Libres tres miembros del cartel de la contratación

Los hermanos Miguel Nule y Manuel, Nule junto a su primo Guido Nule.

Libres tres miembros del cartel de la contratación

9 de enero del 2019

En la mañana de este miércoles se conoció que Mauricio Galofre, también condenado por el desfalco de la contratación en Bogotá, fue cobijado con el beneficio de casa por cárcel junto a otros miembros de ese cartel: Emilio Tapia y Guido Nule.

Galofre estaba recluido en la cárcel de El Bosque de Barranquilla y el pasado 10 de diciembre un juez de ejecución de penas de esa ciudad habría ordenado su liberación, en su momento, el también cerebro del desfalco económico a la ciudad de Bogotá fue condenado por la Corte Suprema de Justicia a 13 años y siete meses de prisión por el delito de peculado.

La Procuraduría General de la Nación solicitó al juzgado que otorgó la libertad a Galofre y a Nule que se valorara la gravedad de delito cometido y que se verificara si el procesado indemnizó o no a las víctimas.

Para el Ministerio Público el juez debió valorar más allá del cumplimiento formal que exige la ley para conceder la libertad, que en este caso fue de las tres quintas partes de la condena a 21 años impuesta a Nule, la gravedad de los daños que ocasionó este peculado por apropiación agravado, como sí lo hicieron el Tribunal Superior de Bogotá y la Corte Suprema de Justicia.

“No es lo mismo una apropiación pequeña de los recursos del Estado, a una que supera los miles de millones de pesos, que como en el presente caso asciende según afirmación del ente acusador a una suma de cincuenta y un mil millones de pesos, como valor indebidamente apropiado y según informe de la víctima representada por la Contraloría General de la Nación, a una suma de ciento sesenta y seis mil millones de pesos, los que a la fecha no han sido reintegrados”, aseguró el procurador General, Fernando Carrillo.

Tapia fue liberado el pasado 19 de diciembre debido a que, según el juez, el condenado ya pagó las tres quintas partes de su condena. El miembro del cartel fue condenado a 10 años de prisión que cumplía en el centro especial de reclusión del Batallón de Malambo, Atlántico. El contratista fue hallado culpable de los delitos de interés indebido en la celebración de contratos y cohecho.

A su turno, Guido Nule quien debía pagar una pena de 19 años de prisión fue cobijado con la medida de libertad condicional que fue dada a conocer por el periodista Luis Carlos Vélez en la emisora La FM. La pena le fue impuesta por el delito de de peculado por apropiación agravado.

El carrusel de la contratación fue un caso de corrupción que se presentó en Bogotá, varias personalidades públicas como el excongresista Germán Olano y el entonces alcalde de Bogotá, Samuel Moreno se vieron involucrados. El desfalco se presentaba cuando los contratistas elevaban los costos de las obras para entregar tajadas a funcionarios corruptos para que las mismas les fueran adjudicadas. El detrimento patrimonial para el Estado, solo en la tercera fase del sistema Transmilenio fue de 2,2 billones de pesos.