La mujer que contrató el ‘narcobus’ rompió el silencio

30 de agosto del 2018

Contó detalles de viajes anteriores en los que también había participado.

La mujer que contrató el ‘narcobus’ rompió el silencio

En la oficina de su abogado, la mujer que se encargó de contratar el ‘narcobus’ dio su testimonio ante la prensa. Claudia Ximena Orozco contó detalles de cómo se había gestado su participación en ese fatídico viaje; más tarde tuvo la intención de entregarse a las autoridades, pero se dio cuenta de que no había una orden de captura en su contra ya que el proceso se maneja desde Ecuador.

Entre lágrimas ocasionales, con una mirada seria y con muchas respuestas parcas Orozco atendió cada una de las preguntas formuladas por la prensa. Contó que había llegado al negocio después de pasar por varios trabajos. En algún momento de su vida se dedicaba a arreglar cabellos, también llegó a vender comida o productos de belleza, hasta que por medio de una conocida conoció a una mujer que le hizo una interesante propuesta.

Un día la invitó a un viaje turístico a Bolivia y ella aceptó. Una vez realizado este viaje, la mujer la volvió a contactar. “Necesitaba que fuera como guía turística que ya había conocido los sitios, los hoteles. Y yo tenía necesidades, estaba sin trabajo y le dije que sí. Así fue el segundo viaje. Siempre fue lo mismo, simplemente me decía ‘vas como la guía turística como la organizadora del evento’”, cuenta Orozco.

Dice que llegó a realizar tres viajes y en cada uno de ellos le pagaban dos millones de pesos por su labor de guía y organizadora. Solo en el último, cuando ya había entablado una amistad con la que la contactaba, se vino a enterar de que traficaban droga. Hoy dice temer por su vida, aunque manifiesta que no conoce la organización dueña del producto, antes, pensaba que se trataba sólo de lavado.

Orozco negó haber tenido relaciones sentimentales con el conductor del bus que se estrelló el pasado 14 de agosto. En este viaje fallecieron 24 personas, afortunadamente para Claudia esa vez no estuvo presente ningún familiar de ella.

En ocasiones anteriores su hijo había ido, pero esta vez se quedó porque tenía obligaciones académicas. Por él manifiesta haber aceptado “solo podía sobrevivir con lo poco que hacía (…) solo quería que mi hijo tuviera lo básico”, sostuvo.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO