Isaac Rabin

4 de noviembre del 2010

Isaac Rabin fue asesinado en la plaza, Tel Aviv , el 3 de noviembre de 1995, cuando finalizó la marcha que él mismo lideraba: Sí a la paz no a la violencia . Al recibir tres disparos por la espalda es llevado a un hospital cercano en donde muere cuarenta minutos después a los 73 […]

Isaac Rabin

Isaac Rabin fue asesinado en la plaza, Tel Aviv , el 3 de noviembre de 1995, cuando finalizó la marcha que él mismo lideraba: Sí a la paz no a la violencia . Al recibir tres disparos por la espalda es llevado a un hospital cercano en donde muere cuarenta minutos después a los 73 años.

Doce años después del homicidio el periódico local, Maariv, publicó apartes del interrogatorio que se le hizo a Yigal Amir, el asesino ultranacionalista de Rabin donde admite que él mismo tomó la decisión de matarlo y no se arrepiente del crimen. Está condenado a cadena perpetua.

El sábado 30 de octubre, 30.000 personas asistieron a la ceremonia de conmemoración de su muerte ocurrida el 4 de noviembre. Cada año algunas personas manifiestan el deseo que indulten al condenado.

Se dice que era dedicado y de mal humor hasta el punto de ser grosero. Su gusto por la milicia fue innato por lo que ingresó al ejército a los 16 años, aunque su sueño de niño era ser un ingeniero hidráulico. Logró ser General, máximo cargo militar de su país, a los 32 años de edad.

En enero de 1968 deja el uniforme de las fuerzas militares de su país para convertirse en embajador en Washington, labor que desempeñó durante cinco años. Uno de los logros más importantes fue la consolidación de la ayuda militar para su país. Sus actividades reinician en la política en 1973 cuando es elegido en el parlamento israelí, un año después es delegado como ministro de trabajo.

En 1974 asumió como primer ministro de su país, donde solucionó algunas problemáticas sociales, mejoró notablemente la economía y firmó un acuerdo que aseguró el apoyo de los Estados Unidos. En 1992 volvió a ser elegido como primer ministro.

Los esfuerzos por la paz dieron como resultado la firma del acuerdo de Oslo en 1993 con Arafat, líder palestino, que se comprometía a iniciar un proceso de paz entre las dos naciones. Un año después recibe el premio Nobel de Paz, en su discurso confiesa que en su juventud nunca tuvo un primer amor, en cambio, le entregaron un rifle para su defensa. En 1994 recibe el premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO