El fútbol de sofá

7 Agosto 2022, 11:00 AM
Share
Creado Por
Esteban Jaramillo
 ¿Te haz planteado cuántos partidos de futbol verás desde este fin de semana hasta diciembre?

Teniendo en cuenta que, a pasos agigantados, se acerca el mundial, empieza la Premier y, con ella, las más importantes ligas europeas, se baraja la Champions y, con deleite abordo, transcurren las fases previas a la final de la copa libertadores.

Sin pasar por alto las fechas FIFA, los partidos colombianos que, con atractivos en pocos clubes, cumplen el frenético calendario.

Vamos al futbol que calienta motores y tendrá un semestre inolvidable por Catar, con millonarias audiencias, innovaciones tecnológicas, televisión de alto vuelo y marcadas rivalidades.

Con favoritismo incierto por la falta de confrontación entre selecciones latinas y europeas, que siempre dominan la escena, a pesar de los duelos verbales en las plataformas de información donde opinadores juegan sus partidos queriendo imponer criterios.

 Mundial sin figuras excluyentes, porque los dueños de los reflectores están en declive, en proceso de salida, y, quienes piden pista, carecen del vuelo de sus antecesores.

Con el envejecimiento que estrellas como Ronaldo y Messi controlan con disciplina, ejercicio, nutrientes y especial seguimiento de médicos especialistas bien remunerados. Saben que es ser mito y mantenerse.

El futbol, siempre fuente inagotable de emociones y pasiones, desde la primera hasta la última línea. A pesar de los ataques de las teorías científicas que lo quieren insensibilizar y las arremetidas del VAR empeñado en anular jugadas de gol por una uña, una nariz, una pestaña o un talón.

Será, el mundial, con decenas de cámaras siguiendo a jugadores y al balón, de los mínimos detalles visuales, el de los hinchas excéntricos y los estadios suntuosos. El del poder, la arrogancia y el dinero.

Y la Champions seguirá marcando pautas diferenciales por el bolsillo poderoso de los propietarios de los clubes, forrados en dólares, sin escatimar en gastos para el orgullo vanidoso de los títulos y de tener bajo su mando a las figuras.

Pero atrapante es la Copa Libertadores con exhibiciones de lujo por parte de los clubes brasileños sobrevivientes.

Mientras, en Colombia, Envigado, Nacional, Millonarios, Tolima, Junior, construyen el futbol desde la pelota y, con convicciones, se empeñan en ganar gustando, proponen y arriesgan. Por eso tienen siempre el protagonismo. Otros clubes, serios en el manejo, pelean sin tirar la toalla a pesar de sus limitantes en nómina.

El futbol que nos invade. De sofá y televisión. Esteban J.

KienyKe Stories