Patentes contras Leishmaniasis: Se buscan inversionistas

Publicado por: maria.vargas el Vie, 13/11/2020 - 10:56
Share
Por: María Piedad Villaveces.
Maria Piedad Villaveces

En Colombia, cada día se ven afectadas más personas por las picaduras de insectos que transmiten la leishmaniasis, una enfermedad infecciosa que afecta la piel, mucosas o vísceras. En el 2019 el Instituto Nacional de Salud (INS), en su boletín epidemiológico, confirmó que gran parte del territorio rural colombiano cuenta con las condiciones ecológicas y epidemiológicas propicias para la aparición de focos de casos de leishmaniasis en sus tres formas clínicas. En total en el mundo, esta enfermedad afecta a cerca de 2 millones de personas anualmente de las 350 millones de personas en riesgo de contraerla.

Ante esta realidad, investigadores de diferentes universidades y grupos de investigación de Colombia han estudiado la enfermedad para proponer soluciones que ayuden a controlar la enfermedad o mitigar sus efectos. 

Como resultado, en el 2016 la Universidad Nacional de Colombia patentó un parche polimérico para el tratamiento de la leishmaniasis. En ese momento se abrió la esperanza para mejorar el tratamiento de esta enfermedad tropical además de permitirle a la Universidad Nacional comercializar un producto que podría traer importantes ingresos que podrían destinarse para la financiación de investigación. 

A principios del 2020 la Universidad de Córdoba patentó una ‘Moléculas tipo estirilquinolinas con actividad‘ que, en otras palabras, es un ungüento o crema para que las personas infectadas por la leishmaniasis se unten en el cuerpo repeliendo la enfermedad. 

Hace unos pocos días la Superintendencia de Industria y Comercio otorgó una patente al Programa de Estudio y Control de Enfermedades Tropicales - PECET de la Universidad de Antioquia por la invención del hidrogel que comprende acrilamida y ácido acrílico para el tratamiento de leishmaniasis cutánea. 

Sin embargo, según información de la líder del proyecto de la Universidad Nacional, Lucy Gabriela Delgado, a la fecha esto no se ha logrado dar el paso siguiente que es conseguir el registro sanitario. 

La inversión no es muy grande: se trata de aproximadamente 3000 millones de pesos. Con el impacto que puede llegar a tener en Colombia y el mundo el uso de estos medicamentos en una población de 350 millones de personas en riesgo de contraer leishmaniasis, parece un negocio muy seguro. 

El caso de la Leishmaniasis muestra la capacidad de la comunidad científica colombiana de responder a retos importantes de la población nacional y del mundo. En este momento se necesita que los industriales crean en esta comunidad e identifiquen su capacidad para generar una industria de base tecnológica con capacidad de impactar mercados nacionales e internacionales. Es decir, que vean oportunidad de negocio en esos desarrollos científicos.   

Esperamos que en Colombia tengamos esos visionarios que vean que ya están dadas las condiciones para comercializar productos de base tecnológica - made in Colombia.

Siga a KIENYKE en Google News