¿Qué significa el día mundial de la niña?

¿Qué significa el día mundial de la niña?

17 de octubre del 2017

Para muchos el pasado 11 de octubre fue un día más en sus vidas, no significó nada e hizo parte de la cotidianidad. Para varias mujeres en el mundo es un día importante. Es el día mundial “de la niña”, para los que tienen hijas, primas o hermanas seguramente entenderán la importancia de lo que significa esta fecha.

Revisando redes sociales basta con investigar por qué es un día a festejar, precisamente es un intento de dar visibilidad al papel de las niñas en las sociedades. Sería falso decir que las mujeres sufren de violencia y abusos cuando son adultas, la verdad es que no es así.

Desde niñas por su género son vulneradas, violadas e irrespetadas en todas partes del mundo y este día nos recuerda la tristeza que conlleva saber los vejámenes que siguen ocurriendo a muy temprana edad por su condición de género.

La Organización Mundial de Naciones Unidas (ONU), recordó como continúan situaciones de desventaja y discriminación, “cada 10 minutos, en algún lugar del mundo, muere una adolescente como consecuencia de la violencia. “Cuando hay emergencias humanitarias la violencia de género a menudo aumenta y las jóvenes se ven sometidas a la violencia física y sexual, al matrimonio infantil, la explotación y la trata de personas”, expresó este día ONU mujeres.

Respecto de las 1.1 mil millones de niñas que hay en el mundo “las adolescentes que están en zonas de conflicto tienen un 90 por ciento más de probabilidades de no acceder a la escolarización en comparación con las niñas de los países sin conflicto, poniendo así en peligro sus perspectivas de futuro laboral y su independencia financiera una vez alcanzada la edad adulta”, ONU mujeres.

En América Latina, uno de cada tres embarazos se producen en menores de edad. El aborto es prohibido en estos casos en países como El Salvador, Nicaragua aunque se practica ilegalmente, en Paraguay solo se realiza cuando hay riesgo inminente de muerte de la madre en el parto, lo que nunca se puede prever en el caso de adolescentes hasta que fallecen. (Diario El País, 7 de octubre).

Vale la pena resaltar iniciativas con este propósito como la de Amnistía Internacional titulada “Niñas, no madres” que intenta concientizar a las familias para que protejan a las niñas, que no las conviertan en fuente de ingresos a partir de abusos y explotación.

Por otro lado, las niñas también se inician en el consumo de drogas para soportar el abuso físico y sexual, algunas cuentan en diversos testimonios que con la droga se hace más llevadera su situación y muchas veces quienes las explotan (familiares o terceros) les recomiendan estar drogadas para no recordar lo que les ha pasado.

Sin embargo, a pesar de lo anterior, 2017 ha sido un año particular para avances positivos a nivel mundial beneficiando a las niñas. Son 5 países los que han prohibido el matrimonio infantil este año: Guatemala, El Salvador, Honduras, Trinidad y Tobago y Malawi.

En América Latina el 23% de las mujeres casadas lo habían hecho antes de cumplir la mayoría de edad (ONU, 2016). Esto no será fácil de cambiar dado que “cada año contraen matrimonio 15 millones de niñas, 28 cada minuto y 1 cada dos segundos” falta mucho por hacer pero es un gran avance lo que han hecho estos 5 países.

Según un informe de la UNESCO, publicado por la BBC la semana pasada, existen 10 países de los cuales 9 se encuentran en África donde las niñas se retiran de la escuela por estar en zonas de conflicto y es imposible que puedan regresar, el número 10 es Siria, aunque muchas intentan estudiar metidas en cavernas y escombros a escondidas, esto no dura mucho hasta que los combatientes las descubren o sus propias familias que se convierten en sus principales delatores. El caso de América Latina no es menos aterrador, por ejemplo Haití que ocupa el número 30, donde menos de la mitad de las niñas terminan escuela primaria.

Otro gran avance para el 2017 en este tema es el histórico fallo en la India este mes, que indicó, “las niñas menores de 18 años pueden denunciar a sus maridos de violación siempre y cuando reporten el hecho dentro de 1 año de haber sido forzadas a tener relaciones sexuales”.

Este es un gran avance teniendo en cuenta que la India es el país con mayor número de mujeres menores de 18 años casadas, lo que se traduce en 26.6 millones y es interesante porque con este fallo se anula la posibilidad que tenían los maridos de tener relaciones sexuales con sus esposas menores de edad sin consecuencia alguna. Corrigiendo así un error histórico que permitía abusar legalmente de las niñas, lo importante es que se logre implementar, más aún en un país que históricamente ha obligado a las niñas a casarse desde el inicio de su adolescencia o antes y con el permiso de sus padres.

En general, los países que todavía permiten el matrimonio infantil saben que éste es un obstáculo para el desarrollo que fomenta la pobreza, mientras sigan existiendo niñas casadas con hijos que abandonan la escuela se sigue perpetuando el subdesarrollo y las posibilidades de avances de las sociedades. Eso sin contar el descontrol de la tasa de natalidad, la desnutrición de los menores y el desequilibrio de las familias formadas por niñas adolescentes. Este año con una Resolución de la ONU, el Líbano y Jordania anularon la posibilidad del matrimonio infantil, lo que también es un avance histórico para estos países en beneficio de sus niñas.

Así entonces, afirmó la ONU que la meta es que para el 2030 se deberán contratar 69 millones de docentes para lograr los objetivos mundiales fijados en el ámbito educativo. Más de 130 millones de niñas están fuera de la escuela, esto significa el fracaso en la educación de las niñas y la definen como “una crisis global que perpetúa la pobreza”.

Es urgente que todos los países del mundo se concienticen de la importancia que tienen las niñas en las sociedades, es necesario tener políticas públicas que permitan que las niñas terminen su escolaridad secundaria y lleguen a una formación técnica o profesional.

Se deben trabajar de manera permanente en políticas que eviten el embarazo adolescente como el caso colombiano que crece día a día. Para el año 2016 según el DANE nacieron 1.234 bebés de madres entre los 10 y 14 años y 30.375 de madres entre los 15 y 19 años, mientras tengamos niñas embarazadas a temprana edad tenemos más violencia en los hogares, pobreza y subdesarrollo.

Las niñas claman a gritos su infancia, su adolescencia y se merecen un consenso internacional que facilite su desarrollo físico y mental, que les respeten su tiempo de vida, que se les permita madurar y elegir cuando estén listas. Estados responsables con las niñas, que evolucionen hacia el desarrollo, no basta con invertir en infraestructura, innovación, tecnología o agro si tenemos una sociedad fracturada al ignorar la realidad de tener niñas como madres o esposas.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.