Sanando las emociones

Publicado por: david.palencia el Mié, 01/09/2021 - 11:50
Share
Creado Por
Armando Martí
Si quieres estar tranquilo y en armonía, debes reparar con amor y paciencia el daño que hayas causado a las personas en el pasado. El miedo es lo opuesto al amor.
Sanar emociones - Armando Martí
Créditos:
Elia Pellegrini

Evita tomar decisiones cuando en tu mente y corazón existan el enojo, la amargura y la confusión. Reposa y cálmate. Medita y reflexiona. Luego, inténtalo nuevamente.

Si quieres estar tranquilo y en armonía, debes reparar con amor y paciencia el daño que hayas causado a las personas en el pasado. El miedo es lo opuesto al amor.

Suelta tus prejuicios y rencores para gozar la felicidad de un alma libre en el momento presente. Recuerda, la amabilidad y una respuesta tranquila desarman cualquier ataque de ira y agresividad contra nosotros.

Por eso, el dolor emocional no se encuentra en la rendición o en la aceptación, habita en la resistencia que haces al momento de imponer tu voluntad a través de un ego enfermo. Aquellos que viven dominados por los impulsos, cometen errores frecuentemente, pidiendo luego, ser corregidos para liberarse de sus culpas.

El sustento de la estabilidad emocional es el encuentro de la autenticidad al aceptarnos a nosotros mismos, sin buscar la aprobación de los demás. Cuando le dices a alguien – “No sé que hacer con mi vida” – pones en sus manos el poder de decidir por ti y dominar tu propia existencia.

La voz del Terapeuta y Escritor Armando Martí©️ para la sección Konciencia de KienyKe.com. Escúchalo, disfrútalo y compártelo:

Cada decepción te da más experiencia, cada traición despierta más tu inteligencia y cada dolor te vuelve más fuerte. La vida es sabia. En consecuencia, la ansiedad y la angustia no se producen por pensar en el futuro, sino por tratar de controlar lo que puede llegar a suceder.

Por esta razón, la mayoría de los reproches y críticas hacia los demás, incluyendo a nuestra propia pareja, son un intento subconsciente que en psicología se conoce como proyección. Este concepto consiste en ocultar nuestras propias emociones tóxicas, al igual que un inestable y conflictivo temperamento.

Finalmente, si quieres sanar las emociones necesitas: introspección para reconocer los defectos de carácter, meditación para hallar una salida y oración para esperar guía y respuesta.

En los días difíciles controla tu ansiedad, frena tu irritación y pesimismo, cambia de canal a uno que te devuelva tu armonía interior. Eso se consigue practicando la buena intención y los pensamientos positivos en la cotidianidad.

“Reconocer” es una palabra tan importante y liberadora, que si intentamos leerla al revés dirá siempre lo mismo: reconocer. El examen diario de mi Yo interior, habilitará poco a poco, el maravilloso proceso de vivir conciliado con el universo y con mis emociones sanas.

Por: Armando Martí