El árido futuro del río Guatapurí

4 de junio del 2014

El deshielo de la Sierra Nevada de Santa Marta amenaza su existencia.

Rio Guatapuri

En la Sierra Nevada de Santa Marta, a cuatro mil metros de altura sobre el nivel del mar, nace el río Guatapurí. Sus aguas, provenientes de la laguna Curigua y que desembocan en el río Cesar, están amenazadas por el efecto del cambio climático y la huella de los habitantes que lo rodean y se benefician de esta fuente hídrica. Su futuro es incierto. Se requieren medidas urgentes para que el río Guatapurí no desaparezca porque hace 20 años el caudal promedio del río era de once mil litros por segundo de agua y en la actualidad es de apenas cinco mil litros.

“Hoy solo tenemos el 15 por ciento de la nieve que tuvimos en la Sierra Nevada en 1850. Es el glacial que más ha perdido área de nieve del país. En los últimos 30 años, perdió el 61 por ciento de las hectáreas de nieve que tenía y Valledupar toma el agua solo del río Guatapurí. El día que se acabe la nieve entraremos en una situación crítica”, explica el concejal Felipe Araujo, quien denunció la difícil situación del río.

En los meses de noviembre, diciembre y enero, el caudal del río Guatapurí disminuyó en un 47 por ciento. Fueron casi siete meses sin lluvia. Según cuenta Araujo, un informe del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia (Ideam), prevé que se acabe la nieve de la Sierra Nevada en 2050.

La grave situación fue evidenciada en un trabajo hecho por el periodista Alejandro Arias, quien sobrevoló la sierra y tomó una serie de fotografías el pasado mes de abril. En un artículo publicado en su blog comenta: “Con el apoyo y desde el avión de un empresario samario, pudimos constatar que los 16 años a los que hizo referencia el Presidente Santos para que el deshielo se diera en los picos nevados no son necesarios; solo porque el deshielo de la Sierra Nevada de Santa Marta es hoy”.

Sierra Nevada Santa Marta

“La responsable a nivel jurídico es Corpocesar. Ellos saben desde hace años que el Ideam dijo que en 2050 no va haber nieve ¿Qué significa que no haya nieve? Ella funciona como una esponja, almacena agua en el invierno y la suelta en verano. Es importante que exista una esponja porque o si no el invierno y verano van a ser peor”, explica Ernesto Altahona, director ejecutivo del Centro de Pensamiento Cesarense.

“Valledupar toma el agua solo del río Guatapurí. El día que se acabe la nieve entraremos en una situación crítica sobre todo en los meses de verano. Esa es la preocupación que tenemos”, precisa el concejal.

La Comisión de Regulación de Agua Potable y Saneamiento Básico (CRA), identificó en 2010 a Valledupar como el lugar del país que más despilfarra agua. El gasto mensual por habitante es de 24,6 metros cúbicos (24.600 litros), cuando el promedio en clima cálido es de 17,5 metros cúbicos (17.500 litros).

Poblaciones como Bosconia, El Copey y San Diego, además de otros municipios cercanos a Valledupar y el área metropolitana de Bucaramanga, consumen agua del Guatapurí. También se han reportado abusos de los consumidores. Por ejemplo, es común ver carrotanques cargados de agua que comercializa una pimpina de agua entre mil y dos mil pesos.

Rio Guatapuri

Los puntos críticos

La cuenca alta del río Guatapurí, donde viven 11.068 indígenas de origen Arhuaco, Kankuamo, Kogui y Wiwa, es el punto crítico de la situación. El agua de 700 mil personas depende de lo que sucede allí. “Hay tala, quema y contaminación por aguas servidas. También prácticas ancestrales donde no se respeta ningún espacio. Los indígenas tienen a la orilla del río cultivos. Allí también practican la ganadería o queman para poder sembrar”, dice el concejal Araujo.

“Los indígenas no son ningunos santos. Son los que les enseñaron a los europeos a quemar, su costumbre ancestral es quemar. Estos indígenas que habitan allí fueron recluidos en la sierra por todo el proceso histórico de la costa”, dice Ernesto Altahona.

Por su parte, Andrés Felipe Meza Araujo, secretario de ambiente del Cesar, comenta que las  actividades y condiciones de los indígenas están orientadas hacia la protección de la madre naturaleza. “Pero en la parte alta los indígenas han hecho mucha quema. En esta zona la autoridad es la indígena y ha pedido apoyo del gobierno local porque no están en la capacidad de identificar esos culpables. Nosotros iniciaremos una mesa de trabajo con los indígenas y de la mano con la Fiscalía y la Policía para verificar quiénes son los responsables que están afectando la cuenca alta”.

Las concesiones de agua para agricultores, ganaderos, arroceros y cultivadores de palma también hacen parte de la problemática del río. En total hay 164 legalizadas y con una vigencia entre 20 y 30 años.“En administraciones anteriores se otorgaron todas las concesiones de agua que hay en el momento y desangran el río. Hace unos meses, la Gobernación del Cesar y Corpocesar hicieron el cierre de esas desviaciones, entre 50 y 60. Por esta razón, el río necesita tener compuertas para medir el agua que se está sacando”, concluye Meza Araujo.

Rio Guatapuri

Una nueva cultura ambiental

El concejal Araujo explica que Corpocesar pagó a una empresa de Bogotá, llamada Sumicorp, 150 millones de pesos para la creación de la nueva cultura ambiental. “Va uno y revisa la Cámara de Comercio y meten muchas actividades para caber en todo. Es un tema curioso porque sabemos que el río es un problema de todos. Hay que concientizar a la gente y si tú lo vas hacer contratando a una empresa que en su página web lo que se ofrece es que son suministradores de cafetería y papelería ¿entonces?”

Sobre este asunto, Kaleb Villalobos, director Corpocesar, quien lleva dos años frente a esta corporación, argumenta que a Sumicorp, empresa contratada para una labor de tres meses, le fueron encargados el diseño de un video institucional, la cartilla distribuida en los colegios y cuñas radiales sobre educación ambiental.

El programa de educación de Corpocesar se ha enfocado en combatir la deforestación, la conservación del río y su uso sostenible. El ahorro de agua es otra de las estrategias.

Rio Guatapuri

¿Cuáles son las soluciones?

Es prioridad la formulación del Plan de Ordenamiento de Cuenca (POMCA) del río Guatapurí. Se trata de un documento científico que determinará con exactitud el problema del río, las causas, consecuencias y cuáles son las acciones que se deben desarrollar.

Una mesa de trabajo con los indígenas es fundamental para mitigar la problemática y controlar la tala de árboles en la cuenca media. También con las personas que realizan actividades productivas alrededor del Guatapurí para así evitar el uso extensivo del agua.

La revisión de las concesiones que se dieron hace décadas para hacer una nueva reglamentación de la corriente del río.

Finalmente, Kaleb Villalobos hace referencia al diseño de un ecoparque. La intención es fomentar un turismo sostenible y un método para recaudar recursos para ser reinvertidos en la cuenca alta, media y baja del río.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO