Marketing

Mauricio Russo, el emprendedor que le sacó el jugo al diseño

Publicado por: laura.zuluaga el Lun, 23/11/2020 - 21:42
Share
El creador de Casaideas abrió un nuevo local en el centro Multiplaza en Bogotá, ¿Cómo nació este emprendimiento?
Mauricio Russo
Créditos:
Casaideas

Mauricio no pasó por la universidad, y tampoco por un colegio… sino por 12. Siempre fue distraído e inquieto, pero dice que estas mismas características fueron los que lo llevaron a ser lo que es hoy y lo que lo ha llevado a enfrentar desafíos y nunca quedarse esperando.

En plena pandemia inauguró dos tiendas en Chile y hace unos días abrió una nueva tienda en el Centro Comercial Multiplaza en Bogotá. Además, a punta de productos para el hogar cuenta con más de 2.000 empleados y más de 60 tiendas en Chile, Perú, Colombia y Bolivia.

Desde los 18 años comenzó a trabajar y dice que sigue haciéndolo con la misma fuerza, lo único que ha cambiado es que está un poco “más viejito” y cada vez es más conservador, es decir, que cada vez la vida le enseña más y le tiene más miedo al riesgo.

Casaideas, donde el diseño no tiene que costar más

Aunque su negocio eran las telas, no sabía que iba a terminar creando un emprendimiento que tuviera que ver con el hogar. Vendía telas para hacer ropa, era mayorista de sábanas, cubre camas y plumones, pero en un viaje a una tienda de productos para el hogar en Estados Unidos pensó que este era el “negocio de la vida” y abrió un local parecido.

De una tienda pasó a siete, pero les debía a los bancos 18 millones de dólares así que cerró los demás negocios que tenía y se quedó con las siete tiendas que en ese tiempo se llamaba ‘Casa’ que finalmente se llamó ‘Casaideas’.

Mauricio dice que los que emprenden cambian su sistema de vida totalmente y esto fue lo que le pasó. Él mismo explica que su fuerte es ser comerciante, pero su socia diseñadora: “Yo le enseñé el valor de los negocios y ella el del diseño”. Aunque en Latinoamérica el valor del diseño no es tan valorado, él explica que está en camino de serlo.

Casaideas en Colombia

En entrevista con KienyKe.com, Russo explicó que este año tenían previsto abrir tres tiendas porque confían plenamente en el mercado colombiano, “la pandemia nos hizo solo abrir la que estamos inaugurando. El mercado colombiano es bastante interesante, y es un orgullo para nosotros porque nuestra propuesta de valor es única en este país, esta propuesta es que se lleve a cabo la misión y es que de democratice el diseño”.

Para los emprendedores colombianos recomendó tener convicción: “Esto es lo que no hacen, la convicción es igual al amor, si no estás enamorado de tu pareja y llega un problema y se acaban las cosas, quiere decir que no había convicción, ni amor, en los negocios es muy parecido, las empresas tienen personalidad, características y valores, hay que enamorarse”, comentó.

“Que vivan las crisis porque despiertan porque despiertan pasiones y cuestionamientos, todos saldremos fortalecidos de esto”, Mauricio Russo.   

Agregó que hay que crear empresa que sean proyectables en el tiempo y esto requiere de concentración, pasión y tener claro qué es lo que se quiere porque finalmente si las cosas se hacen para ganar dinero, siempre habrá un mejor negocio.

Las caídas son muy importantes, son crisis y cuando esto pasa se generan oportunidades, para emprender hay que tener valentía y debe tener hambre y locura. Para tener necesidad e ir en contra de la corriente.

Más allá de las cifras mencionó que algo significativo que le sucedió al abrir este nuevo local es que la persona que hace los muebles se acercó para agradecerle por los empleos que generó para hacerlos, “no todo es plata, hay que celebrar que generamos nuevos empleos, esto me da alegría”.

Confesó que los productos que más consumen los colombianos son los de cocina, “prácticamente se doblan en ventas. Definitivamente nos consolidamos como destino, las personas ya saben que hay buenos precios y como pasamos más tiempo en casa, esto nos favorece”, explicó.

Por último, mencionó que las personas deben recordar que los sueños son gratis y que entre soñar chico y grande no tiene diferencia: “Siempre hay que soñar en grande”.