“Con la subida del dólar es mejor ir a estudiar a Tailandia o China”

“Con la subida del dólar es mejor ir a estudiar a Tailandia o China”

10 de septiembre del 2015

El precio del dólar tiene inquietos a varios sectores. La barrera de los 3.000 pesos ya se rompió y algunos aseguran que puede seguir subiendo. Quienes quieren salir del país a estudiar también están preocupados pues tienen que entregar más pesos por cada dólar que compran.

Lea también, El hombre que vende Chocoramo y Pony Malta en Dubai.

Entre ellos se encuentran los colombianos que quieren estudiar o hacer algún intercambio en el extranjero.

También lea, Se buscan colombianos para vivir en Canadá.

Los estudiantes tendrían una solución: cambiar los destinos típicos o tradicionales como Estados Unidos y Europa. Así lo recomendó Rosario Gutiérrez, directora de American Field Service, AFS, organización que se especializa en hacer intercambios para estudiantes.

“Los países de más alta demanda son los más caros, porque su costo de vida es alto, como Estados Unidos y Europa, así como lo que tiene que ver con los seguros médicos, que puede ser tres o cuatro veces más costosos que en otros destinos. Por eso es que hay que dar el viraje a países donde el tiquete puede ser un poco más costoso, pero la educación y manutención no”.

H.-Estudios-en-el-exterior-1

Rosario Gutiérrez, directora de AFS en Colombia.

Rosario aconsejó buscar destinos en Asia, por ejemplo Tailandia, Indonesia o Singapur, donde también hay altos estándares en educación. “En Estados Unidos pueden cobrar las universidades hasta 60 mil dólares por semestre, mientras que no es tan costoso en países como China, Tailandia, donde la calidad de la educación también es muy buena, y no va costar el semestre más de 20 mil dólares. De igual manera los costos se elevan en Estados Unidos porque el departamento de Estado les exige a todos los miembros de la familia tener un chequeo judicial para poder recibir un extranjero, lo que encarece aún más el proceso”, dijo.

Según explicó, la situación es similar en países de Europa donde también la educación es costosa. Además, para tramitar la visa es necesario ir hasta Perú o Brasil, pues en Colombia algunos de los países de este continente no tienen embajada, lo que encarece significativamente el proceso de migración.

De hecho, la directora en Colombia de AFS comparó los costos y precios para ir a estudiar a Estados Unidos o Indonesia. “Un programa por ejemplo de un año a Estados Unidos con todo incluido podría llegar a costar algo más de 13 mil dólares, y a Indonesia podría costar 11 mil dólares, aunque el tiquete al país asiático es más costoso, según el valor que tenga el dólar”.

Agregó que AFS, y otras organizaciones que ofrecen la posibilidad de estudiar en el extranjero, tienen que adoptar planes de contingencia para evitar perder clientes por culpa del precio del dólar.

“Estamos trabajando con cada solicitante para ver qué posibilidades de financiación o descuento podemos hacer, también tenemos convenios con unos bancos, y hacemos estudios según los ingresos económicos de las familias, por lo que no todos los solicitantes pagan la misma tarifa. Hay solicitantes que se van pagando un 60 por ciento de lo que vale el programa”.

H.-Estudios-en-el-exterior-2

Según Rosario ya hay colombianos haciendo intercambios en Tailandia, Filipinas, Sudáfrica, específicamente en Johannesburgo y Capetown. “Tailandia es por ejemplo el país de las sonrisas, allá las personas son muy amables, y acá en Colombia han venido también tailandeses y nos ha sorprendido el respeto por las personas mayores”.

¿Cómo opera AFS?

La organización, con más de cien años de experiencia, tiene presencia en 84 países. Colombia tiene convenio con 27 naciones donde los estudiantes pueden hacer intercambios. “Estamos recibiendo 140 estudiantes de alrededor de diez países, aunque a raíz de los problemas de seguridad ha sido bien difícil restablecer el programa de hospedaje en el país”.

La figura del intercambio funciona para estudiantes que quieren ir a aprender otro idioma y se instalan en la vivienda de una familia que los acoge, mientras que ese hogar envía a uno de sus hijos para que tenga la misma experiencia en Colombia.

“Hay países que no aceptan estudiantes graduados de colegios, hay otros que tienen programas para mayores de 18 años. Nuestro programa principal es el programa escolar, donde un estudiante se va realizar un año académico en el extranjero. Pero además también estamos ofreciendo programas universitarios, en los que se puede también ir hacer una pasantía en una empresa, o simplemente ir para aprender el idioma”, explicó Rosario.

Advirtió que los intercambios no tienen que ser en doble vía, “o sea que si se va un colombiano a determinado país, de allá no tiene que venirse alguien. Nos parece mejor la calidad que la cantidad en lo que tiene que ver que una familia va acoger a un nuevo miembro. Si es para mayores de 18 años que van a escoger una universidad, pueden escoger vivir en la institución educativa o pueden escoger vivir con alguna familia”.