Jarrones chinos

Publicado por: maria.vargas el Jue, 17/06/2021 - 11:39
Share
Por: Juan Restrepo.
Jarrones chinos

Tuve un amigo y colega periodista que solía decir: “No permitas que la realidad te dañe un buen reportaje”. Y el hombre le ponía más imaginación a sus escritos que la permitida por la ética. No era la excepción. Es famosa la anécdota de García Márquez cuando fue enviado a Quibdó a cubrir unas manifestaciones que ya se habían acabado. Cuentan las crónicas que organizó una en la capital chocoana para poder escribir sobre el asunto.

Guardando las debidas distancias a muchos políticos les suele pasar lo mismo. No quieren que la realidad les dañe un buen comunicado. Esta semana tenemos un bonito ejemplo que está haciendo las delicias en España. El pasado día 10 de junio, la presidencia del gobierno en Madrid emitió un comunicado anunciando el encuentro que tendría lugar entre Pedro Sánchez, primer ministro español, y Joe Biden, presidente de Estados Unidos, durante la cumbre de mandatarios de la OTAN en Bruselas el pasado día 14 de junio. El comunicado se extendía en los asuntos a tratar por ambos presidentes.

Llegado el momento de la cumbre, Biden ignoró a Sánchez olímpicamente porque el encuentro no estaba en su agenda, éste se le pegó durante cincuenta segundos cuando coincidieron por un pasillo y, mientras el gran jefe blanco caminaba hierático mirando al frente sin determinar al español, el otro le hablaba sin parar con el fin de que la cosa se viera ante las cámaras que seguían la escena.

Terminada la reunión de la OTAN, Pedro Sánchez dio una rueda de prensa en donde se explayó sobre los asuntos tratados con su colega americano durante aquel patético encuentro, que –según él– fueron desde las relaciones bilaterales hasta el recuento de un viaje que acaba de hacer a Latinoamérica, pasando por la felicitación que trasmitió al gringo por su “agenda progresista”. El resumen que hizo a la prensa de la “cumbre” con Biden duró cinco veces más que el paseíllo de ambos, que todos pudimos ver por televisión.

“Cincuenta segundos que estremecieron al mundo”, tituló con sorna alguien. Sánchez es un especialista en estos malabares. La semana anterior, durante una visita a Chile, dijo que se había hecho socialista cuando se enteró del golpe de Estado de Pinochet contra Salvador Allende. Dado que dicho golpe fue en 1973 y Pedro Sánchez nació en 1972, este precoz socialista abrazó ese credo político cuando tenía un año.

Estas cosas nos pueden incluso divertir, lo malo es que son dichas y hechas por tipos que tienen en sus manos el destino de mucha gente. Y, por supuesto, no son exclusivas de este personaje. En todas partes se cuecen habas y el mundo está plagado de mandatarios torpes, mentirosos, atrabiliarios, inútiles y hasta peligrosos.

Lo sorprendente del caso es que las naciones resisten en pie su paso por el gobierno. A un alto costo, es cierto, pero resisten. Los países no desaparecen. A ésos los echan los votos, a veces los golpes de Estado; algunos resisten hasta la muerte, tenemos que admitirlo, pero casi siempre pasan y luego caen en el olvido. En algunos países se convierten en jarrones chinos, es decir, en objetos muy valiosos pero que nadie sabe en dónde ponerlos. Esto último suele ser lo más normal.

Colombia no es la excepción a esta regla. Ha tenido mandatarios cínicos, inútiles, mentirosos y también peligrosos. La desgracia de este pobre país es que, a diferencia de otros lugares, aquí no se van. Se quedan “poniendo a pensar” al país o “dispuestos a servir” o siempre “al servicio de la patria”.

Qué envidia da, por ejemplo, un país como México en donde el presidente, que está apenas un escalón más abajo de Dios, cuando acaba el sexenio como dicen allí, a lo más que puede aspirar es a dirigir una editorial.

Postdata. A propósito de expresidentes. Se pregunta el nuevo y flamante embajador colombiano en Washington, Juan Carlos Pinzón, qué hace Juan Manuel Santos hablando a estas alturas de los falsos positivos. Copio la respuesta que le dio una colega en una red social: “Porque es historia, idiota”.

Siga a KIENYKE en Google News