Martha Peralta Epieyú

Senadora de la República por el Pacto Histórico. Presidenta del Movimiento Indígena Social y Alternativo (MAIS). Presidenta de la Comisión Séptima Constitucional del Senado. Abogada de la Universidad Externado de Colombia, Especialista en Derecho Ambiental de la Universidad del Rosario, Magíster en Gobierno y Políticas Públicas. Lideresa indígena, habladora del wayunaki.

Martha Peralta Epieyú

No pierde Petro, pierde Colombia

La Reforma a la Salud es una alternativa de vida del Gobierno Nacional, sus objetivos principales son garantizar el derecho fundamental a la salud de los colombianos y cuidar de su salud con un modelo preventivo que no arriesgue sus vidas, dignificando las condiciones laborales de los trabajadores de la salud y fortaleciendo la atención en salud en el área rural. 

Este último punto es fundamental para mí, crecí viendo las consecuencias de un sistema de salud negligente en un Departamento históricamente vulnerado, La Guajira; un territorio de pobreza extrema, condiciones que hacen imposible el transporte, temperaturas alarmantes y deficiencia del acceso al agua potable, una de las principales causas de los profundos problemas de salud como la desnutrición infantil. Las áreas rurales han sido históricamente aisladas y abandonadas, un sistema de salud preventivo y asequible para todos es cuando menos lo mínimo que necesita mi Departamento.
  
Recuerdo hace unos meses, un testimonio que me conmovió mucho durante una de las audiencias públicas sobre la Reforma que realizamos desde la Comisión Séptima del Senado, con su bastón en mano Spencer Rivadeneira, Médico Pediatra y Presidente de la Sociedad Colombiana de Pediatría Regional Guajira, le enviaba un mensaje contundente al Congreso de la República: “no es cierto que si le tumban una Reforma a Petro le dan un golpe a Petro, eso es mentira, le estarían dando un golpe al pueblo colombiano y al pueblo guajiro”. La vehemencia de su intervención generó los aplausos y apoyo de la audiencia.

La Guajira tiene una de las tasas de mortalidad por Enfermedad Diarreica Aguda (EDA) más alta de todo el país, con 8,1 muertes por cada 100.000 niños y una de las tasas de mortalidad por Infección Respiratoria Aguda IRA más altas del país, con un 14,5. La desnutrición aguda, moderada y severa, la mortalidad materna, mortalidad perinatal y neonatal tardía también son problemáticas de salud de alto riesgo en La Guajira. 

Lamentablemente la corrupción ha saqueado y debilitado aún más el sistema de salud de territorio. La Reforma a la Salud amenaza el negocio de corrupción que se ha tejido por años a través de las EPS y a costa de la vida de los colombianos, es de esperar que los que se han beneficiado de la corrupción de la salud y los politiqueros se muestren en desacuerdo e intenten por todas las vías troncar un Proyecto que le apuesta a la honestidad a través de la vigilancia correcta de la gestión de los recursos y a la protección de la vida de los colombianos. 

El ex vicepresidente de la República, Germán Vargas Lleras, asume una posición opositora que no sorprende, históricamente se ha mantenido en un gris político que manipula siempre lo que le conviene, se ha dedicado a criticar al Gobierno de Gustavo Petro y a difundir las narrativas de oposición sin mayor argumento. Podría afirmar que esto se relaciona con sus bien conocidas, pero fallidas, intenciones de llegar a la Presidencia de la República y con su cercanía con las maquinarias y personajes políticos a los que no les conviene que se acabe el negocio de la salud en Colombia, además de deseo por figurar y acaparar la atención mediática que le sirve para hacer campaña política.

Hoy quiero aprovechar para aclararle varios puntos a Vargas Lleras: me parece curioso que mencione que la Reforma fragmentará un sistema que ya está fragmentado. Con el sistema actual las personas mueren esperando una cita médica, autorización o traslado, todo lo manejan las EPS a través de sus propios convenios y como si fuera poco, se auditan ellas mismas el manejo de los recursos, eso no tiene sentido para nadie, al contrario, nos deja con muchas preguntas. 

Con la Reforma a la Salud no habrá más excusas para la atención de los colombianos, que no estén al día en pagos, que no haya agenda, que la EPS se termine lavando las manos sin asumir la atención de los pacientes, y lo que más temen, una auditoría profunda y honesta de los recursos de la salud, todo eso quedaría en el pasado con la Reforma. Ahora pregunto: ¿por qué tantas ansias de hundirla?

Al contrario de lo que el Expresidente menciona, las EPS no están “arrodilladas”, las EPS están reconociendo las falencias del sistema que siguen llevando a muchas a la quiebra. 

Finalmente, la Reforma a la Salud no acaba con las EPS ni las destruye como algunos se han esforzado por decir, las EPS se convierten en Gestoras de salud y vida. Las Entidades Promotoras de Salud (EPS) que actualmente se encuentran operando en el Sistema General de Seguridad Social en Salud como administradoras y pagadoras del sistema, pasarían a ser el apoyo del Estado siendo ahora GESTORAS: es decir, actuando como coordinadoras y auditoras del sistema, siendo entonces el Estado el nuevo rector del sistema.

Nuevamente le pido a los Congresistas de la República que no se hagan los de oídos sordos frente a la que ha sido una demanda popular y deseo del pueblo. 

Creado Por
Martha Peralta Epieyú
Más KienyKe
Esta iniciativa, una de las principales reformas sociales del presidente Gustavo Petro, obtuvo 88 votos a favor y 23 en contra.
La joven activista colombiana envió un emotivo mensaje en apoyo a los jóvenes con capacidades especiales.
A los 73 años, murió uno de los más grandes ilusionistas de Colombia y el mundo.
El mandatario aún no confirmó cuáles serán los cambios en el gabinete, pero que se darán el 20 de julio.
Kien Opina