Asesinado periodista en Tarazá, Antioquia

Asesinado periodista en Tarazá, Antioquia

12 de agosto del 2014

Este martes hacia las 2:15 de la tarde, el periodista Luis Carlos Cervantes Solano se desplazaba en una moto por un barrio de Tarazá cuando fue interceptado por tres hombres que le dispararon para matarlo.

Fue el final de una serie de amenazas que comenzaron en 2010 cuando, como corresponsal de Teleantioquia, hizo una serie de informes sobre casos de corrupción en los municipios del Bajo Cauca Antioqueño. La más reciente fue el 22 de julio, cuando recibió un mensaje diciéndole que disponía de dos horas para abandonar el municipio. El periodista se desplazó a Medellín, en donde, para acabar de ajustar, fue notificado por la Unidad Nacional de Protección de que se le retiraba su esquema de protección, pues los estudios de riesgo lo calificaban de nivel bajo de peligro.

Ante las amenazas constantes y luego del estallido de una granada a pocos metros de su emisora La Morena, Cervantes había decidido dedicarla a la programación musical, sin noticias.

La Fundación para la Libertad de Prensa (Flip) emitió un comunicado de rechazo y denuncia, en el cual hacen fuertes cargos a la Fiscalía por la inadecuada investigación de las denuncias hechas por el periodista Cervantes.

La Gobernación de Antioquia ofreció una recompensa de $20 millones por información sobre los asesinos quienes, al parecer, hacen parte de “los urabeños”.

Por su parte, la Unidad de Protección emitió un comunicado expresando que las amenazas recibidas por Cervantes no tenían nada que ver con su profesión y que el retiro de su esquema de seguridad fue decidido en un comité en el cual hay representantes de la Flip y de la Federación Colombiana de Periodista, ninguno de los cuales se opuso.