Petro y su transición energética: ¿pasar del éxito a la incertidumbre?

Publicado por: maria.vargas el Mar, 23/11/2021 - 08:25
Share
Por: Robinson Pedroza.

El domingo pasado, vi la entrevista del senador Petro, donde sin sonrojarse, dijo que, si ganaba las elecciones, al día siguiente cancelaría todos los proyectos de exploración petrolera. A su vez, basó su tesis en los resultados del COP26 de Glasgow.

Y ahí viene mi primera pregunta: ¿Senador, usted estuvo en Glasgow y participó en algún panel de conferencistas? ¿Sabe usted lo que se decidió allí? Hasta donde sé usted no estuvo allá, y me parece que tampoco está enterado del contenido final del documento con el que se cerró la cumbre. ¿Sabe qué decidieron? Con gusto le informo, los países ratificaron reducir gradualmente sus emisiones de gases y se les sugirió fortalecer esos esfuerzos para el 2030, donde cada año se harán reuniones de seguimiento. En ninguna parte del documento se habla de unilateralmente cancelar proyectos de exploración petrolera. No sé de dónde infiere usted que, entonces en Colombia si hay que cancelar estos proyectos. Senador Petro, usted está mintiendo, le sugiero revise lo que en realidad pasó en el COP26 y no desinforme al país.

Al mismo tiempo, ¿sabe qué más pasó en Glasgow? El presidente Duque, representantes del gobierno y empresas del sector petrolero, incluida su empresa favorita Ecopetrol, le mostraron al mundo lo que se está haciendo en materia energética, donde Colombia salió reconocido como líder mundial en incorporación de energías renovables, y países líderes como Alemania, Noruega, etc. van a invertir en el país inicialmente casi USD$400 millones en proyectos energéticos.

Usted habla que cuando sea presidente hará una “transición energética tranquila, segura y seria”. Como se puede dar cuenta, ya hay una transición segura y seria en implementación. Lo invito a que le explique al país cuál es su modelo de transición energética tranquila, segura y seria, y sobretodo cómo va a hacer para atraer inversión extranjera que siga fortaleciendo las estrategias de energías renovables ya existentes.

Senador, sé que usted representa un liderazgo importante dentro del movimiento progresista del país, exaltando a países como Noruega, Canadá, Alemania, entre otros, y los pone como referencia en términos de equidad social, indicando que es hacia esos modelos donde Colombia debería dirigirse. Qué bueno sería si le contara a su base que países como Noruega, lograron el cierre de brechas y equidad social a través del Fondo del Petróleo, y desde hace más de 30 años ha sido la industria de hidrocarburos la que ha fondeado todos los proyectos sociales en ese país.

De igual forma, Canadá tiene un mix energético totalmente diversificado, incluyendo producción de crudo a través de fracking en algunas partes de su territorio, sumado a que en el exterior tienen empresas minero-energéticas. En el caso de Colombia, hay más de 30 empresas canadienses en el sector, generando fuentes de empleo directas e indirectas. Con respecto a Alemania, es el país de la comunidad europea que más consume gas natural en su matriz después de Rusia.

Así que, senador Petro, si usted quiere ser coherente con su discurso y llevar a Colombia hacia un modelo como el de esos países, ¿por qué se opone tanto a la industria petrolera? La gente necesita respuestas concretas, no verdades a medias. Un gran fondo petrolero, donde esos recursos sean utilizados para generación de empleo, fortalecimiento del sector industrial, educación gratuita y de calidad, servicios de salud accesibles a todos y una pensión competitiva para todos, es el modelo socio económico que usted debería estar promoviendo, concordante con los discursos de inclusión y cierre de brechas que tanto expone.

Por otro lado, ¿sabe usted cuánto le costaría al país suspender todas sus actividades de exploración/producción petrolera y tener que importar combustibles para cubrir nuestra demanda energética? Le respondo: su idea le costaría al país entre 30 y 35 billones de pesos anuales. En materia de impuestos y regalías, Ecopetrol en el 2019 le generó al país 26 billones, siendo record histórico. Sin embargo, ¿usted quiere llevar al país a endeudarse 30-35 billones por concepto de importaciones energéticas? Siendo Colombia un país autosuficiente energéticamente, usted nos va a llevar a importar combustibles, eso es totalmente inaceptable senador.

De nuevo, no logro entender su lógica financiera, ya que este no será el único gasto que tendrá que hacer. Recuerdo bien que, en la época de los paros, usted y el resto de los auspiciadores exigían que el gobierno desembolsara unos fondos para renta básica y otros conceptos, y eso era del orden de 81 billones de pesos anuales. Súmele los 30 billones que tendríamos que pagar por importación de combustibles y tenemos 111 billones de pesos anuales, sólo en esas dos áreas. Por favor, explíquele al país, ¿de dónde va a sacar esos recursos? ¿Y el resto del presupuesto para el funcionamiento del estado de dónde va a salir?

Su modelo de transición energética binaria es más parecido a una recesión energética. Colombia necesita terminar de unificar su matriz, donde el gas natural sea el combustible puente para llegar a un escenario de carbono neutralidad, y el país necesita una continuidad en las políticas de diversificación energética, donde el énfasis sea la exploración de petróleo y gas, y si, también hay que incluir el fracking dentro de la ecuación, porque de ahí van a salir los recursos para cubrir las necesidades sociales que usted quiere capitalizar.

Le recuerdo senador, que usted dice conocer de temas energéticos, por lo que debería saber que la forma más eficiente de cerrar las brechas sociales es a través de la incorporación equitativa de sistemas de energías, y la prioridad del país es ofrecer cobertura a toda la población, donde necesitamos aumentar esa cobertura de 33 millones que ya tienen gas natural a los más de 50 millones que somos, y que en conjunto con una estrategia robusta de electrificación, haga que el país empiece a recorrer senderos de competitividad, pero con tristeza veo que sus propuestas obsoletas se alejan de esos objetivos.

No quiero extenderme más, porque fácilmente podría escribir 50 hojas haciéndole recomendaciones, pero le estaría haciendo la tarea, y es su responsabilidad saber estas cosas que le estoy mencionando. Nuestro país necesita que el próximo presidente sea un líder con cualidades de gerente y estadista, no una caricatura de líder populista de república bananera que tanto daño le ha hecho a nuestra región. El balón está en su campo senador, no manipule a la gente y diga la verdad, eso es lo mínimo que se espera de alguien que desea gobernarnos.

KienyKe Stories