Gobierno venezolano confirma la muerte de Hugo Chávez

Gobierno venezolano confirma la muerte de Hugo Chávez

5 de marzo del 2013

Desde el hospital militar el vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro informó de la muerte del presidente Hugo Chávez de Venezuela.  Acompañado de su gabinete, el funcionario dijo que a las 4:25 de la tarde (hora Caracas)  de este 5 de marzo se habría confirmado el fallecimiento del mandatario.

Minutos antes el mismo vicepresidente Maduro había criticado las informaciones que indicaban la muerte de Hugo Chávez. Además había atribuido a una conspiración su enfermedad.

La enfermedad

El presidente Hugo Chávez se había propuesto gobernar a Venezuela por décadas. En varios anuncios había prometido que sería el presidente más allá del 2019, más allá del 2025, e incluso “hasta el 2031”. Su apoyo popular iba en crecimiento y sus victorias electorales prácticamente estaban garantizadas. Sin embargo el ambiente se enrareció en mayo de 2011.

Hugo Chávez suspendió el 9 de mayo una gira por Brasil, Ecuador y Cuba argumentando un problema médico en la rodilla izquierda. No se estimaba que fuera a ser más que una lesión. Semanas después de no aparecer en público, el entonces canciller Nicolás Maduro anunció que el mandatario fue intervenido de urgencia en Cuba por un absceso pélvico. El 12 de junio, Hugo Chávez explicó desde la isla que se estaba recuperando de la operación, y que todo habría salido bien.

Sin embrago, días después, una sorpresiva convocatoria a cadena nacional de radio y televisión, cambiaría la historia del poder en el país suramericano. El 30 de junio el presidente Hugo Chávez anunció que sufría cáncer, pero que el tumor en la región pélvica había sido exitosamente removido.

Tras unos días en recuperación, Hugo Chávez regresó a Caracas. Previo al arribo, que fue el 4 de julio, el entonces canciller Nicolás Maduro se había convertido en el vocero que detallaba el avance de la recuperación del Jefe de Gobierno y aseguró, en ese momento, que el presidente se reincorporaría a sus funciones frente al país.

El 16 de julio de 2011 el Presidente regresó a La Habana para someterse a tratamiento con quimioterapia. El procedimiento consistiría en cuatro ciclos que se realizarían en su mayoría en la Mayor de las Antillas, y uno solo en su país natal. Sus quimioterapias se extendieron hasta mediados de septiembre, y el 10 de dicho mes anunció que estaba completamente curado. El 20 de octubre prometió que, tras varios exámenes practicados en La Habana, estaba seguro que “no hay células malignas” en su cuerpo.

Luego de meses de ausencia, el 7 de enero de 2012 el presidente retoma su habitual “Aló Presidente”. Llevaba tiempo sin hablar cinco horas frente a la televisión, y anuncia que asistirá a la rendición anual de cuentas ante la Asamblea Nacional el 13 de enero. En esa oportunidad habló nueve horas.

Una nueva noticia de su enfermedad se conoció el 21 de febrero, cuando reconoció que su servicio médico le había detectado una lesión que podría ser cancerosa, y debía regresar a Cuba para ser intervenido. La operación fue el 26 de febrero, y del procedimiento se anunció que el paciente sería sometido a radioterapia.

El 5 de abril dejó ver ante la opinión que el problema de su salud le estaba desesperando. En esa oportunidad, en su ciudad natal Barinas, elevó una petición por su salud en una emotiva misa: “no me lleves todavía, dame tus espinas, dame tu sangre, que yo estoy dispuesto a llevarla pero con vida”, dijo.

Luego de un ciclo de seis sesiones de radioterapias en Cuba, Hugo Chávez retornó el 11 de mayo, y apareció el 22 del mismo mes en una reunión con su gabinete. En ese momento se alistaban terrenos para su campaña a la reelección, que meses antes estaba anunciada. El 1 de julio de 2012, el mismo Presidente, anuncia que viajará por el país para conseguir los votos que le garantizaran un nuevo periodo como jefe del Palacio de Miraflores.

Durante la campaña se dijo, por versiones extraoficiales, que la salud de Hugo Chávez se estaba deteriorando fuertemente por las agitadas jornadas, pero que se le veía vigoroso porque se le suministraban esteroides. Casi que a diario sostuvo eventos públicos y fuertes viajes. El 7 de octubre derrotó con una holgada diferencia a su rival, el líder de la oposición unida Henrique Capriles Radonski.

Aunque el 20 de octubre, algunas semanas después de la victoria, Chávez reconoció que su salud se afectó por los meses que estuvo en carrera por su reelección; fue hasta casi  dos meses después, el 27 de noviembre, que a través de un comunicado se conoció que el ejecutivo elevó un permiso a la Asamblea Nacional para que Chávez pudiera viajar de nuevo a la capital cubana, para un tratamiento con “oxigenación hiperbárica”. Durante ese periodo las apariciones del mandatario fueron mínimas.

La última vez que dio un discurso público fue el 8 de diciembre, en el que a través de cadena nacional anunció que debía viajar de urgencia a Cuba para someterse a una operación. En esa oportunidad, por primera vez, dijo que de no poder asumir el nuevo mandato presidencial, sus electores debían apoyar a Nicolás Maduro, como su sucesor.

Desde entonces la información divulgada por el oficialismo auguraba un buen camino en la recuperación del mandatario bolivariano. En pocos anuncios, funcionarios como Nicolás Maduro o el ministro de comunicaciones Ernesto Villas, anunciaban ciertas complicaciones postoperatorias, pero pocas veces el agravamiento de su estado de salud.

La última imagen conocida del Presidente fue una fotografía distribuida por el oficialismo el pasado 15 de febrero, en la que estaba el gobernante en compañía de sus hijas. Pero luego hubo una avalancha de versiones que incluso anticipaban su muerte. Mientras se incrementaba la incertidumbre, el vicepresidente Nicolás Maduro salió al paso a la tensión y declaró el 5 de marzo que Hugo Chávez se recuperaba en las “horas más difíciles que hemos vivido desde la operación del 11 de diciembre”. En compañía del alto mando político y militar Maduro agregó que existiría una “conspiración” que habría provocado en Chávez el cáncer que padece.

Lea también

Rosa Virginia, la luz de los ojos de Hugo Chávez

Exdiplomático de la OEA denuncia muerte cerebral de Chávez

“El cáncer del presidente Chávez se extendió a sus pulmones”: Marquina

Nicolás Maduro: del timón de un bus a la vicepresidencia

Estos son los centros de poder en Venezuela

Los guardianes civiles de Chávez