Gestionando una vida eléctrica

Mié, 13/03/2024 - 11:17
En la actualidad, hay plataformas cibernéticas programadas para reinvertir y corregir las frecuencias alteradas por frecuencias reprogramadas, con el fin de restituir la armonía y el equilibrio energético.
Créditos:
Cortesía Amos from Stockph

La interacción entre la energía, la materia y la consciencia es la base de la evolución humana. En el año 1905, el fiísico alemán de origen judío, Albert Einstein, desarrolló su famosa ecuación: E=mc2, demostrando que la energía (E) es igual a la masa (M) multiplicada por la velocidad de la luz (C2). En otras palabras, la energía y la masa son intercambiables pues son formas diferentes de la misma cosa. 

De esta manera, la materia puede descomponerse en átomos y partículas subatómicas. De acuerdo a los descubrimientos de la física cuántica,  se observa que un fotón o partícula de luz, se mueve simultáneamente hacia delante y hacia atrás en las líneas de tiempo, es decir, todo es energía.

La existencia es energía, los objetos inanimados y los seres animados también lo son. Por lo tanto, la inteligencia del observador y lo observado son energía de pensamiento, la cual influye en nuestro cuerpo, emociones y consciencia desde diferentes longitudes de onda y potencia magnética. Si esta trilogía energética (materia, energía y consciencia) funcionan en armonía y en coherencia, la salud integral estaría presente en nuestra vida diaria.

No es por azar, que en la última década el término `electro-estrés` se esté utilizando como una explicación al incremento de las consultas médicas, psicológicas y terapéuticas, de personas que sufren de insomnio, fatiga, irritabilidad, agresión, depresión, ansiedad, inestabilidad emocional, fobias, pánico, hiperactividad, déficit de atención generalizado, mareos, vértigo, adicciones, hipertensión arterial, bajo sistema inmunológico, gripas, alergias, problemas de tiroides y cáncer, entre otras. 

Todas estas patologías físicas y psicológicas, no sólo se presentan en los lugares de trabajo, sino también, por desgracia en nuestros propios hogares. Estamos rodeados de innumerables fuentes naturales de radiación como los rayos cósmicos, la radioactividad, el flujo magnético terrestre y hechos cotidianos como la luz solar. 

En este siglo XXI, el hombre ha creado mediante la inteligencia artificial y la nanotecnología innumerables fuentes eléctricas que nos afectan, desde las ondas de radio, hasta la iluminación de las pantallas de los computadores y celulares, los hornos microondas, las tabletas y celulares, junto con otros equipos electrónicos. 

Existen dos tipos de radiaciones a las cuales estamos expuestos. Por una parte, la la radiación ionizante, que contiene suficiente energía electromagnética para alterar las reacciones químicas, convirtiendo las moléculas parcial o totalmente en iones, es decir, puede aumentar o disminuir la carga de electrones respecto a una molécula neutra. Generalmente, los Rayos X y Gamma, son los tipos de emisión más comunes. 

Por otra parte, está la radiación no ionizante de baja energía, que no es capaz de ionizar la materia con la que interactúa y está clasificada en dos grupos: a). la radicación electromagnética (líneas de corriente eléctrica o campos eléctricos estáticos, ondas de radiofrecuencia utilizada por las emisoras de radio, las microondas de los electrodomésticos y telecomunicaciones ) y b). la radiación óptica, que emana rayos infrarrojos, luz visible y radiación ultra violeta.

Así pues, se conocen tres tipos de efectos de las radiaciones no ionizantes. El primero, es el efecto térmico: cuando la energía electromagnética causa un aumento prudencial en la temperatura de la persona, siendo los órganos más afectados el humor vítreo del ojo, el cristalino, el hígado, el páncreas, los ganglios linfáticos, el estómago, la vejiga y la vesícula biliar. 

El segundo, los efectos no térmicos, donde la acción acumulativa de este tipo de radiación no ionizante se da principalmente en personas que han trabajado cinco años o más con equipos de radiolocalización, alterando la actividad cerebral (atención, concentración y memorización). 

El tercero, los efecto atérmicos, que son inducciones de corriente eléctrica que sobre estimulan las células nerviosas y musculares produciendo sobrecargas de electro-estrés, alterando los funciones físicas, emocionales y neuronales de las personas expuestas.

Las nuevas opciones para el equilibrio integral

konciencia
Créditos:
Cortesía Jr Korpa

En la actualidad, hay plataformas cibernéticas programadas para reinvertir y corregir las frecuencias alteradas por frecuencias reprogramadas, con el fin de restituir la armonía y el equilibrio energético.

Tal es el caso del software Trascendenz/Q o el programa Keeper/Q, donde los asesorados se benefician rápidamente de la descontaminación de sus cargas electromagnéticas, a través de estos programas orientados a la prevención de la salud física, el equilibrio y la sincronización emocional y mental, junto con la conexión interior para un despertar espiritual. 

A continuación, quiero hacerles una breves recomendaciones a los lectores de la seccion Konciencia de kienyke.com

 Baja Frecuencia:

– Procura evitar aparatos eléctricos o cableado eléctrico cercano al cabezal de la cama.

– No trabajes con computadores portátiles o tabletas sobre tu cuerpo durante largos periodos, más aún si están conectados a la red inalámbrica. 

– No dejes que tus hijos se aproximen en exceso al televisor y evita tiempos extensos en lugares como la cocina, donde hay aparatos de gran consumo energético (microondas, neveras, hornos eléctricos o electrodomésticos).

– Camina descalzo por algunos minutos para polarizar la carga eléctrica.

– Procura tener mascotas como gatos, perros o peces que son pararrayos biológicos.

– Mantén un ambiente de música relajante o clásica, con intensidades medias de luz.

– Aprende a meditar y a tener una vida interior menos dependiente de los estímulos tecnológicos externos.

– Dispon de más tiempo para ti mismo, alimentando tu espíritu con libros y publicaciones de desarrollo personal.

– Es importante tener en la casa o apartamento, una adecuada toma de tierra o polo a tierra, con el fin de reducir la contaminación por campos eléctricos.

– Si va a comprar vivienda evite la cercanía extrema de torres de alta tensión o transformadores y si vive cerca de alguno de estos generadores electromagnéticos, lo mejor es considerar mudarse a un lugar más sano.

Alta Frecuencia:

– Intenta no abusar del uso del teléfono móvil. Mira opciones como el uso de un manos libres, para que las ondas no entren en contacto directo con su cara.

– No dejes encendido todo el día el Wifi de su router. La mejor recomendación es que sustituya el acceso inalámbrico, mediante cable de red o bien un PLC que permita usar su propia red eléctrica y enchufes como red local.

– Observa bien tu entorno, antes de adquirir una vivienda donde a pocos metros encuentres antenas repetidoras de telefonía móvil o radares.

– Cultiva plantas y procura rodear tu hogar con estos seres vivos, hábleles y envíales pensamientos de alta vibración.

– Aprende a tener espacios de silencio, meditación y oración recordando que: “somos lo que pensamos”. Por eso, cambia el habito de estar y sentirte mal, por el habito de estar y sentirte bien, gestionando el adecuado manejo del electro-estrés.

Creado Por
Armando Martí
Más KienyKe
Por segundo día consecutivo los taxistas se toman las calles de la capital colombiana para protestar. 
En un video quedó registrado el comportamiento de un profesor de la reconocida universidad contra una de sus colegas.
Estos fueron los presentes que intercambiaron los mandatarios durante su encuentro en Bogotá.
Su música fue elegida para entretener al público durante el show central de la Gran Batalla de Boxeo en Barranquilla.