Gina y la tolerancia cero.

28 de agosto del 2011

Tolerancia cero con la criminalidad, esa parece ser la política de seguridad que implementaría Gina Parody si llegara a ser la alcaldesa de Bogotá; frente a esto hay que tener mucho cuidado con que es lo que quiere ella implementar, porque comprobados están los problemas de la “Fixing Broken Windows” en una ciudad como Nueva […]

Tolerancia cero con la criminalidad, esa parece ser la política de seguridad que implementaría Gina Parody si llegara a ser la alcaldesa de Bogotá; frente a esto hay que tener mucho cuidado con que es lo que quiere ella implementar, porque comprobados están los problemas de la “Fixing Broken Windows” en una ciudad como Nueva York cuyo nivel de vida es más alto que el de Colombia lo que supone un análisis social profundo de lo que podría ser la implementación de esta teoría en un país tercermundista como el nuestro y que más que represión necesita educación.

¿Se imagina usted, salir de su casa y encontrarse con más hombres vestidos de verde de los que se encuentra ahora? ¿Sabría usted el costo de la represión socio-criminal de nuestra ciudad? ¿Cuántos abusos podrían existir si se implementara esta nueva política? ¿Sabe usted de que se trata la política de “tolerancia cero”? Estas preguntas son necesarias para entender la propuesta de Gina Parody, porque sino las hacemos y vivimos de la “emoción” de tener a Giuliani en Bogotá, podemos caer en el error de votar por algo que no conocemos y que puede llegar a ser un total fracaso.

En los Estados Unidos por los años 80 se hiso un artículo de investigación que consistía en mirar el origen de la criminalidad en la sociedad y se colocaba como ejemplo a una banqueta en donde alguien deja basura y no se limpia entonces sigue pasando más gente dejando más basura hasta que colapsa el mugre en la banqueta porque nadie se digno a limpiarla, entonces surge la pregunta sobre ¿quien tiene que limpiar la banqueta para mantenerla ordenada? La respuesta es sencilla se requiere la intervención del Estado para que todas esas personas, que en la teoría se comparan con basura para referirse a gente que tiene conductas desviadas, sean detenidas para evitar conductas lesivas en la sociedad.

Esto teoría ha sido bastante criticada por la comunidad académica; Cuando Giuliani fue alcalde de Nueva York fue uno de los primeros que implemento esta política, y se vanagloriaba porque supuestamente había logrado reducir la criminalidad en la ciudad, lo que fue bastante discutido porque al parecer el costo de mantener el orden de la ciudad era una total libertad a la autoridad policiaca para que mantuviera el orden sin importar las consecuencias, es decir que existía un amplio margen de arbitrariedad; si un policía veía a una persona de piel negra, a una prostituta, a un homosexual, o simplemente a cualquiera que les parecía un delincuente en potencia, ya era considerada como sospechoso por lo que era detenido, ¿Todo esto a costa de qué?

Económicamente es muy costoso sostener este tipo de políticas peligrosas, lastimosamente tenemos el pensamiento de que entre más policías o militares existan más seguros vamos a estar, ¿No sería mejor invertir en más educación que en seguridad? Todo lo queremos hacer bajo presión obligando, lastimando y creando rencores en nuestra sociedad, porque mejor no implementamos políticas de inclusión social, porque no acabar con la pobreza a través de oportunidades de empleo, porque no enseñarle a la gente que a esta ciudad hay que amarla para así evitar que las banquetas permanezcan sucias; aquí lo único que se ve es que la candidata peca por ignorante o por querer ser oportunamente popular en una ciudad ignorante como la nuestra, ciudad que vive de pasiones, pasiones que poco a poco la han estado desangrando durante los ocho años pasados; esto no deja de ser más que una reflexión para evitar que políticas como estas, que lo único que harían es crear un trecho mayor entre el norte y el sur, sean aplicadas.

Para quien esté interesado léanse el libro “Fixing Broken Windows” de George Kelling y Catherine Coles.

Blog:Locura Colombiana

Twitter:@davidleogo

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO