La paz está por encima de las diferencias: De la Calle

Foto: Presidencia

La paz está por encima de las diferencias: De la Calle

21 de octubre del 2013

El jefe del equipo negociador del Gobierno aseguró que en el país se debe construir la paz sobre el disenso, ya que “nada sería históricamente más reprobable que, si por ventura logramos un acuerdo en La Habana, éste se malogre por nuestras divisiones internas”. Igualmente precisó que este sí  es el momento de decir: la paz por encima de las diferencias.

Humberto De la Calle, en la celebración de los 50 años de la Fundación Corona, donde asistió en compañía del presidente, Juan Manuel Santos, indicó que es natural y conveniente que la sociedad discuta vigorosamente lo que se está hablando en Cuba, ya que la unanimidad no es posible ni deseable.

Afirmó que quienes se oponen a las ideas del Gobierno tienen pleno derecho a hacerlo, pues sus argumentos son bienvenidos e incluso útiles en el proceso de negociación.

Criticó a la clase política colombiana, afirmó que el posconflicto va a estar marcado por los cambios en el ejercicio político, que se requerirá un nuevo y más serio liderazgo, preparado, y lejano del truco y el atajo, con una  política sería, ideológica y más controversial, más franca. “Menos manzanilla y más coherencia. ¿Están preparados nuestros partidos? No bastará el clientelismo ni los contratos. Habrá que hacer política de verdad. Esto exige nuevos líderes”.

De la Calle recalcó que los viejos anhelos represados en torno a un ejercicio político más limpio, menos corrupto, menos coyuntural, exigen una creación de mayores exigencias de la sociedad, generando fuerzas que contribuyan a corregir muchos de los desvíos y deficiencias que padece hoy el ejercicio de la política.

Señaló que esta es una necesidad urgente, con o sin La Habana, ya que la sociedad está corriendo un riesgo inmenso porque ha crecido una cierta vena populista en Colombia, donde las instituciones están en franco deterioro. No solo el Congreso y  los partidos, cuyo rechazo en la sociedad es proverbial, sino ahora también la justicia recibe su condena. “Muchas instituciones han venido perdiendo la confianza de la ciudadanía”.

“La refrendación es el camino para solucionar nuestras diferencias en este lado de la sociedad. No se trata de avasallar al otro, pero todos debemos comprometernos a acatar las reglas de juego necesarias para superar nuestras divergencias. Tenemos que hacer la paz no solo en La Habana, sino también aquí mismo, en el territorio nacional. De este lado tenemos que construir la paz sobre el disenso”, Puntualizó.