“Charlie Hebdo” sacará en portada dibujo de Mahoma triste

“Charlie Hebdo” sacará en portada dibujo de Mahoma triste

13 de enero del 2015

El semanario satírico “Charlie Hebdo” ha elegido para la portada de su próximo número, que saldrá a la venta este miércoles, una caricatura de Mahoma en la que el profeta sostiene un cartel de “Yo soy Charlie”, popularizado como lema de solidaridad con los doce fallecidos en el ataque a la revista.

La imagen, filtrada en las redes sociales y firmada por el dibujante Luz, muestra a Mahoma con el semblante triste y una lágrima en su ojo izquierdo, bajo la frase “Tout est pardonné” (Todo perdonado).

Ese número, el primero desde el atentado del pasado miércoles, en el que murieron ocho de sus periodistas, entre ellos su director, Charb, y cuatro de los caricaturistas más conocidos de Francia, tendrá una tirada especial de tres millones de ejemplares.

De otro lado, más de un millón de personas desbordaron las calles de París en una manifestación sin precedentes llena de emoción que, a menudo entre aplausos, reivindicó la libertad de expresión y la tolerancia frente al extremismo terrorista.

Durante unas horas París se convirtió en la capital del mundo, con la presencia de casi 50 líderes políticos extranjeros que encabezaron la marcha, y miles y miles de ciudadanos anónimos que expresaron, en silencio, con pancartas y cantando la Marsellesa, su conmoción por los atentados yihadistas de esta semana en Francia.

Fue un homenaje multitudinario e histórico, de franceses de todas las comunidades, a los 17 fallecidos en los ataques, con predominio de los mensajes “Yo soy Charlie”, el lema popularizado en internet en recuerdo de las doce personas fallecidas el miércoles en la masacre de la revista “Charlie Hebdo”.

Junto a banderas francesas y muchas viñetas de la revista, “Yo soy Charlie, soy policía, soy árabe, soy judío, soy francés” se leía en otros carteles de esta llamada “marcha republicana”, pues los ataques terroristas tuvieron como objetivo a periodistas, policías y miembros de la comunidad judía francesa.

Entre impresionantes medidas de seguridad y la protección de 2.200 policías, la manifestación reivindicó los valores de la República francesa, como la libertad de expresión, la tolerancia y la democracia, según explicaron a Efe muchos participantes, que no recordaban una concentración semejante en décadas.

De igual manera, decenas de miles de ciudadanos salieron a la calle en distintas ciudades de Alemania para mostrar su rechazo al movimiento Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente (Pegida), que volvió a reunir en Dresde a miles de seguidores.

La contramanifestación más concurrida, con alrededor de 30.000 personas según los medios locales, tuvo lugar en Leipzig, la segunda ciudad más grande de Sajonia y situada a apenas 120 kilómetros de Dresde, la capital del estado.

Al sur del país en la capital de Baviera más de 20.000 personas se sumaron a la marcha convocada bajo el lema “Múnich es multicolor”, una manifestación en la que se mezclaron los llamamientos en favor de la tolerancia con la condena del terrorismo y del atentado cometido el pasado 7 en París contra el semanario satírico francés “Charlie Hebdo”, en el que murieron doce personas.

Por su parte, alrededor de 1.500 personas secundaron el llamamiento islamófobo de Pegida en Múnich, cuyo alcalde, Dieter Reiter, condenó públicamente cualquier tipo de “racismo, antisemitismo o violencia de derechas”.

En Hannover salieron a la calle 11.000 ciudadanos contra la islamofobia, mientras que alrededor de 4.000 se concentraron en Berlín para mostrar su rechazo a los 400 seguidores de Pegida que se concentraron en la capital del país. Con información de EFE.