Colombiano que recibió disparo con Taser murió de paro cardiaco

Colombiano que recibió disparo con Taser murió de paro cardiaco

7 de marzo del 2014

El joven grafitero colombiano, Israel Hernández, de 18 años, que falleció luego de recibir un disparo con Taser (que expulsa cargas eléctricas y en teoría se supone que no es letal) por parte de un policía en Miami (EE.UU), falleció de “muerte cardíaca súbita”, según lo certificó la Oficina Forense de ese país luego de seis meses del hecho.

Este dictamen médico fue dado a conocer por  la fiscal estatal de Miami-Dade Katherine Fernández Rundle.

Esta muerte atrajo la atención de la prensa internacional, pues provocó marchas de protestas en contra del arma que dispara cargas eléctricas y es utilizado por la policía  de varios estados de EE.UU.

Israel Hernández, el padre del adolescente, dijo que el fallo no fue una sorpresa.“Llevamos siete meses diciéndolo. Eso no es nada nuevo”, dijo Hernández, quien ha llamado a que la policía deje de utilizar la polémica pistola “no letal”. “Mi hijo no mereció la pena de muerte”, sostuvo.

Según la autopsia realizada por el doctor Mark Shuman, pese a que el hecho se registró en agosto del año pasado, el informe de la necropsia no ha terminado. Ahora la fiscalía de Miami tendrá que decidir si el oficial que accionó el arma vulneró alguna ley.

“Todos somos padres, y nuestros corazones están con su familia y todos sus amigos”, dijo Fernández Rundle. “Entendemos que todos están esperando por nuestras conclusiones y lo haremos tan rápido como sea humanamente posible, y sin concesiones, por supuesto”.

El 6 de agosto de 2013, un agente de la policía  sorprendió a “Reefa”, como solían llamarlo,  pintando con un spray un McDonald’s cerrado en North Beach. Luego de perseguirlo a pie, el policía de Miami Beach Jorge Mercado disparó al artista callejero local con el Taser entregado por su departamento. Israel murió  horas más tarde en el hospital Mount Sinai.

La policía de Miami Beach ha insistido que actuó de acuerdo con el reglamento policial en relación con las personas que se resisten al arresto.