Robledo y los Galán: Primer perdón en la Coalición Centro Esperanza

Publicado por: christian.sandoval el Mié, 01/12/2021 - 12:02
Share
Un curioso episodio de Jorge Enrique Robledo insultando a los hermanos Galán puso a prueba la unidad dentro de la nueva Coalición Centro Esperanza.

Las relaciones dentro de  la Coalición de la Esperanza empezaron a peligrar por estos días, por cuenta de un pequeño desliz de Jorge Enrique Robledo en plena sesión plenaria del Senado, durante la que accidentalmente se le quedó abierto el micrófono dejando en evidencia una grosería proferida en contra de los hermanos Galán. Todo esto, a escasos días de haber anunciado la consolidación de la Coalición Centro Esperanza. 

El motivo de la discordia fueron las listas que presentará este movimiento político al Congreso de la República, que desde el Nuevo Liberalismo, partido de los Galán, buscan que sean cerradas. Algo con lo que, aparentemente, no estaría muy de acuerdo Robledo, a quien se le notó un poco enfadado en medio de la jornada donde se decidía sobre esta materia. 

“Voten no por los malparid… de los Galán”, fue la frase que se le escuchó al senador.

Inmediatamente después de conocerse el incidente, se armó una verdadera controversia, sobre todo por lo extraño que resulta escuchar a Robledo utilizando ese tipo de lenguaje y más contra miembros de su propia Coalición, que hace pocos días anunció los precandidatos presidenciales que oficialmente se someterán a consulta en marzo: Sergio Fajardo, Jorge Enrique Robledo, Juan Fernando Cristo, Juan Manuel Galán, Alejandro Gaviria y Carlos Amaya. 

Ante el episodio, al senador Robledo no le quedó de otra más que pedir disculpas a los hermanos Galán, por medio de un trino en el que además expresó su deseo de que el episodio no llegue a deteriorar las buenas relaciones entre ellos. Esto, en medio de un clima en el que las personas empezaban a cuestionarse qué tan realmente “unificado” está el centro. 

Frente a ello, tanto Juan Manuel como Carlos Galán, líderes al igual que Robledo dentro del nuevo cónclave de centro, aceptaron las disculpas del senador, asegurando que aceptar los errores es una buena señal dentro del movimiento y que, además, debería relajarse pues “a quién no se le ha salido un madrazo”. 

Este es, entonces, el primer percance de la Coalición Centro Esperanza de cara a las elecciones de 2022, destacable pues en el mismo discurso de anuncio de su conformación Íngrid Betancourt señaló que no existiría “guerra sucia” entre los candidatos y sus relaciones se manejarían desde el formalismo de los debates. Siempre con el máximo respeto. 

El mismo Juan Manuel Galán también lo expresó a través de su Twitter: “Somos una Coalición, pero tenemos diferencias que vamos a resolver de forma democrática. No haremos guerra sucia ni ataques personales, eso no es lo que necesita Colombia”. Diferencias que en esta ocasión quedaron un poco al desnudo, si bien es cierto que se solucionaron de forma rápida y cordial.

Queda esperar entonces para ver cómo avanza la campaña y los debates de la Coalición Centro Esperanza de acá a marzo y cómo logran aplacar todas estas diferencias para seguir manteniendo la unidad dentro de sus filas. Bien es sabido que en política nada está escrito y que el rigor de los periodos electorales pueden llegar a dar lugar a los cambios más variopintos, así que por ahora habría que preguntarse: ¿Cuántos “madrazos” aguanta la cohesión de este cónclave tan diverso en movimientos como de opiniones?