De Miss Tanguita y lo que muestra

19 de enero del 2015

Y empezó lo que pronto se olvidará, ruido, mucho ruido y seguro, pocas nueces.

Colombia, país de reinas y reyes.

El nacional, los nacionales, departamentales y municipales. En las entidades territoriales no faltan: la Panela, el Arroz, el Bambuco, el Café, la Ganadería, el Dividivi, el Carbón, el Coco, la Miel, la Gallina Campesina… Claro, en festivales, fiestas y carnavales, también se elige reina o rey (así sea animal o animala, a lo Maduro). Nombres llamativos: el Mango, la Piña, la Talla en Piedra, el Feo, el Burro, la Yuca, la Papaya, la Arepa e Huevo, el Diablo y un etcétera que se explica por la necesidad de promover turismo.

Todo se corona en el Concurso Nacional de la Belleza. Casi siempre con escándalo real y esa cháchara monárquica que abunda en noticieros novembrinos.

Acuden a los certámenes autoridades civiles, militares y eclesiásticas. Los medios, que siempre pintan para medios, comentan. Notas de farándula abundan. En noviembre, por ejemplo, nos embobaron con la decisión de Raimundo, hijo de Tera, de censurar a Mr. Black. “Aquí no caben ni las bandidas, ni el serrucho”, señaló. Sentenció: “El Serrucho es como un coito”. Por pensar en cópulas se le vino una demanda por discriminador. Luego la respuesta de la señorita Huila, sección corchadas de un noticiero, cuando le preguntaron quién era Mandela: “Quien inició el Concurso Nacional de Belleza”. Daltónica y todo. El inicio del año nos trajo chismes soberanos. Titulares: “En medio de críticas, Japón fue elegida nueva reina internacional del café”. Que no entendió, no respondió, falta de respeto, le regalaron la corona…

Embrollos sin r para sintetizar.

Bueno, también se celebra, T.V. y Novelas, “La mejor cola de la TV”. Consecuentes con otro, “Miss Tanga Colombia Internacional”, reinado con forma, mucha forma. Deben mostrar respetables traseros. Escandalo para mojigatos y deleite para m…uchos… El escándalo, en este momento, no es por nalgas juveniles sino por sus diminutivas. Anunciado en Internet, “Del 9 al 13 de enero (…) en Barbosa, Santander, se realizará FestiRío 2015, con la realización de Miss Tanga y Miss Tanguita, Carrera de Carros Apagados y conciertos bailables”. Patrocinado con erario púbico. La polvareda se generó por ‘Miss tanguita’, concurso con niñas de 10 años (5 y 8 leí), inscripciones en Secretaría de Desarrollo Social municipal. Y empezó lo que pronto se olvidará, ruido, mucho ruido y seguro, pocas nueces. Leímos: Polémica por concurso infantil ‘Miss Tanguita’; Fiscalía y Procuraduría inician investigación contra el concurso ‘Miss tanguita’; Bienestar Familiar aprobó ‘Miss Tanguita’; Congreso estudió pero no aprobó ley para prohibir concursos de belleza infantil; ‘Miss tanguita’ no tiene ninguna connotación sexual: alcaldesa de Barbosa; No estamos prostituyendo a nuestras hijas: padre de niña de ‘Miss tanguita’… Y declaraciones, ICBF, Procuraduría, Alcaldía…

Reinado violador de normas de protección infantil. Violador como los peores violadores. Lo cual, ante lo que escuchamos en las noticias de noviembre y diciembre, nos hace pensar la falta que hace Gilma Jiménez quien, aunque parecía monotemática y se le criticaban sus propuestas calificadas como populismo punitivo, era una voz en defensa de la niñez en un país violador de infantes y desconocedor del famoso poema consagrado en el artículo 44 constitucional. Paradójicamente, la primera lucha del gobierno, en 2015, no será contra Uribe y berrinches twitteros, sino contra el Niño, fenómeno político que secará la administración de santitos y nos dejará como…

Burro candidatooo...

Buuu… rOOOSSS

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO