Guerra sucia por la Alcaldía de Medellín

Guerra sucia por la Alcaldía de Medellín

7 de Septiembre del 2011

La campaña a la Alcaldía de Medellín se ha convertido en un escenario de todos contra todos. El primer capítulo de la semana fue el cuestionamiento a las acreditaciones académicas de Pérez, quien dice tener Doctorados cuyos soportes han despertado sospechas. En Medellín, sin embargo, dicen que quien miente en lo pequeño miente en lo grande. Con esa idea han tratado de frenar a Pérez en su aspiración.

En la disputa apareció el actual alcalde de Medellín, Alonso Salazar, quien será denunciado por Luis Pérez ante la Procuraduría por presunta participación en política. En un debate entre los candidatos, Pérez aseguró que durante su administración se habían realizado obras importantes, como la Avenida 34, en El Poblado. Además, cuestionó la administración de Salazar en el sentido de que en esta alcaldía ha habido un aumento del 34% en las tarifas de alumbrado público.

Salazar reaccionó a través de su cuenta de Twitter y dijo que se veía en el “harta” obligación de desmentir a Pérez. Escribió que la avenida 34 la había construido el alcalde Sergio Fajardo y aprovechó para desmentir rumores que indican que J.J. Rendón, hoy asesor de Pérez, trabajó con él en su campaña.

Estas afirmaciones dieron pie para que Rendón acusara a Salazar de participación en política. Vía Twitter, el asesor político señaló a Salazar como “un cobarde de doble moral y oportunista” y lo increpó con tono desafiante: “Acaba de cometer el peor error de su carrera. Jarto que usted me suba al ring. No le tengo miedo y no me quedo con esa”.