Los ricos más ricos de la historia

Los ricos más ricos de la historia

4 de agosto del 2015

Cada año la revista ‘Forbes’ publica un ranking de los multimillonarios del mundo. Miden las riquezas de empresarios en todo el planeta contando sus propiedades, cuentas bancarias y capital corporativo.

Lea también: Delicias culinarias que encantaron a los personajes de la historia

Las cifras deslumbran a cualquiera. Pero ¿qué pensaría si le dijeran que el hombre más rico del mundo hoy, está de noveno en el ranking de los más ricos en la historia de la humanidad? ¿O usted se imaginaría que el sujeto con la mayor fortuna de todos los tiempos tuvo tantos tesoros que nadie consigue cuantificarlos?

Lea también: 14 caprichos para millonarios que usted nunca supo que existían

La revista estadounidense ‘Time’ decidió armar un ranking con los 10 humanos más ricos de la historia de la civilización.

Lea también: Las extravagancias de los poderosos

Lo construyeron con sumo rigor. Cuentan que invirtieron “horas de entrevistas con académicos, economistas e historiadores, quienes compararon la riqueza de cada personaje según su periodo en la historia y el sistema económico imperante”.

Revisaron a los más poderosos y acaudalados en todos los rincones del mundo, evaluaron también su influencia sobre la sociedad y produjeron el siguiente ‘top’ de los ricos más ricos de la historia.

Genghis_Khan

10- Genghis Kan (1162 a 1227, Mongolia)

El conquistador y formador del primer Imperio Mongol, que es considerado el territorio unificado más grande de la historia, fue poseedor de una riqueza representada en “una inmensa cantidad de tierras”, según explica ‘Time’.

La grandeza de su imperio se extendió desde China hasta Europa, e inicia el listado de los más ricos de la historia no tanto por su riqueza acumulada, sino por el control de tierras productivas más significativa que haya conocido la humanidad.

Investigadores, sin embargo, destacan que Genghis Kan no era un gobernante al que gustara ostentar poderío monetario ni extravagantes lujos. En cambio sus propiedades eran repartidas entre sus soldados, con los que se garantizaba las conquistas.

“Una de las bases de su influencia fue compartir los botines con sus soldados y otros comandantes”, explicó Morris Rossabi, profesor de historia en Queens College de Nueva York.

Otro experto consultado fue Jack Weatherford, autor de “Genghis Kan y la construcción del mundo moderno”. Según él, los seguidores de Kan tenían prohibido acumular riquezas personales.

Cada vez que expandían su imperio, los tesoros de las tierras conquistadas eran contabilizados por un lugarteniente de confianza del comandante. Luego de hacer el inventario, redistribuían el botín entre todos los miembros del ejército y sus familias.

“Genghis Kan también recibía su parte, pero si se repartía de forma equitativa era difícil que se enriqueciera. Él no construyó algún palacio para su uso personal, o templo o tumba lujosa”, contó a ‘Time’ Weatherford, quien en cambio señaló que el emperador nació en una yurta (una tienda de campaña sencilla tradicional de los nómadas mongoles), y murió igual. Además cuando murió, fue envuelto en un manto de lana, como un soldado raso, y luego fue quemado.

Bill-Gates

9- Bill Gates (1955, Estados Unidos)

Es el único de los más ricos de la historia que vive aún. Encabezó este año el listado ‘Forbes’ de los principales multimillonarios del mundo y su riqueza asciende a 78.900 millones de dólares. Antes de la crisis de 2008, su fortuna se estimaba en 136.000 millones de dólares.

Su imperio informático, Microsoft, le dio riqueza. Dentro de los destinos de su dinero se encuentra la Fundación Bill y Melinda Gates, que dirige con su esposa, y que se dedica a aportar en programas de educación y salud dentro de Estados Unidos, y a atender ciertas poblaciones con crisis de hambruna en África.

Alan_Rufus

8- Alan Rufus (1040-1093, Inglaterra)

Fue el primer Lord de Richmond, Inglaterra, y su riqueza se contabilizó en 194.000 millones de dólares a valores de hoy. ¿Por qué?

Rufus fue sobrino de Guillermo el Conquistador (Duque de Normandía). Se le unió a su tío en la conquista del norte de Francia por parte de tropas británicas. Así se hizo al control de Normandía.

De acuerdo a Philip Baresford y Bill Rubinstein, autores de “Los más ricos de los ricos”, Alan Rufus conservó la mayor parte del botín, que representaba el 7% de la riqueza de toda Inglaterra, lo que equivaldría a 194.000 millones de dólares a cifras de hoy, casi tres veces la riqueza de Bill Gates. Sus dineros fueron invertidos en la construcción de varios palacios y monasterios.

Fue conocido también como Alan el Rojo, y tras su muerte, sus restos fueron transportados a la abadía de Bury St Edmunds en Suffolk.

John_D_Rockefeller

7- John D. Rockefeller (1839-1937, Estados Unidos)

El empresario, inversionista y filántropo John D. Rockefeller hizo una fortuna equivalente a 341.000 millones de dólares gracias a la industria petrolera.

Cuenta ‘Time’ que Rockefeller comenzó en la industria petrolera en 1863, y 17 años después, para 1880, su compañía “Standard Oil” controlaba toda la producción de crudo del continente.

La riqueza de Rockefelles fue avaluada en 1.500 millones de dólares, que de acuerdo a la declaración de renta federal de 1918, equivalía al 2% de la producción económica de todo Estados Unidos en un año.

Dentro de sus obras filantrópicas está la creación de la Universidad de Chicago, una de las más prestigiosas del mundo, y la Universidad de la sociedad Rockefeller en Nueva York.

Andrew-carnegie-01

6- Andrew Carnegie (1835-1919, Estados Unidos)

El sexto más rico de la historia, según ‘Time’, amasó una fortuna equivalente a 372.000 millones de dólares de hoy. Es Andrew Carnegie, quien se lleva el título del estadounidense más rico de la historia, incluso más que Rockefeller.

Era originario de Escocia y comenzó a reunir dinero desde niño, con trabajos en la compañía Pennsylvania Railroad. En la industria ferroviaria ascendió hasta convertirse en dueño de dicha empresa y otras más, que terminó fusionando y creando U.S. Steel.

En 1901 vendió esa compañía al grupo J.P Morgan en 480 millones de dólares de entonces. Según estimó Time, esa suma equivalía al 2.1% del Producto Interno Bruto del país, lo que hoy significaría 372.000 millones de dólares.

Stalin_Image

5- Joseph Stalin (1878-1953, URSS)

Su riqueza está representada en “el control absoluto de una nación que representaba el 9.6% de la riqueza global”.

Stalin fue presidente del Consejo de Ministros de la Unión Soviética y secretario General del Partido Comunista Panruso, el cargo más poderoso de la URSS.

“Stalin fue un dictador con absoluto poder sobre quienes controlaba, que era una de las más grandes economías en el mundo. Es virtualmente imposible separar la riqueza de Stalin de la riqueza de la Unión Soviética. Su única fuente de riqueza era el control de la URSS, que le daba la nominación, por parte de múltiples economistas, como uno de los más ricos de todos los tiempos”, justifica ‘Time’ al ubicarlo como el quinto hombre más rico de la historia humana.

Si se comparara la producción de riqueza de la URSS, equivaldría a 7.5 millones de millones de dólares. Además, por influencia territorial, Stalin tuvo el poder sobre el 16% del territorio de todo el planeta.

La revista estadounidense aclara que el dinero no perteneció directamente a las arcas de Stalin, pero “tenía la posibilidad de disponer de él a su antojo”.

“Tuvo un enorme poder, y con esa influencia pudo tener todo lo que quería”, dice a ‘Time’ George O. Liber, profesor de Historia de la Universidad de Alabama.

Akbar-01

4- Akbar I (1542–1605, India)

Le conocían como Akbar el Grande y su patrimonio, el cual ostentaba con lujo y derroche, equivalía al 25% de la riqueza global de entonces.

Akbar el Grande gobernó gran parte de la India durante cincuenta años y llevó al imperio mongol a un apogeo de poderío y bienestar.

Consideraba que el poderío de su imperio se demostraba con los tesoros visibles, así que hizo construir numerosos palacios y una esplendorosa ciudad llamada Fatehpur Sikri, (Ciudad de la victoria), con colosales edificaciones.

El poeta Lope de Vega, que conoció su imperio, escribió que las riquezas de Akbar y sus “palacios soberbios”, ni “Darío, ni Alejandro, ni Ciro ni Jerjes los vieron jamás. Oro, piedras, perlas, plata cubren paredes y techos. Y el suelo que se va pisando tiene brocados persas y medos”.

Con Akbar, las élites europeas parecían familias humildes. El economista Branko Milanovic, de la Universidad de Nueva York, tiene una investigación que muestra que la dinastía que le tocó en la historia a Akbar I fue una de las más adineradas y eficientes en la extracción de riquezas del pasado milenio.

Emperor-shenzong-01

3-Emperador Shenzong (1048–1085, China)

La riqueza del sexto emperador de la dinastía Song de China (una de las más prósperas del imperio) también fue medida respecto a cuánto equivalía al total de tesoros de entonces. En su caso alcanzó a poseer el 30% de la riqueza global.

El profesor Ronald Edwards, historiador especializado en economía China de la Dinastía Song en la universidad de Tamkang (Taiwán), explica que durante ese periodo China consiguió el 30% de la riqueza global durante su cumbre.

“La riqueza del imperio provino de sus innovaciones tecnologías y un riguroso sistema de recaudo de impuestos. Su sistema estaba a cientos de años delante del de los gobiernos europeos”, cuenta el experto.

El gobierno de Shenzong fue altamente centralizado, lo que implica que el emperador conservó un enorme control sobre la economía.

Cesar-Augusto

2- César Augusto (63 AC–14 DC, Roma)

El fundador del Imperio Romano se echó a sus espaldas un poderío que, dice ‘Time’, equivaldría hoy a 4.6 millones de millones de dólares.

Roma recién se consolidaba como la principal potencia del mundo y acaparaba más del 30% de la riqueza global.

El profesor de Historia de la Universidad de Stanford, Ian Morris, cuenta que César Augusto conservaba para una riqueza personal equivalente al 20% de todo el tesoro del imperio. Esa fortuna equivaldría a 4.6 billones de dólares a precio de hoy. “Durante un tiempo César Augusto era el dueño de todo Egipto, y solo eso ya es un gran record”, cuenta Morris a la revista estadounidense.

Mansa_Musa

1- Mansa Musa (1280–1337, Malí)

El hombre más rico de la historia de la humanidad gobernó un país que hoy es uno de los más pobres del mundo. Mansa Musa fue el emperador de Malí, rey de Tumbuktu, señor de las minas Wangara y conquistador de Ghana.

Más allá de la paradoja, la revista ‘Time’ describe su fortuna así: “Fue tan rico como nadie lo puede imaginar ni describir”.

Un par de expertos sustentan la tesis de ‘Time’, que lo llevan también a reinar en el ranking de los ricos más ricos de la humanidad.

Richard Smith, investigador e historiador del Ferrum College (Virginia, EEUU), cuenta que durante su reinado en el occidente de África convirtió a la región en la principal productora de oro en el mundo, en momentos en que estaba en auge la fiebre dorada.

“No hay forma de poner una cifra de su riqueza”, dice Richard Smith a ‘Time’. “No hay registros que lo cuantifiquen. Algunas fuentes contemporáneas describen su caudal de riqueza como algo impensable para la época”.

Rudolph Ware, profesor asociado de historia en la Universidad de Michigan, explica que las riquezas de Musa fueron tan inmensas que la gente luchaba para describirlas.

“Este es el hombre más rico que nadie haya visto jamás, ese es el punto. Han tratado de encontrar las palabras para describirlo. Hay pinturas suyas cargando un cetro de oro en un trono de oro, sosteniendo una copa de oro con una corona de oro en su cabeza. Imagine tanto oro como pueda un humano poseerlo y redoble esa cantidad”, sostiene.

Se dice que durante una peregrinación de Musa a la Meca, sus derroches de dinero durante el viaje causaron una crisis monetaria en Egipto. Docenas de camellos cargaban cientos de libras de oro.

Sus ejércitos sumaban más de 200 mil hombres y era capaz de pagar (y bien) a unos 40 mil arqueros. “Cuando nadie puede comprender su riqueza, eso significa que es inmensamente rico”, concluye ‘Time’.