Jhon Jairo Armesto

Periodista independiente, relacionista pública y cronista de memoria histórica de Chapinero, localidades del norte de Bogotá y en general del patrimonio hispánico e indígena presentes en Colombia y América Latina. Estudiante Administración Pública Territorial de la ESAP.

Jhon Jairo Armesto

Hamburguesas El Camión: cultura urbana en Galerías

Camino al corazón comercial y de la rumba del tradicional barrio Galerías, ya hace parte del corazón y cariño no solamente de las vecindades de Chapinero, sino de toda Bogotá -a pesar que cada elección regional, siempre habrá algún candidato-ciudadano preocupado que capitalice el hartazgo de los vecinos ante el alto impacto de la ya tradicional zona de rumba-. Pero además de rumba, almacenes de cadena y una oferta comercial muy completa que va desde los remates hasta el comercio de artículos artesanales, religiosos y esotéricos, tenemos restaurantes de autor, que iniciaron siendo emprendimientos populares, y que se han convertido por su sello único, alianzas estratégicas y experiencias en lugares entrañables a todo lo que somos. Esa fue mi experiencia en Hamburguesas El Camión.

 Hamburguesas El Camión
Créditos:
Cortesía Facebook Hamburguesas El Camión

Una de las cosas que extrañaré de Bogotá y que soy feliz en otras ciudades, como en mi visita a Cartagena de Indias en marzo de este año es los buses tradicionales, es decir los de registradora, música a todo volumen y pago de pasaje en efectivo, léase en monedas, ya que si se pagaba con un billete grande, y más si iba lleno, pues se corría el riesgo de dar propina involuntaria a alguien más. Pero lamentablemente, la pandemia nos trajo muchos sinsabores, entre ellos el que en Bogotá toda la flotilla de buses sea con pago de tarjeta, cuya recarga es casi misión imposible desde hace años, excepto en los portales y estaciones de Transmilenio o en muy pocos locales, donde, dada la baja rentabilidad, tienen que cobrar comisión extra por cada recarga que hacen los usuarios. 

Esa fue la razón por la que el jueves pasado, camino a un cierre de campaña de una gran amiga en la zona de bares de Galerías, pasé por Hamburguesas El Camión y decidí comer allí. Su decoración que parece en la zona de caja y producción como un camión, tipo food truck, que hace algunos años se ha puesto de moda junto a los usos como locales de containers en diferentes zonas de Usaquén y Chapinero, copiando este modelo de los carritos de comida norteamericanos de hace décadas. Barras, sillitas y mesas tipo bus, letreros de los antiguos buses urbanos con diferentes rutas colgados en las paredes, tocó mi corazón, más que el delicioso olor de carne asada y papas fritas a la perfección. 

El otro aspecto, es que los ingredientes son un factor clave para la originalidad de las recetas y la destreza de los chefs. En su letrero de entrada destacan que sus aliados comerciales y proveedores son su clave del éxito: el pan proviene de Santa Clara, marca colombiana independiente que durante décadas ha ganado un espacio en los hogares y comercios del país por su sabor original, la comercializadora de carnes San Felipe, que es propiedad del padre de una gran amiga, Dayana Mateus Marín, que fue compañera mía en la época escolar; y las bebidas, por los productos Postobón. Una indudable apuesta por lo nuestro. 

Otro factor a favor, es el orden con que se toman los pedidos cuando al llegar, se toma la fila, se piden los productos, se cancelan y con la factura a través de un número asignado por una pantalla de Digiturno, se entregan los alimentos. La pulcritud y orden en el trato a los clientes es algo constante, pese a la carga de estrés habitual en las comidas rápidas y las temporadas de grandes pedidos. Valor agregado a tener en cuenta favor si se va en plan de pareja, familia, amigos o a un almuerzo simple durante el trabajo de oficina. 

¿Y las hamburguesas? Solamente diré, que si usted quiere comer carne de verdad, si quiere sentir el sabor del contraste de las verduras, un excelente pan y el acompañamiento de salsas de primera, pida cualquiera de las opciones. Yo pedí la clásica, y es más que deliciosa, debería ser de una hamburguesa. El Camión demuestra con creces que en lo simple, en la lealtad a un concepto y en la calidad está la clave del éxito en cualquier ámbito de la gastronomía como arte y como negocio. En las clases del profesor Bermúdez en el Externado de Colombia, decía que los restaurantes y bares deben vender experiencias, y puede sonar cliché o vacío -o en un concepto más nihilista, una excusa para sacar dinero a clientes y turistas-. Pero cuando una gran experiencia gastronómica o de bebidas le llega a uno, pasa algo parecido a no creer en el amor o los milagros…hasta que nos llega…

Por esa razón, recomiendo para los que van de rumba, de paseo o simplemente con antojos a Galerías, a que pasen a la esquina de El Camión. Ellos no solamente venden hamburguesas, perros y acompañamientos. Rescatan el ser y esencia del emprendimiento, amor y sabor de los barrios populares bogotanos. 

¿Precios? Entre US$ 2 a US$ 12 dólares promedio las hamburguesas y demás especialidades. La sede de Galerías está ubicada en la Carrera 27 No. 51-33, pero también se puede ir a las sedes en Kennedy (al lado del Hospital de Kennedy), Bosa Porvenir, Centros Comerciales Trebolis, Mi Centro. Domicilios desde la aplicación Rappi. 

Creado Por
Jhon Jairo Armesto
Más KienyKe
El alcalde de Bogotá, Carlos Fernando Galán, reveló el monto de la multa que deberán pagar las personas que excedan el uso de agua e incumplan con la medida de racionamiento establecida en la capital del país.
Este miércoles se cumplen diez años desde la muerte Gabo, un destacado escritor conocido por su 'realismo mágico' y por legar a la literatura el mítico Macondo que continúa cautivando a los lectores.
Janet Yellen, secretaria del Tesoro de EE. UU., anunció que Estados Unidos y sus aliados impondrán sanciones a Irán en breve debido al ataque contra Israel.
El presidente brasileño visita Bogotá para reunirse con Gustavo Petro, asistir a eventos empresariales e inaugurar la Filbo como invitado de honor de Brasil.