“Militares están en la frontera con Venezuela desde 2015”

“Militares están en la frontera con Venezuela desde 2015”

22 de mayo del 2017

Colombia desmintió que exista una “provocación militar” contra Venezuela, según lo denunció en las últimas horas la Cancillería del vecino país.

Unidades militares cumplen labores de control

Según el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, las unidades militares que se encuentran en el paso fronterizo cumplen labores de control contra el delito desde hace dos años, en el marco de consensos entre ambas naciones.

“En relación con el comunicado expedido anoche por el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, el Ministerio de Defensa Nacional de Colombia informa que las unidades militares colombianas que se encuentran en Paraguachón (La Guajira), cumplen una función de control del delito en la frontera, han sido desplegadas desde el 2015 en desarrollo de los acuerdos entre autoridades militares de ambos países”, señaló la cartera.

Asimismo, la entidad anunció que las unidades continuarán adelantando estas labores tal y como lo han venido haciendo.

“Permanecerán haciendo ese control territorial de manera normal, de acuerdo con las funciones constitucionales de la Fuerza Pública”.

“Provocación” busca desviar la atención sobre la crisis en Buenaventura

A través de un comunicado emitido por la cancillería de Venezuela, ese país denuncia la presencia de vehículos de guerra colombianos a escasos metros de la frontera, en Paraguachón, La Guajira.

“Alertamos a la comunidad internacional sobre la paralización de los acuerdos de paz por parte de la élite que gobierna Colombia, frustrando todos los esfuerzos internacionales que han coadyuvado para hacer realidad el fin de la guerra en este país, y que ha afectado a nuestra Región durante décadas”, dice el documento.

La Cancillería venezolana cierra su denuncia con la exigencia a los supuestos actos de provocación, y hace un llamado a la comunidad internacional a mantenerse alerta a estas acciones que según la comunicación emitida, pretenden afectar aún más las relaciones bilaterales entre los dos países.

“La grave provocación ocurrida el día de hoy pretende desviar la atención sobre la profunda crisis política y social que acontece en el Valle del Cauca, Buenaventura, cuya población reclama la atención del Estado colombiano en áreas esenciales para la vida.

Alertamos a la comunidad internacional sobre la paralización de los acuerdos de paz por parte de la élite que gobierna Colombia, frustrando todos los esfuerzos internacionales que han coadyuvado para hacer realidad el fin de la guerra en este país, y que ha afectado a nuestra Región durante décadas”.