Fiscalía imputó cargos a gobernador de Córdoba

Fiscalía imputó cargos a gobernador de Córdoba

6 de febrero del 2018

La Fiscalia General de la Nación imputó cargos contra el gobernador de Córdoba, Edwin José Besaile Fayad, por los presuntos  delitos de concierto para delinquir, peculado por apropiación, cohecho por dar y ofrecer y falsedad en documentos. El hombre se encuentra en medida de detención preventiva por orden del fiscal que lleva el caso.

Al parecer, Besaile está implicado en irregularidades que tienen que ver con las financiaciones que recibió su campaña. Sin embargo, en las primeras declaraciones el gobernante dijo “que es inocente y que los culpables mientras tanto huyen de las autoridades”. 

Además, el hombre afirma que no es culpable de ningún delito que lo involucre en corrupción y que por eso colaborará con la justicia colombiana para llegar al fondo de la investigación.

“Espero que todo se aclare. Yo estoy aquí porque soy inocente. El más interesado en que esto se esclarezca es mi persona. No tengo nada que ver con estos hechos de corrupción que se han presentado en el departamento de Córdoba, son de la administración anterior y quiero ser enfático en eso”, señaló Besaile en la audiencia llevada a cabo en el Tribuna Supremo de Bogotá.  

Las pruebas de la Fiscalía

Durante la audiencia, la Fiscalía presentó un informe detallado de la manera en que Besaile habría recibido de manos de Alejandro José Lyons Muskus, exgobernador de Córdoba, $2.100’000.000 para el financiamiento de su campaña electoral.

El fiscal del caso señaló que el capital llegó a través de las regalías de salud de entes las IPS Unidos por su bienestar y San José de la Sabana que fueron destinadas con el propósito de repartir y distribuir la cifra con fines políticos. 

La audiencia contra el gobernador se reanudará el 16 de febrero para definir la medida de aseguramiento. Las autoridades esperan encontrar más pruebas que indiquen que sí hubo financiación y mal manejo de dinero en la campaña electoral.