Garganta profunda, la pieza clave del Watergate

Foto: @Wikimedia

Garganta profunda, la pieza clave del Watergate

18 de diciembre del 2017

Hace más de 40 años que se originó el Watergate, el escándalo político que tuvo lugar en Estados Unidos por un robo de documentos en la sede del Comité Nacional del Partido Demócrata de Estados Unidos. Por este hecho el presidente Nixon (Republicano) dimitió a su cargo. Además del encarcelamiento de jefe de personal de la Casa Blanca y del Consejero Presidencial.

Luego del robo de documentos, cinco hombres fueron detenidos (exagentes del FBI) cuando intentaban colocar micrófonos de espionaje. La noticia fue publicada un día después por el periódico The Washington Post y así nació el escándalo.

La información que se confirmó gracias a una fuente conocida como ‘Garganta Profunda’, logró desenredar la trama que se había formado en torno a la reelección de Nixon. El periodista Bob Woodward y Carl Bernstein fueron los encargados de cubrir la historia y descubrir los vínculos entre el FBI, la CIA y la Casa Blanca.

Garganta Profunda fue el seudónimo de William Mark Felt, el nombre se debió a que dio información del caso de manera anónima e indirecta. Su identidad se mantuvo oculta hasta que Woodward y Bernstein escribieron el libro, Todos los hombres del presidente.

El periodista Woodward aseguró que buscó a Felt después de que él y su compañero escribieron sobre el allanamiento a la sede del Partido Demócrata. Los dos periodistas acordaron reunirse en un estacionamiento subterraneo, allí “Garganta Profunda” les corroboró toda la información que los reporteros habían recogido.

La razón por la que William Mark Felt reveló todos sus secretos se debió a que cuando fue designado subdirector asociado en 1971, el tercer cargo en el FBI, se desilusionó porque el presidente Nixon nombró a L. Patrick Gray para dirigir la agencia después de la muerte de J. Edgar Hoover.