Así es la vida de un Porsche en Bogotá

Así es la vida de un Porsche en Bogotá

10 de julio del 2013

En un Porsche Dylan Mckay conquistó a las adolescentes de los 90. En un Porsche James Dean partió hacia la eternidad. Tener un carro así es el sueño de muchos. Su línea deportiva, el sonido del motor, la velocidad: estar en un Porsche es como andar en una montaña rusa de línea horizontal.

Juan Solórzano es gerente de JRS – Solórzano Automóviles -, un concesionario de carros de alta gama en Bogotá. Lleva 44 años en el negocio, ha sido dueño y vendedor de varias marcas que son la envidia de muchos: Audi, Camaro, Mustang, BMW.

De su concesionario es el Porsche Carrera S Cabrio, 2011, que protagoniza esta historia. Solórzano accedió a hablar sobre el placer que significa conducir un automóvil de estos, y mostrar cómo es su desempeño en una ciudad como Bogotá, llena de huecos, trancones, policías acostados y bolardos.

Solórzano saca a la calle el Porsche, rojo, bajito pero imponente. Frente a la máquina pasan los transeúntes que se detienen, observan el carro con fascinación, anhelan conducirlo, tenerlo, pero de repente una cruda dosis de realidad los asiste y parecen pensar: “No, no los puedo tener”, y siguen su camino.

El gerente de JRS dice que su misión al frente del negocio es que la gente sienta, al comprar el vehículo, la misma emoción que de niños tuvieron al tener un carro en miniatura, de juguete. “Lo único que cambia en relación con los juguetes es el precio”, agrega.

Sin embargo, el placer de conducir estos automóviles choca con la deficiente infraestructura vial bogotana. Reparar el daño de una tijera de un carro de alta gama puede costar 4 ó 5 millones de pesos. Un trancón puede frustar el anhelo de conducir a alta velocidad o con fluidez.

Porsche, Bogotá, Kienyke

El Porsche en costos

Tener un carro de lujo en Bogotá no es tan fácil. Primero lo obvio, el precio, un Porsche Carrera S Cabrio modelo 2011 cuesta 280 millones de pesos. Luego está la infraestructura vial bogotana, que es un potencial enemigos de un automóvil de esta categoría.

Un percance con un hueco puede costar millones. Llevar un Porsche a un mecánico en el 7 de Agosto no es una buena idea. Un carro de estos necesita especialistas, que se encuentran en talleres de las marcas. Los costos de un Porsche Carrera S Cabrio son estos:

Tanqueo de gasolina extra, cada diez días: 200.000 pesos.  

Cambio de llantas: 4 millones.

Cambio de aceite: 1 millón.

Repuestos y revisión mecánica (haciendo la salvedad de que una máquina como esta no requiere visitas frecuentes al taller): 10 o 12 millones al año.

Un rayón leve: 1 o 2 millones.

Autos finos en Bogotá, Kienyke

Sin embargo, estos precios, para quienes pueden pagarlos, quedan atrás por el placer de conducir y revivir el gusto infantil de tener en las manos el automóvil soñado.

Vea en este video cómo es el desempeño del Porsche Carrera S Cabrio en Bogotá, cómo sortea los obstáculos diarios y cómo es ir abordo de esta máquina soñada.