Doctorados y maestrías fuera de las universidades

Publicado por: maria.vargas el Mar, 22/06/2021 - 11:37
Share
Por: María Piedad Villaveces.
Doctorados y maestrías fuera de las universidades

El pasado 9 de junio se aprobó una ley que le permite a los institutos y centros de investigación reconocidos por MinCiencias registrarse ante el Ministerio de Educación para ofrecer programas de maestría o doctorado. Lo anterior quiere decir que entidades como el ICONTEC podrán constituirse como centro de investigación y ofrecer, por ejemplo, un programa de maestría en gerencia de la cadena de suministro integrando las capacitaciones informarles que estaba ofreciendo antes de la aprobación de esta ley. Y, siendo justos, es cierto que una entidad como ICONTEC puede compartir su conocimiento en calidad y enseñarle a cualquiera.

Sin embargo, para un país como Colombia, acostumbrado a que las universidades son las únicas con capacidad e idoneidad para ofrecer programas académicos del ciclo superior, esta ley representa un gran cambio en el sistema educativo. Pese al impulso de la ley, el cambio no se dará inmediatamente, dado que primero el MinCiencias deberá reglamentar el reconocimiento a estas entidades de investigación con miras a que puedan ofrecer maestrías y doctorados, luego los institutos o centros reconocidos deberán presentar su propuesta de programa académico ante el Ministerio de Educación para obtener un registro calificado y finalmente, si éste es aprobado, podrán empezar a ofrecer los programas al público en general.

Dado que los centros o institutos habilitados para ofrecer programas de doctorados y maestrías pueden ser de naturaleza pública, privada o mixta, en unos años entidades como el Instituto Nacional de Cancerología, la Fundación Canguro o la Corporación Corpogen - que hoy son reconocidos como centro de investigación por MinCiencias - podrán ofrecer un programa de maestría o doctorado en investigación relacionada con su temática. Hoy, dichos institutos cuentan con recursos físicos y mucha información que pueden facilitar la investigación. Sin embargo, pese a que cuentan con recurso humano capacitado, no estoy segura de que estas personas puedan destinar parte de su tiempo a dirigir tesis de maestría o doctorado. Revisar lo anterior será indispensable para proyectar estos nuevos programas de maestría y doctorado con una mínima calidad.

Seguramente esta puerta que se abre para los centros e institutos de investigación será interesante para proyectarse. Sin embargo, también puede convertirse en una salida fácil que unos mercaderes de la academia constituyan centros de investigación y ofrezcan programas que hoy requieren de todo el andamiaje institucional de las universidades. En ese sentido, será necesario el liderazgo de MinCiencias para: a) establecer requisitos de calidad investigativa en el reconocimiento de los centros e institutos de investigación y b) hacer seguimiento a la calidad investigativa que se genera en dichos centros o institutos de investigación.

Finalmente, con un cambio como el que propone esta ley, la meta no puede ser sólo aumentar la cantidad de personas altamente formadas en Colombia – uno de los argumentos más importantes para tomar esta medida - sino que también debe centrarse en la calidad de los programas. No hay que olvidar que, si los doctorados o maestrías no se hacen con calidad, esto es con recursos físicos y humanos suficientes, habremos impactado el indicador del número de doctores, pero no habremos logrado que la investigación científica aporte al desarrollo de Colombi

Siga a KIENYKE en Google News