Robert Capa, el fotógrafo de guerra

Foto: Wikipedia/Gerda Taro

Robert Capa, el fotógrafo de guerra

22 de octubre del 2017

Endre Ernö Friedman, mejor conocido por el seudónimo Robert Capa, fue el fotoperiodista que por medio de sus imagénes dejó testimonio de varias guerras y conflictos civiles que se presentaron entre 1930 y 1950. Sin embargo, al tiempo retrató personajes de la alta sociedad y logró captar situaciones de la vida cotidiana en épocas de conflicto, en el momento justo, en el tiempo exacto.

Robert Capa, nació el 22 de octubre de 1913 en Budapest, Hungría, bajo el seno de una familia judía que durante un largo periodo gozó de un alto nivel económico. Su padre fue un pensador e intelectual con influencias aristocráticas, mientras su madre se desempeñó como diseñadora de modas.

A la edad de 18 años decidió abandonar su país natal huyendo de la soberanía de Hitler. En su paso por París conoció al fotógrafo David Seymour quien le consiguió trabajo para la revista Regards. En uno de sus trabajos para la publicación, fue el único que pudo retratar al exiliado ruso León Trotsky, haciendo muy famosas sus fotos.

Por ese tiempo conoció a Gerda Taro, aquella fascinante mujer que se convirtió en su compañera sentimental y justos decidieron crear el seudónimo de Robert Capa e inventar una historia ficticia de un famoso fotógrafo estadounidense sólo para conseguir lucrativos contratos.

Tiempo después, fue descubierta la artimaña, pero ellos decidieron seguir utilizando este nombre en sus fotografías, razón por la que hasta el momento es difícil saber qué foto fue hecha por cada uno. El talento de ambos fue impecable.

Su romance duró un poco más de cinco años, hasta el día en que Gerda falleció. Estos ocurrió luego de sufrir un accidente en el que fue atropellada por un tanque de guerra en una retirada de la Batalla de Brunete, en julio de 1937.

Robert Capa se trasladó a España a cubrir desde primera fila la Guerra Civil y vivió su duelo aferrado a su cámara.

Diez años más tarde Capa junto con sus colegas David Seymour, Henri Cartier-Bresson, George Rodger y Bill Vandivert se reunieron para fundar la agencia Magnum. Era la primera compañía de fotógrafos independientes que trabajaron en cooperación.

Allí, por primera vez en el mundo, los fotógrafos podían publicar con relativa libertad. Desde el proceso de documentar los temas que trabajaron, la edición y finalmente la publicación. Los derechos de su trabajo comenzaron a ser manejados por ellos mismos y no solamente vendidos como se usaba en la época.

Robert Capa hizo parte del cubrimiento de la Segunda Guerra Mundial. El riesgo de su trabajo fue evidente. El 25 de mayo de 1954 decidió retratar a los soldados mientras ellos evacuaban las bases militares. Él, acompañado de su cámara, pisó una mina antipersonal y falleció inmediatamente.

“La obra de Capa es en sí misma la imagen de un gran corazón y una compasión abrumadora. Nadie puede reemplazarlo”, escribió su amigo John Steinbeck.