Hombre convirtió una yuca en juguete sexual y destruyó su intestino

Hombre convirtió una yuca en juguete sexual y destruyó su intestino

10 de Abril del 2016

Un hombre de 55 años, nacido en Costa Rica, transformó una yuca de forma que quedara con la forma de un pene y la usó como juguete sexual, pero se le quedó atascada y destruyó su intestino, tuvo que someterse a una cirugía de reconstrucción intestinal.

De acuerdo al diario británico Daily Mail, una de las razones de su doloroso accidente sexual fue que el tubérculo medía aproximadamente 8 centímetro de diámetro por 45 centímetros de largo,  la yuca se partió dentro del cuerpo del sujeto.

Lea también: Prácticas sexuales que lo pueden llevar a la muerte

Los os médicos realizaron de inmediato una cirugía reconstructiva del ano y los intestinos del paciente, aunque el sorprendentemente  no sufrió daños. El hombre salió bien librado de la cirugía y no quedará con secuelas, podrá recuperarse de forma normal de su aventurero incidente sexual.

Casos como estos sobran por montón alrededor del mundo, hay personas que pueden tener fetiches como introducirse objetos ya sea por vía anal o vaginal y otros simplemente por el afán del asunto toman lo que tengan a su alcance, al no darse una espera para encontrarse con alquien que pueda satisfacerle sin ocasionarle tantos daños.

Se han publicado casos de personas que se han introducido botellas, berenjenas, entre los más extraños están una figurita de Buzz Lightyear, personaje de ‘Toy Story’, barbies, teléfonos celulares, linternas… En fin, cantidad de elementos que podrían ocasionar daños serios y permanentes.

Cabe resaltar que hay otros que van más lejos en sus prácticas sexuales, como lo hizo el actor estadounidense David Carradine, famoso por su partición en la serie ‘Kung Fu’ y en la película de Tarantino, ‘Kill Bill’. Murió de forma accidental por asfixia autoinfligida con el fin de aumentar su estimulación sexual durante la masturbación, el actor se ahorcó mientras se daba un poquito de placer, fue sin querer queriendo.