Marcela Monroy, amiga por siempre

Publicado por: maria.vargas el Dom, 24/01/2021 - 11:01
Share
Kienyke.com se suma a las condolencias por el fallecimiento de Marcela Monroy, amiga de esta casa editorial. Paz en su tumba.
Marcela Monroy, amiga por siempre

Kienyke.com le rinde un homenaje a Marcela Monroy con mensajes de sus amigos y familiares en este día. 

Marcela Monroy, amiga por siempre 

Una mujer admirable, capaz de medirse a cualquier reto, inteligente, leal en todos los aspectos, comprometida con la sociedad y con causas sociales.

Una mujer guerrera y que a través de su profesión hizo que esta sea respetada y aplaudida en muchos escenarios. 

Sus ojos, su sonrisa arrolladora y el poder de la palabra hacían que Marcela brillara siempre y se convirtiera en ese tesoro preciado por todos los amigos y que siempre estuviera presente en nuestro corazón.

La trayectoria de Marcela es muy larga, extensa, siempre dio batallas con argumentos jurídicos y verdades; defendió con carácter y principios. Una mujer comprometida con sus valores y por eso llegó a ser modelo en el Derecho y asumir responsabilidades que la llevaron a tener liderazgo con ejemplo y enseñanza.

Su partida duele, embarga el alma y nos recuerda el valor de la amistad. Puedo dar testimonio de lo que fue en mi vida; amiga de verdad, me acompañó en diferentes batallas, profesionales y personales, siempre con el buen consejo de cuidar a mi familia y trabajar exigiendo respeto y justicia fomentando valores y trabajar con ética.

La admiraré siempre porque fue una mujer excepcional, una gran mamá de Vicente y Carmen, siempre hablaba con muchísimo orgullo de ellos, se podría decir que son la extensión de ella, se estaba estrenando como abuela con un amor inmenso por Mila de quien hablaba como la nieta más hermosa y única en el mundo.

Gran compañera de amor y de unión de su querido Fernando que cuando lo describía hablaba de canciones para que entendiéramos lo que significaba para ella.

Su familia, su prioridad, siempre fue su pilar y de donde se sentía orgullosa de sus raíces y todo lo que sus padres habían construido.

Amiga, amiga de sus amigas y amigos,su círculo siempre se mantenía intacto y era una leona cuando se trataba de defendernos  y cuidarnos.

“Carajo” se me viene a la cabeza (su palabra de expresión).....y hoy la utilizo con vehemencia y dolor, sí que nos va hacer falta y su ausencia será un vacío muy grande y que en estos momentos nos recuerda lo vulnerables que somos y que aquí estamos de paso, y la importancia de ser buenos seres humanos. Ese vacío se llenará con la luz que ha dejado que seguramente nos acompañará por el resto de la vida.

A toda su familia, amigos y conocidos extiendo las más sentidas condolencias, y en estos tiempos atípicos de despedida hacemos un pequeño homenaje editorial para una mujer muy grande.

Todo mi cariño, gratitud a esa gran amiga.

Adriana Bernal.

Marcela Monroy

El legado de Marcela en nuestros corazones

Consternados hemos recibido sus amigos la dolorosa noticia sobre la partida de nuestra querida Marcela Monroy, otra valiosa vida que se lleva la terrible pandemia que nos azota con tanta crueldad. Marcela fue mi compañera de estudios en la Facultad de Jurisprudencia del Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario, donde su inteligencia brilló siempre y demostró desde tan temprana edad que su presencia iría a enriquecer el foro colombiano y a dejar una huella profunda entre los abogados de su generación. 

La trayectoria profesional de Marcela todo el país la conoce. Yo solo quiero despedir a la amiga de siempre, a la compañera que con su cariño, su lealtad, su consejo valioso y oportuno, estuvo siempre presente. Somos muchos quienes sentimos una tristeza profunda al saber que no contaremo más con ella.

A su esposo, Fernando, a sus hijos, Vicente y Carmen, y a su nieta, Nohra y yo queremos expresarles nuestra solidaridad y acompañarlos en tan duro trance. Marcela seguirá viviendo en el recuerdo de todos los que tuvimos el privilegio de compartir con ella tantos gratos recuerdos.

Me siento muy honrado de poder decir que fui su amigo.

Por: Andrés Pastrana

Marcela, no te dije todo

Cuando se supo del nombramiento de Marcela Monroy como decana de nuestra facultad de jurisprudencia en la Universidad del Rosario, me pregunté: ¿Cómo una mujer tan jóven lo logró? Cuando la conocí, entendí el porqué; era pila, estudiosa, ágil, de buenas relaciones, sensible y guerrera. 

Pasaron los años y cuando llegué al escenario público, la oía nombrar porque era referente en derecho administrativo, luego como árbitro se destacaba permanentemente por su efectividad. La vida me acercó a ella por lazos familiares y conocí también a su familia; entendí lo importante que eran sus amigos, sus relaciones jurídicas y públicas y la exigencia y rigurosidad con las que manejaba su oficina de abogados. Le dio especiales consejos a mi hija, cuando apenas empezaba su carrera de derecho; su amor y solidaridad con Fernando, con sus hijos y su nieta demostraban los mejores sentimientos.

Tenía tanta vitalidad y proyectos, que al saber que estaba muy delicada de salud, pensé que ganaría la batalla. Pero como solo Dios dispone del momento en que debemos partir, hoy como tantos amigos y amigas, me han saltado lágrimas, pero me reconforta saber que vivió intensamente, siempre se veía alegre y dispuesta. Marcela deja un vacío en el mundo del litigo, como abogada exitosa, que fue y en el corazón de quienes la hemos querido. Paz en su tumba.

Por: Nancy Patricia Gutiérrez. 

Marcela Monroy y Ángela Montoya
Créditos:
Marcela Monroy y Ángela Montoya

Homenaje a una Gran mujer!

La vida me regaló el inmenso privilegio de ser amiga de Marcela Monroy. Inicialmente fue mi abogada, convirtiéndose rápidamente en mi mejor consejera, en mi amiga incondicional. En mi cómplice de alegrias y tristezas, en mi todo!

Quienes tuvimos el privilegio de tenerla en nuestras vidas no perdimos hoy a una persona sino a una mujer irreemplazable.  Su inteligencia, su inmensa generosidad , su alegría, sus consejos los tengo presentes y me acompañarán siempre. La capacidad de gozar de Marcela, y de reírse fueron para mi uno de sus mejores atributos.

Siento un dolor muy grande con su partida, pero prometo recordarla siempre para así hacerle un homenaje eterno a esa gran mujer.

Buen viento y buena mar amiga del alma.

Gracias por tanto!

Por: Ángela Montoya Holguin

Más mensajes de condolencias para la familia de Marcela Monroy y amigos que no quieren dejar pasar este mometno para recordar a esta gran mujer. 

Siga a KIENYKE en Google News