China bloqueó Instagram en medio de las protestas en Hong Kong

China bloqueó Instagram en medio de las protestas en Hong Kong

30 de Septiembre del 2014

Con plantones, marchas, arengas y multitudinarias manifestaciones, unos 100 mil personas exigen al gobierno central chino permitir a los hongkoneses elegir libremente a su gobernante para los comicios de 2017.

Los manifestantes pretenden bloquear el corazón financiero de la ciudad con el objetivo de que sus requerimientos sean tenidos en cuenta. Sin embargo, hasta ahora el férreo gobierno chino ha hecho oídos sordos a la protesta ciudadana y por el contrario ha otorgado permisos especiales para que la policía pueda usar gas lacrimógeno y gas pimienta contra los manifestantes prodemocracia que son liderados por la Federación de Estudiantes de Hong Kong.

En 1997, Hong Kong, antigua colonia británica  británica, volvió al dominio gubernamental de China, ese año se llegó a un acuerdo en el que se prometió “un alto grado de autonomía” para Hong Kong una fórmula que se denominó “un país, dos sistemas”.

Mientras en el resto de China las reglas eran otras, en Hong Kong se establecieron los derechos civiles tales como un poder judicial independiente, libertad de prensa y el derecho de protesta. También, según se acordó ese 1997, los habitantes de la ciudad tenían derecho al “sufragio universal”, sin embargo no quedó clara la fecha del proceso de reforma política por tal razón los  hongkoneses exigen que sea ya mismo su derecho a elegir libremente.

Actualmente, el líder de Hong Kong, conocido como jefe ejecutivo, es electo por un comité de 1,200 integrantes que está lleno de personajes leales al gobierno chino.

El movimiento representa una de las mayores amenazas para el liderazgo del Partido Comunista de Beijing desde su sangrienta represión en 1989 de las protestas pro democracia en los alrededores y el interior de la Plaza Tiananmen. Una represión demasiado severa podría sacudir la confianza de los inversores en Hong Kong, mientras que no responder con firmeza podría envalentonar a los disidentes en el continente.

Las protestas han tenido su extensión en las redes sociales, principalmente en Instagram, allí los manifestantes suben fotos de las intensas protestas y de los abusos de la autoridad. Por esta tazón el gobierno chino trata de contener las manifestaciones en dos frentes; en la calle y en la virtualidad.

Las autoridades bloqueron Instagram,  una de las pocas redes sociales occidentales a las que se puede tener acceso en China, expertos consideran que los días de la app en el país están contados.

Incluso en Weibo, el equivalente chino de Twitter, la búsqueda “Instagram” no estaba permitida. De acuerdo con las leyes, regulaciones y políticas, los resultados de Instagram no pueden ser desplegados, dijo el servicio.