Este sería el humano más antiguo de la historia

Este sería el humano más antiguo de la historia

5 de Marzo del 2015

Un equipo de investigadores reveló el hallazgo de un fósil de un homínido con 2,8 millones de años antigüedad, que se convierte en el más antiguo encontrado hasta ahora del género “Homo”, al que pertenece el hombre actual.

Se trata de la mandíbula parcial de un homínido encontrada en el yacimiento Ledi-Geraru en el estado regional de Afar, en Etiopía.

Los análisis revolucionan las anteriores conclusiones sobre la aparición del género “homo”, que se situaba hace 2,3 millones de años. El nuevo fósil indicaría que esto ocurrió hace más de 2.8 millones.

Los investigadores indican que el fósil, que se conoce como LD 350-1, combina los rasgos primitivos del “Australopithecus” con las características más modernas del “Homo”, que situarían a este género antes en el tiempo, al menos de manera incipiente.

No obstante, los investigadores apuntan a que todavía es pronto y se necesitan más estudios para determinar a qué especie pertenece.

Hasta ahora, los fósiles más antiguos encontrados del género “Homo”, que agrupa a las especies que evolucionaron en el hombre moderno (“homo sapiens”), databan de aproximadamente 2,3 ó 2,5 millones de años.

“A pesar de muchísima búsqueda, los fósiles del linaje ‘Homo’ de más de 2 millones de años son muy raros”, señaló Brian Villmoare de la Universidad de Nevada, uno de los investigadores principales, quien en rueda de prensa mostró el entusiasmo del equipo ante el hallazgo.

¿Eslabón perdido?

Villmoare y su equipo estudiaron a fondo la mandíbula, que cuenta con cinco de sus dientes intactos, y descubrieron que, aunque la edad y ubicación del fósil lo colocan cerca del “Australopithecus afarensis”, su dentadura coincide más bien con las primeras especies del “Homo”, por su forma delgada y simétrica.

El académico señaló que el periodo que abarca entre 2 y 3 millones de años es uno de los que más lagunas tiene respecto al estudio de los orígenes del hombre, por lo que “tener una idea de la fase más temprana de la evolución de nuestro linaje es particularmente emocionante”, aseguró.

La investigadora del departamento de geociencias de la Universidad Estatal de Pensilvania, Erin DiMaggio, lidera otro estudio en el que describen geológicamente el yacimiento donde se descubrió la mandíbula y confirman la edad del fósil.

“Estamos seguros de la edad del LD 350-1”, afirmó la investigadora, que señaló que se han utilizado distintos sistemas de datado, como análisis radiométricos de las capas de cenizas volcánicas para determinar la antigüedad de los sedimentos del yacimiento.

Homo erectus

LD 350-1 sería anterior al Homo Habilis (2,5 millones de años), pero aún parte de la especie Homo.

Las rocas y fósiles vegetales que están analizando “permite arrojar luz no sólo sobre un linaje humano, sino sobre el establecimiento de un entorno geológico en el que vivieron los primeros ‘Homo'”.

En este sentido, señaló que los primeros “Homo” que habitaron la región de Afars lo hicieron en un entorno de grandes pastizales y arbustos, cerca de lagos, ríos y volcanes activos.

Los investigadores también mencionaron que entre los fósiles encontrados en esta zona hay antílopes y elefantes prehistóricos, tipos ancestrales de hipopótamos, cocodrilos y peces, que datan de entre 2,8 y 2,5 millones de años.

Otros de nuestros antepasados

En la búsqueda de los ancestros biológicos del género “homo”, arqueólogos han encontrado dos primas muy cercanas de la especie: son Australopithecus, justo antes de que los primates caminaran erguidos y usaran herramientas.

Ardi es la más antigua. Tiene unos 4.4 millones de años y se considera el ejemplar del más primitivo primate bípedo conocido hasta ahora.

Enseguida está Lucy, quien tiene 3.2 millones de años y fue descubierta en Etiopía también. Sus restos se han preservado muy bien; es una hembra de más de un metro de altura y que alcanzó a vivir 20 años.

Las dos anteriores hicieron parte de la especie que dio origen al “homo”, que es directamente la familia del humano actual. Los restos encontrados de LD 350-1 sí pertenecerían a la especie homo, es decir, la familia del humano actual.

Con información de agencia EFE.