Cultura organizacional, ventaja competitiva

Publicado por: maria.vargas el Jue, 06/08/2020 - 08:38
Share
Por: Luis Betancur Correa.
Luis Betancur Correa

La cultura organizacional es un conjunto de creencias, hábitos, comportamientos, valores, tradiciones, actitudes y formas de interacción entre los grupos de una empresa, conviertiendose en la esencia de la empresa, por que la cultura es fundamental para crear un sentido de pertenencia y orgullo por la marca e imprescindible para alcanzar sus objetivos según su visión y misión

La realidad actual hace que la cultura organizacional sea más poderosa, al ser un elemento clave sobre el cual se contruyen pilares como la estrategia, productos, servicios, el desempeño responsable y competitivo. Estos pilares al estar fundamentados sobre lo qué hacen las personas, cómo lo hacen y por qué lo hacen, necesitan ser dinamizados y enfocarlos hacia la nueva realidad, incorporando el entorno externo e interno a los planes empresariales y establecer su nuevo enfoque estratégico al simplificar procesos, entender la dinámica y comportamiento de los interesados, co-crear diálogos constructivos en beneficio de todos para llevar un mensaje cercano y transparente.

La pandemia ha generado cambios en la vida de las personas, siendo el trabajo uno de los de mayor impacto, por lo que la transformación de la cultura organizacional centrada en las personas se ha alterado la vida de las familias, ajustandose para compartir, en algunos casos, el computador o el teléfono inteligente, convirtiendo la sala y el comedor en oficinas y en salon de clases improvisadas, aunque han podido compartir las comidas, no sin antes recoger libros, utiles, cuadernos y computadores para “poner” la mesa, todos ayudando por igual en el “oficio” de la casa, siendo esta situación un nuevo escenario familiar, laboral y educativo.

Por lo tanto, se ha ido produciendo una transformación digital mediante la implementación del teletrabajo, siendo una modalidad eficaz y económica para las empresas, por esto se están reconsidenrando alternativas laborales con menor presencia física, equilibrando la vida laboral y personal, llevando a restructurar los espacios fisicos en las oficinas y ajustando procesos, con medidas más flexibles, nuevas formas de relacionarse al fomentar la comunicación virtual de los trabajadores y de estos con los clientes., proveedores, accionistas y la comunidad.

Pocas empresas estan preparadas para estos cambios y los efectos están siendo traumáticos, siendo los gerentes quienes deben administrar este proceso de adaptación, con cambios que demandan una revisión de los valores, que implicarán un cambio de la cultura organizacional, por que las bases sobre las que se crearon, podrían no responder a las actuales circunstancias, por esto empresas que tuvieron éxito,en anteriores crisis, transformaron su cultura organizacional, generando arraigo, confianza, fortaleza, innovación, adaptación al cambio y foco en el cliente, asegurando estabilidad financiera, comercial, administrativa y operativa.

Las empresas están enfrentando diversos desafíos, como la baja productividad, la financiación, la regulación, la gestión de los riesgos laborales, abriendose un periodo en el que la seguridad y la salud tomarán mayor relevancia e importancia, por esto fortalecer la cultura organizacional genera unidad, vínculos sólidos de trabajadores y clientes, por esto es imperativo conocer a su gente, escucharla, descubrir y promocionar su talento, competencias y motivaciones para alcanzar mejores resultados creando una base sostenible, saludable, rentable y resiliente.

Algunas empresas han dado un paso adelante, tomando decisiones difíciles para el bienestar de sus trabajadores y sus negocios y se han dado cuenta del estado real de su cultura corporativa, en algunos casos saludable, por lo que una cultura saludable permite adaptarse a nuevas medidas, convirtiendose la cultura en un factor importante para resurgir exitosamente de la actual crisis.

Para los empresarios, el Covid-19 marca un punto de inflexión y en el centro de este cambio se encuentra la cultura organizacional, donde la seguridad ha convertido al trabajo remoto en norma, por esto los empresarios deben mantener la unión de sus equipos, el compromiso y la colaboración, elementos fundamentales para crear una fuerte articulación entre áreas y comunicación fluida, por esto el talento humano valora además del salario, medidas orientadas al bienestar físico y mental, la flexibilidad y la humanidad en el liderazgo, que motivan y generan una actitud positiva hacia la apropiación y uso de tecnologías emergentes, que los mantiene en contacto permanente.

Las empresas estan realizado transformaciones organizacionales, ajustando su cultura y definiendo su estrategia de transformación digital, para afrontar los retos que traen los mercados, los clientes, la sociedad y esta nueva realidad y aprovechar esta gran oportunidad, para crecer y ofrecer valor a sus clientes, adelantandose a la nueva realidad, que estará en constante evolución.

Detrás de una estrategia éxitosa, de una empresa éxitosa, hay un fortaleza secreta e invisible ante la competencia y ante algunos trabajadores, siendo esta, la cultura organizacional, como herramienta fundamental para mejorar resultados financieros, comerciales y operativos, por lo que  hay que entender a la cultura organizacional, como la mayor ventaja competitiva.

La seguridad es una necesidad humana, por eso la incertidumbre constituye un reto en la manera de pensar, actuar y de sentir. Valorar al cliente interno ayuda a diseñar acciones sobre el futuro, al permitir planificar con criterio estratégico y formular planes de trabajo acertados en función del logro de la visión. Es facil tratar bien a los clientes externos, si tratamos bien a los clientes internos.

La motivación de los trabajadores hacia su trabajo, como fuente de realización personal y profesional, genera mayor compromiso con resultados positivos, por eso los proyectos innovadores requieren ambientes laborales favorables para fomentar creatividad, generar confianza, capacitación, compensación económica y emocional adecuada, reconocimiento y diálogos abiertos.

Una cultura organizacional orientada hacia el cliente interno implica que desarrollen una visión positiva ya que los trabajadores exigen claridad sobre su desempeño, sobre el valor de su trabajo y de este como proyecto de vida, como trabajadores, como miembro de familia y como ciudadano.

Los cambios en el mercado están generando la necesidad de renovarse para satisfacer las demandas de un nuevo perfil de cliente. Las claves para la transformación de la cultura organizacional estarán fundamentalmente en la transformación tecnológica y los nuevos protocolos de bioseguridad exigiendo la digitalización, mayor conciencia medioambiental y gestión flexible, en búsqueda de nuevas alternativas que permitan generar un valor diferencial.

Adaptarse al cambio de hábito del consumidor requiere conocer sus expectativas, su comportamiento, ya que estos buscán experiencias únicas, en la oferta de productos y/o servicios, que a su vez transmitan transparencia en la gestión integral de la empresa, ya que el nuevo consumidor eligirá marcas afines con sus valores. La estrategia de negocios, los procesos y sus productos deben estar orientados para superar las expectativas de los clientes.

Hay que anticiparse, por eso las empresas buscan constantemente soluciones innovadoras. Una imagen de empresa renovada, con nuevas plataformas tecnológicas para generar experiencas fenomenales en el cliente interno y externo, es cada vez más importante en la transformación digital siendo clave para adaptarse a los nuevos tiempos.

Los beneficios de una cultura saludable crea participación, impulsa resultados positivos, aumenta ventas, retiene el mejor talento, ofrece servicios excepcionales, aumenta la productividad y afinidad de la marca. La transformación organizacional, debe incentivar un lugar de trabajo inclusivo y diverso, aumentando la transparencia, estableciendo objetivos claros, fomentando el reconocimiento de las personas y los equipos de trabajo, para fortalecer la cultura de la empresa.