¿Por qué en los estratos bajos quieren tanto a Petro?

18 de mayo del 2015

Bogotá Humana tiene programas acertados que alguien podría capitalizar políticamente.

Alcalde Gustavo Petro

El asunto pasó de ser un rumor entre taxistas a una frase que algunos analistas ratifican: a Gustavo Petro lo aman en el sur, y en general, en los estratos bajos. ¿Qué ha hecho el cuestionado alcalde distrital para tener el respaldo de este sector de la población? Críticos, ediles y analistas analizan algunos programas de la Bogotá Humana que han impactado positivamente a este importante segmento poblacional.

Gustavo Petro ha incumplido varias promesas, como los mil jardines y la construcción de los cables aéreos en Ciudad Bolívar, incluidos en el plan de desarrollo distrital, para no hablar de temas pendientes de ejecución desde anteriores administraciones como la Avenida Longitudinal de Occidente y la descontaminación del río Bogotá, entre otros.

También lea, Colegio distrital hace la vida imposible a dos niñas, por no creer en Dios.

El plan de desarrollo que propuso Petro Urrego contenía un ambicioso programa de políticas enfocadas a los estratos más bajos de la capital y que han ejecutado principalmente las secretarías de Integración Social, Salud, Educación y Gobierno.

También lea, Estos son los mejores piqueteaderos de Bogotá.

Sin embargo, ¿cuál de estas políticas, que haya sido creada en la actual administración, ha sido la más próspera?

Kienyke.com habló con líderes políticos locales y regionales para saber su impresión sobre las distintas políticas que ha implementado el distrito y cuál de los aspirantes a ocupar la Casa de Liévano podría heredarlas.

Angélica Marín es edil de la localidad de Chapinero, sector predominantemente comercial y en el que conviven en una misma área los estratos más bajos con los más ricos.

Angelica Marin

Angélica Marín, edil de la localidad de Chapinero.

La integrante de la Junta Administradora Local por la Alianza Verde resaltó principalmente el programa de la Secretaría de Educación denominado Currículo 40 x 40.

“En los barrios de los cerros se ha sentido la intervención de la Secretaría de Educación. Aunque ha sido criticado porque no ha sido la jornada completa, sí ha ayudado para que los pelados tengan acceso a otras actividades que también son importantes como la natación, juegos, música, baile, y otras actividades que también hacen parte de la formación. La gente cree que la ampliación de los horarios es dictar más clase de matemáticas y ciencias, no necesariamente, el arte también es una posibilidad para poderse conectar con la ciencia, entender la matemática desde la lúdica, o la física desde la natación, además garantiza que los niños estén ocupando su tiempo libre”, dijo.

Según relató la líder local, los menores tienen su jornada normal de clases y en la contrajornada se programan las actividades complementarias. “Las actividades extracurriculares generalmente son fuera del colegio, y tienen garantizado su transporte, refrigerio, los recogen en el colegio y los vuelven a dejar allí mismo. Los padres de estos menores generalmente no tienen recursos para sufragar los gastos de estas actividades, y tener acceso a ellas, más teniendo en cuenta que viven en una localidad donde hay vecinos de estratos más altos, se empieza a generar conciencia de lo que es una democracia, donde todos tienen por igual derecho de acceder a las mismas cosas”.

Aunque el distrito no va cumplir la meta de construcción de los mil jardines, Angélica Marín destacó la puesta en marcha de tres de ellos en barrios de la localidad.

Salon de clases

“Ha sido de gran importancia sobre todo para que las madres de escasos recursos tengan que dejar de pagar 70 u 80 mil pesos mensuales en un jardín privado. En Chapinero hay un jardín nocturno, donde varias mujeres que trabajan en el reciclaje dejan a sus hijos ahí y no los llevan en la carreta, así como las madres solteras que trabajan en fábricas en las noches y no tienen con quién dejar a sus hijos”, manifestó.

La edil también se refirió al polémico programa de los Camad donde se rehabilitan a los drogadictos y habitantes de calle.

“En los Centros de Atención Médica para los Adictos o Camad, los drogadictos reciben un acompañamiento médico, que ha sido muy controversial, pero que ha funcionado en otras partes del mundo. Son puntos de atención donde hay un psiquiatra y otros médicos, en donde a la persona que está decidida a dejar la drogadicción entra en un proceso de rehabilitación. Cuando las personas consumen drogas fuertes, dependiendo del caso, se les brinda otra clase de alucinógeno más suave, como por ejemplo marihuana, mientras se genera el proceso de desprendimiento de esa droga más fuerte”, afirmó.

Según Marín, en la cárcel Distrital se empezó a implementar este programa, “y este tratamiento evidenció que el nivel de consumo de los internos empezó a bajar al cabo de cinco meses, y también el programa se extendió a las familias de los reclusos, para garantizar que cuando el condenado salga entre en un ambiente que no le permitiera recaer en el consumo de drogas. Ese programa es exitoso si es sistemático en el tratamiento de estas personas”.

Angélica señaló que el candidato que podría darle continuidad a estas políticas, fortaleciéndolas, es Carlos Vicente de Roux. “Hay que construir sobre lo construido, y así como se habla de Transmilenio y su ampliación, también involucre a lo social”, dijo.

De Roux sería el heredero natural, explica Marín, porque desde el consejo el hoy aspirante del Partido Verde al Palacio Liévano ayudó a diseñar los programas sociales de Petro.

De otro lado, la representante a la Cámara liberal Olga Lucía Velásquez, exconcejal bogotana, analizó varios de los programas insignias del actual mandatario capitalino.

Olga Lucía Velásquez

Representante a la Cámara, Olga Lucía Velásquez. 

Según indicó, la idea de los Camad no es nueva “porque el distrito ya tenía implementado los hogares de día y de noche, donde los habitantes de calle eran recogidos y llevados a unos sitios donde se orientaba su desintoxicación, y un programa que garantizara su rehabilitación. La Bogotá Humana desconoció todo los informes académicos y técnicos de muchos años que hizo el distrito, para en su lugar entregar marihuana para el tratamiento de las adicciones, bajo el entendido que esta droga hacía menos daño que otras”.

De igual manera, la parlamentaria afirmó que otro de los programas insignia de la actual administración, el mínimo vital del agua que garantiza el abastecimiento para estratos más bajos, fue propuesta por la administración de Samuel Moreno e implementada por Gustavo Petro.

Sin embargo, en lo que si coincidió Velásquez con Angélica Marín, es la política implementada por la Secretaría de Educación.

“Hay que reconocer que esta administración en materia educativa ha tenido un tema muy importante frente a la ocupación del tiempo de los estudiantes en las jornadas alternas, complementándolas con deporte, con música, arte y demás. Ha sido un aspecto muy positivo, y también hay que resaltar la articulación de la educación media con las carreras técnicas. Esta administración hizo un trabajo para ofrecerles a los estudiantes de grado noveno la articulación con la educación técnica y profesional, en donde la Secretaría de Educación hizo convenios con el Instituto Tecnológico, con la Universidad Distrital y Nacional donde se utilizan las instalaciones de los colegios distritales para distintos programas técnicos y profesionales beneficiándose los estudiantes de educación media”, indicó.

Sin embargo, la congresista liberal criticó la administración de Petro “por acabar con el programa de las casas vecinales, que operaban como madres comunitarias y cuidaban niños huérfanos”.

Por otra parte, según información suministrada por la Secretaría de Gobierno del distrito, uno de los programas que ha tenido más éxito en el sur de la ciudad ha sido Sur de Convivencia, el cual promueve una cultura de manejo pacífico de conflictos a través de programas sociales e inversiones en infraestructura comunitaria y de espacios públicos.

Entre los programas destaca la construcción de cuatro parques zonales y deportivos, casas culturales, el funcionamiento de cuatro centros de reconciliación, el convenio Jóvenes en Paz, gracias al cual, según datos del distrito, ha reducido el pandillismo y delincuencia en barrios de estratos bajos.

Según dijeron algunos analistas y congresistas de Bogotá, que quisieron hablar a condición de no revelar su nombre, aparte del candidato de la Alianza Verde, Carlos Vicente de Roux, la candidata que podría capitalizar y darle continuidad a algunos de estos programas del distrito es Clara López del Polo Democrático, y en menor medida Rafael Pardo.

En cuanto a Enrique Peñalosa, señalaron las fuentes que sería el candidato más opuesto políticamente a los programas impulsados desde la Bogotá Humana. De hecho, señalaron que con la propuesta que hizo del Metro elevado, es borrar de un tajo los pocos avances que al respecto se han hecho, por lo que si llega a ser elegido alcalde no se podrá concluir esa obra en su eventual administración.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO