En Antioquia, denuncian al cirujano “Lipomillón”

23 de julio del 2016

Aseguran que obstruye las cañerías del edificio con la grasa de sus pacientes.

En Antioquia, denuncian al cirujano “Lipomillón”

En lo que va de 2016 han fallecido nueve mujeres en Antioquia, tres de ellas murieron en el último mes. La más reciente fue una joven de 28 años, Michelle Dávila Álvarez, quien se sometió a practicarse una lipoescultura en una clínica en el Poblado, hacia el sur de Medellín.

De acuerdo con reportes de autoridades en salud, quince personas han resultado perjudicadas por someterse a estas operaciones. Durante este año, las muertes por cirugías estéticas en mujeres no han parado, pues hace solo tres meses, las familias de Sandra Pérez y Ximena Hernández se encontraban de luto por el fallecimiento de ambas. Lo más asombroso de este panorama es que no han sido solo en las llamadas “clínicas de garaje”, en donde se han muerto las pacientes, sino también en clínicas reconocidas.

Antes de la muerte de Michelle, que se dio en la prestigiosa clínica IQ Interquirófanos en El Poblado, falleció una mujer de 64 años, tras practicarse un procedimiento estético facial en un apartamento del mismo barrio.

Frente a este panorama, el concejal Bernando Guerra, pide ayuda a la Administración Local para que refuerce la seguridad y los controles de los sitios encargados de hacer estos procedimientos, al igual que en las clínicas.

“Van tres mujeres muertas por cirugías estéticas en 10 días. La octava víctima muere en un apartamento del poblado, donde los vecinos denuncian desde hace cinco años que allí no solo se hacen procedimientos de spa, sino que el médico Carlos Molina, práctica liposucciones, con anestesia local. ¿Y qué estamos haciendo?”

Al médico Carlos Molina, al que se refiere el concejal Bernando Guerra, los vecinos de la unidad en donde este opera, lo denuncian con el apodo de “Lipomillón”, ya que según las versiones de los vecinos entregadas al concejal, “Lipomillón”, obstruye las cañerías del edificio con la grasa humana que retira a sus pacientes.

Para el concejal, en Medellín van en crecimiento los casos de personas que son operadas en centros clandestinos, sin que las autoridades incrementen las investigaciones.

Por su parte el coronel Diego Vásquez, comandante operativo de la Policía Metropolitana, aseguró a los medios que en lo va de este año las autoridades, junto a la secretaría de Salud del Municipio, han elaborado tres operativos de controles selectivos en clínicas y centros estéticos de la ciudad, durante los cuales han visitado cuarenta establecimientos y han sido cerrados de manera preventiva diez.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO