En sólo 48 horas, sacaron al Estado Islámico de una ciudad

En sólo 48 horas, sacaron al Estado Islámico de una ciudad

5 de abril del 2016

Nueve días después de haber recuperado la histórica ciudad de Palmira, el Ejército sirio, con el apoyo de la coalición internacional, le quitó al Estado Islámico (EI) el control de Al Qariatein, un municipio ubicado a 120 kilómetros al suroriente de la anterior, luego de una ofensiva que duró solamente 48 horas.

Fuerzas del Hezbolá libanés, miembros del Partido Social Nacionalista Sirio (PSNS), integrantes de las Defensas Nacionales y miembros de las Fuerzas Armadas sirias, respaldados por la aviación rusa, atacaron el nuevo objetivo por tres flancos, permitiendo el éxito de la misión en muy poco tiempo.

Lea también: Estado Islámico estaría planeando ataques nucleares.

Según medios de comunicación internacionales, los milicianos del EI decidieron abandonar rápidamente esta zona al verse en inferioridad numérica y militar pero, en su retirada, dejaron enterradas varias minas en todo el municipio, especialmente en el centro del mismo.

Al Qariatein, que antes de la toma por parte del grupo terrorista, hace diez meses, tenía unos quince mil habitantes, en su mayoría católicos, parece un pueblo fantasma, con la mayoría de sus edificaciones destruidas o con serios daños en sus estructuras o fachadas. En varios muros se encuentran grafitis con la famosa leyenda: ‘El Estado Islámico perdura y avanza’. En el suelo hay bastantes prendas de ropa, comida en descomposición, casquillos de municiones y trampas dejadas por los terroristas.

Tras la recuperación de este municipio, las fuerzas leales a Bashar Al-Assad tienen como primer objetivo tomarse Deir Ezzor para, posteriormente, iniciar la gran arremetida contra el principal bastión rebelde, Al Raqqa, designada como la capital del califato establecido por Abu Bakr al-Baghdadi, líder del grupo terrorista.

Un grupo de comunicadores llamado ‘Raqqa está siendo sacrificada en silencio’ (RBSS), que informa sobre la situación en ese lugar por medio de su cuenta de Twitter, anunció en los últimos días que los terroristas decidieron prohibir la salida de los últimos cristianos que quedan allí para, presuntamente, usarlos como escudos humanos en un eventual ataque enemigo.

De acuerdo con fuentes militares locales, durante los últimos tres meses, las fuerzas oficiales han perdido a unos cincuenta efectivos y, en total, en el operativo de retoma de Al Qariatein expulsaron a unos 1.500 miembros del EI de la zona.