El paro, “sólo escarceos”

El paro, “sólo escarceos”

30 de agosto del 2013

Para el Presidente del Directorio Nacional Conservador, Omar Yepes Alzate, el paro agrario que se desarrolla en Colombia no es grave y mucho menos pone en peligro la estabilidad del gobierno Santos.

“Son sólo escarceos que se presentan en todos los gobiernos”.

¿Usted llama escarceos lo que el presidente admite que es una tormenta?

Claro, yo me acuerdo que en el gobierno de López Michelsen hubo un paro más preocupante, promovido por sectores de la salud. A todos los gobiernos les hacen los paros.

¿Dice usted que no hay que preocuparse por diez o más días de paro?

A López no lo tumbaron. A Santos tampoco. Le digo que son escarceos, sólo eso, aunque protestas válidas porque el sector agropecuario está pasando muchas penurias.

¿Ustedes los conservadores quieren o no al Gobierno de Santos?

Creo que el partido está en el Gobierno y hasta donde percibo no hay afán de retirarse sino de acompañarlo hasta el final de su mandato. Pero eso no se contrapone a que el partido tenga sus propias aspiraciones. Ni más faltaba que una colectividad política no tuviera el propósito de gobernar su país.

¿Lo han hecho en las últimas horas es mostrarle los dientes al gobierno?

Son manifestaciones de inconformidad, evidentemente.

¿Qué los incomoda?

Ellos se sienten tratados como un partido de segunda.

“Ellos” son todos los conservadores, usted es su presidente…

Me refiero a los congresistas, son la voz del partido en el congreso.

¿Cómo tratan a los partidos de segunda, no les dan puestos, no los saludan?

Seguramente que hay aspectos relacionados con participación en el poder. Pero también sucede que lideramos algunos proyectos y otros reclaman los éxitos.

Los políticos trabajan en un proyecto electoral para ganar. Y cuando ganan esperan participación burocrática…

Desde luego.

¿Por qué no ha sido bien tratado el Partido Conservador?

Yo creo que al principio sí hubo participación, con algunos ministerios. Después nombran a personas que hacen pasar como cuotas del partido, sin serlo.

¿Cómo ve el Gobierno del Presidente Santos?

Tiene, como todos los gobiernos, sus cosas positivas y sus puntos grises. Destaco las relaciones exteriores, el trato amable con los colombianos, las buenas relaciones con los partidos políticos…

¿Por qué siguen empeñados en apoyar a un gobierno contrario a sus ideales?

Este gobierno fue producto de una serie de fuerzas políticas, entre ellas la del Partido Conservador. Estamos en cierta forma comprometidos con su gestión, con sus programas de gobierno, con su agenda política. Pero yo estoy tratando, por todos los medios, de que tengamos nuestras propias políticas, mayor autonomía, más independencia, aspiraciones hacia el futuro, porque un partido que no aspire al poder no tiene razón de existir.

Omar Yepes, Kienyke

Hoy critican al Gobierno Santos por varios temas que son herencia de Uribe, ¿por qué no actuaron en su momento?, ¿no es oportunismo?

Como dicen por ahí, cada momento tiene su afán. Al señor Uribe también se le hicieron observaciones y críticas. Pero hubo, digamos, más compenetración del partido con su gobierno y más compromiso del gobierno con el Partido Conservador.

¿Qué piensa usted sobre el caso Luis Alfredo Ramos y su vinculación a la parapolítica?

En ese tema de la parapolítica tengo mis propios criterios. El Estado había desaparecido desde el punto de vista del manejo del orden público en muchas regiones del país. Muchos se vieron en la disyuntiva de hablar con los paramilitares o perder la vida. En muchas regiones la autoridad eran los paras o la guerrilla. Las fuerzas del orden no tenían control sobre el territorio.

Muy difícil entonces no ser tocados por ellos y no hablo de afanes electorales. En el caso del doctor Luis Alfredo Ramos está por comprobarse si efectivamente tuvo o no contactos con ellos y si lo favorecieron en la actividad política.

¿Hay exceso de la corte cuando lo manda a la cárcel? 

Yo diría que en algunos casos de la justicia colombiana se han presentado excesos…

¿Como en este?

En este pudiera ser, a no ser que haya pruebas tan suficientemente establecidas que lo comprometan.

¿Justifica usted a Ramos y a otros políticos que se reunieron con paramilitares?

No justifico al político que se sienta con ellos para tratar de sacar aprovechamiento político. Pero que muchas ocasiones aceptaban las reuniones o perdían la vida.

¿El Partido Conservador perdió su identidad e ideología?

No solamente el Partido Conservador, los partidos políticos en general. Sucedió con el Frente Nacional.

A propósito de la elección del nuevo gobernador de Caldas, hay quienes celebran el fin de la coalición Barco-Yepes, tan dañina para el departamento…

En política se da eso. Las censuras y las críticas son naturales. Cuando uno aspira a prevalecer, obviamente se vale de todas las argucias para combatir al adversario. Si uno recorre el departamento de Caldas y ve carreteras electrificaciones, colegios y escuelas, mucho progreso, encuentra las razones de nuestra permanencia tantísimos años en la política. Eso naturalmente no lo conocen los manizaleños que no salen de sus casas o de ellas para la oficina, o de ellas para sus fincas. Ni siquiera conocen los barrios de Manizales y no conocen nuestras realizaciones.

¿Su hermana todavía tiene la notaría en Manizales?  

Claro, allí está todavía. El hecho de que uno participe en política no puede ser causa de que le decreten la muerte civil a la familia.

Pensando en las próximas elecciones, ¿están más cerca de Santos que de Uribe?

Todavía no hay posición sobre eso. Caben todos los escenarios. En el partido hay gente que quiere a Santos, otros a Uribe y otros, como el caso mío, que queremos candidato propio.