David Luna

Abogado de la Universidad del Rosario con especialización en Derecho Administrativo de esta misma institución y Magister en Gobierno y Políticas Públicas de la Universidad del Externado. Fue Research Fellow en el MIT y cuenta con más de 20 años de experiencia en el sector público, donde ha ocupado diversos cargos como Ministro de Tecnologías de la Información y Comunicaciones, Alto Consejero Presidencial para las Regiones y Viceministro de Relaciones Laborales. También fue representante a la Cámara, concejal de Bogotá, edil de Chapinero y actualmente es senador.

David Luna

Mi propuesta en vivienda

El sol no se tapa con un dedo. La política de vivienda del Presidente no funciona.

¿Qué hacemos? La vivienda tiene un impacto positivo en varios aspectos. No solo promueve condiciones saludables y productivas en los hogares, sino que también garantiza seguridad y proporciona acceso a servicios básicos como agua, saneamiento, conectividad y ventilación adecuada. A su vez, la construcción de edificaciones es un motor de empleo y dinamizador de desarrollo. Estudios del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) muestran que impacta 78 ramas de la economía, como las industrias de materiales, el transporte de carga, el sector financiero y, por supuesto, el mercado inmobiliario.

Sin embargo, el 2023 fue un año perdido. Del presupuesto para programas de vivienda, solo se ejecutó la mitad de lo comprometido. Las compras de viviendas pasaron, de 202 mil en 2022, a 89 mil en 2023. Frente al 2022, las asignaciones de subsidios de "Mi Casa Ya" disminuyeron un 22% y los desembolsos un 18%. La tardanza entre la asignación y el desembolso del subsidio aumentó un 55%, llegando a 5 meses en promedio. El sector perdió cerca de 30 mil empleos y los ingresos anuales de los micronegocios de construcción se redujeron en 70 mil millones de pesos. En resumen, la vivienda se convirtió en un freno del crecimiento económico de 2023.

En el 2024 la situación no da tregua. Frente al 2023, las compras de vivienda disminuyeron un 25% en el primer bimestre y el inicio de nuevas obras cayó un 39%. Así, las compras de Viviendas de Interés Social (VIS) cumplen 20 meses cayendo y las iniciaciones 12. Mientras tanto, de los 912 mil millones de pesos asignados para coberturas de tasas, solo se han ejecutado 66 millones. En cuanto a metas, este año se asignarían 50 mil subsidios, dos mil menos que los 52 mil del año pasado, malos resultados y peores objetivos.

Con 1.3 millones de familias sin techo, necesitamos hacer más. El ministro de Hacienda ha resaltado la importancia de más subsidios a la tasa de interés, ojalá lo haga. De igual forma, alcaldías y gobernaciones pueden implementar más subsidios regionales, desligándolos de los requisitos de “Mi Casa Ya”. Más bancos deben llamarse, estimularse y premiarse por establecer tasas preferenciales para la adquisición o construcción de vivienda. Deben destinarse y ejecutarse más recursos, se estima que con una inversión adicional de 1 billón de pesos se apalancarían cerca de 40 billones en ventas, impulsando más de 270 mil empleos anuales durante cuatro años.

Necesitamos un gran plan de reactivación de la vivienda. Flexibilizar el procedimiento para adquirir subsidios de vivienda es una vía para reactivar la economía y colaborar con el sector privado para cofinanciar a pequeños constructores o compradores es un gana-gana para el país. Explorar nuevas ideas en el campo de las incipientes “PropTech” o el “Crowdfunding Inmobiliario” es una tarea pendiente. Garantizar el acceso a vivienda es el cimiento para la consolidación de las familias y su futuro.

Creado Por
David Luna
Más KienyKe
La influenciadora habló sobre lo que le cobraría a su novio mensualmente para que dejara que este la mantuviera.
Petro recuerda 'La vorágine' y dice que Colombia sigue con el odio de hace cien años.
Así lo mencionó el presidente de Brasil en su intervención durante la inauguración en la Feria Internacional del Libro de Bogotá este miércoles.
En el aniversario de la muerte del nobel colombiano, ambos países rindieron homenajes a García Márquez.