.

Ya sea por las crecientes exigencias de los clientes o por normativas internacionales ante la emergencia climática global, las empresas sostenibles se están convirtiendo en uno de los motores de la economía mundial. Se trata de empresas que, además de prestar un servicio o vender productos, aportan una serie de beneficios adicionales a la población mundial.

La calificación de empresa sostenible, la otorgan diversos índices, como el Dow Jones Sustainability Index DJSI, elaborado por la firma de inversión Robecco SAM, que somete a las empresas a un detallado examen analizando prácticas laborales saludables, prevención de riesgos, respeto por los derechos humanos, proyectos  filantrópicos, entre otras. Este índice valora las buenas prácticas, siendo referencia para los inversionistas y los grupos de interés de la empresa y del sector, por su compromiso ambiental, su solvencia económica, su reputación y por contribuir a una mejora social.

Cada vez más empresas están trabajando para ser sostenibles y son reconocidas por implementar proyectos de largo plazo en asuntos como protección de la privacidad, protección medioambiental, inclusión financiera, así como implementar políticas de gestión de riesgos, gobierno corporativo, códigos de conducta, anticorrupción y antimonopolio.

Otras empresas aplican políticas de seguridad y salud tanto en la empresa como en  la comunidad, desarrollando programas de energía limpia y renovable, aseguramiento de agua potable y saneamiento, impulsando modelos de movilidad sostenible y estableciendo alianzas público privadas para desarrollar  ciudades y territorios inteligentes. Por esto cuando los trabajadores apropian los valores sociales, económicos y ambientales de la sostenibilidad, se logra una cultura sostenible comprometida con el bienestar social al dar uso cuidadoso, reutilizable y eficiente de los recursos que disponen.

Por esto, existen estrategias para transformar la actividad empresarial en espacios sostenibles, como economizar los recursos energéticos, aprovechar los recursos cercanos, implementar principios de economía circular y gestionar ecológicamente la movilidad.

Al economizar los recursos energéticos se mejora la productividad, haciendo más eficiente el lugar de trabajo y los flujos energéticos existentes, ya que al aprovechar la luz solar, por ejemplo, en vez de encender la calefacción, se genera un importante ahorro energético.

De igual manera, aprovechar los recursos cercanos, sin restringirse a los energéticos, se hace esencial para aprovechar las ventajas que ofrece el territorio donde se opera., como por ejemplo, en municipios donde hay sol intenso y permanente se pueden construir paneles que absorben la energía; o si hace mucho viento, se pueden desarrollar parques eólicos. Por esto es fundamental conocer los recursos existentes del territorio, conocer los proveedores del lugar, las materias primas existentes y el talento humano alrededor.

Otra estrategia esta en implementar los principios de economía circular, buscando reducir la entrada de nuevos componentes y reutilizar los ya utilizados. De igual manera los residuos deben ser gestionados internamente o reciclados lo que podría reducir en una tercera parte los gases de efecto invernadero.

La estrategia empresarial de sostenibilidad, debe tener en cuenta la movilidad. Usar carros contaminantes ocupados por una sola persona está pasando a la historia. Alternativas, como compartir el carro entre trabajadores, utilizar bicicletas, patinetas o el transporte público, aportan a la solución para la movilidad sostenible, solo que ciudades como las nuestras, con calles en mal estado, sistemas de transporte público inseguros e ineficientes es difícil lograrlo, salvo que exista una real voluntad política y compromiso ciudadano, aspectos que aportarían a la movilidad sostenible, económica  y amigable. La sostenibilidad es una cuestión integral, que atañe a todos los ciudadanos.

Los clientes valoran de las empresas, las acciones que ejecutan en materia de sostenibilidad y solidaridad, siempre que estas sean ciertas y realmente comprometidas con su propósito y sean parte integral de su misión, no simples campañas de marketing. Cuando las acciones en materia de sostenibilidad, tienen una intención puramente mercantil, son frágiles y el cliente lo nota afectando su permanencia y reputación.

Un cliente espera que las empresas aborden al mismo tiempo expectativas éticas, sociales y medioambientales. Por esto es clave anticiparse y gestionar estas expectativas de los diversos grupos de interés. De esta forma las empresas influyen positivamente en los clientes y en el mercado al convertirse en agentes de cambio, animando a otras empresas a adoptar este modelo económico responsable y equilibrado. En temas de sostenibilidad se trata de compartir, no de competir.

Por lo tanto, los clientes tienen cada vez más conciencia ecológica y adquieren productos y servicios de empresas comprometidas con el medio ambiente y con la sociedad. Ser sostenibles significa ser responsables con las nuevas generaciones y las actuales, promoviendo relaciones sociales sanas, cuidando los recursos naturales y la vida de todos los seres vivos. Las empresas con una estrategia sostenible comprometida y verdadera, obtienen enormes ventajas competitivas a largo plazo.

Los beneficios que experimentan estas empresas que apropian modelos de negocio en los que la sostenibilidad y la responsabilidad social corporativa son pilares fundamentales dentro de su estrategia, son innumerables. Por ejemplo, la eficiencia de los procesos por la incorporación de la sostenibilidad repercute en importantes ahorros, mejora la reputación de la marca, aumenta las ventas, atrae y retiene al mejor talento. Por lo tanto es un modelo que genera un cambio positivo en toda la cadena de valor, los proveedores, trabajadores, distribuidores, clientes y comunidad.

Es importante promover la Responsabilidad Social Corporativa y debe ser parte integral de la estrategia de la empresa. De lo contrario, las consecuencias serian desastrosas, ya que la falta de ética y transparencia, el uso irresponsable de los recursos y la falta de respeto por los derechos humanos, han llevado a empresas a sufrir crisis de reputación incidiendo en los resultados y la viabilidad futura.

Las empresas sostenibles y responsables, promueven la diversidad, la inclusión y la solidaridad a través de mejoras internas continuas y cuentan con credibilidad, respeto  y admiración, por parte de la sociedad. Por esto la sostenibilidad es un valor irrenunciable y apostar por ella compromete el futuro de una empresa, siendo la honestidad empresarial, un valor fundamental, como base de la confianza de todos los grupos de interés, por esto, lo intangible, es hoy en día mucho más tangible que nunca.

KienyKe Stories