La Carreta del Ex Alcalde Petro: como no le toca TransMilenio

"Que usted sienta el toqueteo acá".

La Carreta del Ex Alcalde Petro: como no le toca TransMilenio

5 de marzo del 2014

Estafado por la izquierda.

Voté, dizque para teñirme de profundidad ideológica, por Moreno (idiota pensar que el sujeto de los 50 votos, lleno de manillas de farolero, fuera de esas tendencias). Sufragué por hampón, tendencias cleptómanas si las tenía todas. Rompió, con sus lazos familiares, lo que se hereda si se hurta, aquel dicho del pueblo al que prometió oro, moro y polo: la ocasión hace al ladrón (a la siniestra).

Todo lo anterior, bajo las mágicas palabras procesales: supuesto y presunto.

Voté, al perro lo capan dos y Tres veces, por Petro. Dizque para forjar izquierda democrática. Supuse y presumí que atinaría. Equivocación. Traté de enmendar la plana y, vinculándome al movimiento promovido por la recalcitrante derecha siniestra, nieta de Gómez y Leiva, firmé la revocatoria convencido de que sería la oportunidad de movilizar políticamente la defensa y el ataque, deliberante, contra la Administración Distrital. El burromaestre, con los miedos propios del ego, enredó lo que hoy como loca de pueblo, clama en sus delirios: tutelatón, nuevo bogotazo, primavera criolla, segundo grito de Independencia. Que sí, que no. Balcones y twitterazos, propaganda de la Bogotá Humana hasta en la sopa. Todo lo cual, enfrentado al poderoso O. Mal-donado, se convirtió en espectáculo. Vestido de democracia de multitudes apasionadas por la política del amor y del amo (déspota lo calificó un cercano).

En esta ocasión, bajo supuesto y presunto, descreo de la llamada izquierda (eso no quiere decir que paso al centro o que brinco, m…ca, a la derecha). El descreimiento pasa por no solo comprobar que Petro tiene deficiencias como administrador sino que, bajo todo pronóstico, es un mal político. Condiciones para ello: pendenciero, descalificador, embaucador, paranoico, prepotente, oportunista (muchos políticos coinciden, podría estar definiendo al paisa de diminutivos o al grecocaldense de hipérboles verbales). A su vez, por el enredado manejo que le ha dado a la revocatoria y a la destitución y, como pudimos verlo hoy, por sus bandazos en el trasporte:

Pico y placa, circulan pero no, peatonalización, hora valle y pico, Siii…TTT, subsidios, PeñalOSA…

Deja en claro, en medio de manifestantes emputados de Transmilenio, en el que viajo día a día para llegar al trabajo, con losas quebradas, sabiendo desde que se inauguró que colapsaría en 10 años, apretujado como en cebolleros de los 90 y con raperos y rateros: 1) sin MEA culpa: Operadores mafiosos, empresarios pillos, politiqueros electoLleras y jueces corruptos (no ha cumplido sentencia del Consejo de Estado de 2010 frente a inseguridad y sobrecupo); 2) Frases: “Soy el más consciente que TransMilenio no funciona bien” (nos dimos cuenta), “Antes de que hubiera TransMilenio el transporte funcionaba peor (consuelo de tontos); 3) Propuestas: Levántense a las 4, ¡A lo Gaviria!; mejorarlo con Metro (espérense hasta el 2030); vehículos eléctricos de la EAAB, renegociar contratos (Flórez denunció: prorrogó los contratos de los operadores de las fases I y II por 240.000 kilómetros, sin pensar en el bienestar de la ciudad; y, la última, no cansado con sus movilizaciones: Petro convocó a usuarios de TransMilenio a marchar el próximo 11 de marzo, señaló El Espectador.

CARRETA que es, Ex alcalde, lo que nos propone siempre y en lo que tendremos que mover NO PASARÁ.

Sentadito en la azulll...

Sentadito en la azulll…

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.