Iván Villazón, con sabor a música

Publicado por: maria.vargas el Mar, 22/06/2021 - 15:06
Share
Por: Ricardo Gutiérrez Gutiérrez.
Iván Villazón, con sabor a música

Cuando escucho las interpretaciones en vivo o las grabaciones que ha realizado en las diferentes compañías discográficas Ivan Villazón, aparecen en mi mente un sin número de recuerdos agradables de sus padres, Crispín Villazón de Armas y Clara Elisa Aponte López cuyas orientaciones mesuradas han contribuido al exitoso periplo musical de este cantante y compositor que ha edificado paso a paso su posicionamiento musical y ha impuesto en los medios, su voz acompañada por la simpatía señorial que se incrusta en el corazón de las personas que tienen la oportunidad de escucharlo

Él crea permanentemente, se entrega a sus seguidores y a su música, es un hombre desprendido, que solo busca como recompensa, la alegría que genera sus exhibiciones, de ahí el cariño que encuentra en todas partes, propio del enorme magnetismo que lo identifica

Constantemente está innovando y buscando alternativas ganadoras que le permitan llegar al público y fomentar integraciones con su Grupo. Sabe acomodarse a las diversas circunstancias que se le presentan y se adapta fácilmente al entorno sin generar contratiempos, todos lo conocen como un cantante exigente e impecable en su presentación personal y en el cumplimiento de los compromisos que adquiere

Cuando un colega lo incita a versear en tarima o en alguna parranda, se acrecenta, las sorpresas llegan para todos, en esos emotivos momentos nadie detiene sus oportunas respuestas integradas por un conjunto de palabras hilvanadas e ingeniosas que emergen desafiando al contendor, con el arte sutil y complejo de la magia que lo invade en instantes de inspiración. 

En el municipio de Chinu ( Córdoba) Iván Villazón despidió a su acordeonero, Iván Zuleta.  Los versos describen lo que ocurrió:

-Verso de Iván Zuleta

“Soy su amigo y no le fallo, soy un hombre competente,

ayer toqué con Silvestre, ay perdoname tocayo”


-Verso de Iván Villazón

“Delante de todos ustedes, mi garganta es oportuna

hay cosas que se acumulan y se revientan a veces”


-Verso de Iván Zuleta

“Pongo al pueblo de testigo y lo digo con razón,

Silvestre quiere conmigo y yo quiero con Villazón”


-Verso de Iván Villazón

“Delante de todos ustedes, le canto porque lo quiero,

hombe vaya con Silvestre, yo busco un acordeonero”


Y Villazón remata con estos versos

“Tocayo usted si es mi amigo, digo lo que puede ser

ha marcado su camino, adios que le vaya bien”

“Le canto con gratitud, esto le vengo a expresá,

aquí estamos en Chinú, pero aquí no toca ma”

Sus padres proceden de Urumita y Pueblo Bello, aunque nació en Valledupar el 25 de octubre de 1959, frecuentaba constantemente la casa de sus abuelos Pedro Nel Aponte Marzal y Blasina López Baquero en Urumita, un municipio de La Guajira que limita con Villanueva y Venezuela, localizado a 45 kilómetros de Valledupar, allí disfrutaba las fiestas patronales de la virgen de Chiquinquirá que celebran con fervor en la Iglesia Santa Cruz, en el atrioq y en la plaza de la localidad donde toda la población se integra y disfrutan con la algarabía de los fuegos pirotécnicos, la música estridente de los parlantes en los kioskos transitorios, la comida tipica y el encuentro con los participantes de la localidad y los que llegan anualmente el 8 de Septiembre, de diferentes partes del Pais a cumplir con sus compromisos religiosos y familiares. 

Iván desde sus primeros años se ubicaba estratégicamente frente a las bandas de viento, con el fin de escuchar y contemplar la versatilidad del bombardino capaz de complemetarse con las trompetas y los trombones y generar los acordes de la armonía. Esas agradables melodías que motivababan a los presentes, lo asombraban, por esa razón, siempre insistía en escuchar el mayor número de interpretaciónes. Le fascinaba el vals "Tristezas del alma" del bolivarense Luis Alberto Rodríguez Moreno, que se baila en los elegantes salones, a ritmo lento donde las parejas siguiendo uno al otro giran armoniosamente en sentido contrario a las agujas del reloj. Esta interpretación que siempre esperaban, era suficiente para aglutinar y emocionar a los participantes de las fiestas patronales, por el sentimientos melancólico que transmite 

Después de escuchar con atención esmerada las bandas y el acordeón de Chemita Ramos, se sentaba con sus familiares en el corredor de la casona de sus abuelos, adornado por hermosas flores y las calagualas, unos helechos que se encuentran en la Serranía del Perijá, para compartir un delicioso plato de singular sabor que contiene malanga y gallina criolla, conocido como malangada

Los iniciales pobladores de Urumita, fueron indígenas provenientes del cacique Uruma, fué fundado en el año 1785 por el español Juan Bautista Canalete, posteriormente llegaron y se establecieron en ese terruño de clima sano, familias de la región y del interior del país pendientes del cultivo de café que se siembra en la Serranía. Los Urumiteros no se mezclaron con esclavos o cimarrones en libertad, que construyeron en otras regiones las enormes fortalezas para preservar su vida, la música, las costumbres y sus tradiciones, denominadas, Palenques

Los habitantes de esta bella población, se unieron con muchas familias del interior del País y de Venezuela. Huyendole a la dictadura de Juan Vicente Gómez, un militar que gobernó a ese país desde 1908 a 1935, el músico de descendencia cubana Julián García, decidió atravesar la Cordillera y llegar a Urumita, donde contribuyó activamente con un proyecto muy importante para la región, estructurado por Don Campo Elías López Torres y don Alfonso López Araujo, padre del Dr. Campo Elías López, con el objeto de enseñarles a los jóvenes de la población con inclinaciónes, todo lo referente al estudio de la música, a través de una improvisada academia 

Esa quijotesca misión, fue el gran semillero que despertó el interés por las orientaciones que sirvieron de soporte para la enseñanza de la escritura musical y la creación de las bandas musicales de los Urumiteros y de la región. En esa misión participaron activamente el abuelo del exitoso cantante Silvestre Dangond, Héctor “Chiche” Corrales Torres, con el redoblante, y su hermano Miguel Agustín Corrales Torres, padre del conocido compositor Fabián Corrales, como trompetista. 

El maestro Julián García, es el compositor del danzón “Así soy Yo”, un ritmo cubano adaptado al vallenato, grabado en 1966 en el sello Sonolux por el Acordeonero Aniceto Molina de El Viajano, Córdoba

“Si me voy, si me voy

si me voy, si me voy

te juro que no volveré

Ruego a Dios, ruego a Dios

que algún día tenga que volver

Aquel amor que se fue

más nunca volvió

porque así lo quiso Dios

Porque así soy yo” 

En temporada de recolección de café, sus padres llevaban a Iván a La carolina, una finca cafetera que tiene su padre en el municipio de Pueblo bello, reconocido como la despensa agrícola de Valledupar, con un clima agradable a 1.200 msm, ubicado en una meseta estrecha cercana a los ríos Ariguaní y Ariguanicito, en la Sierra Nevada de Santa Marta, un territorio sagrado, fuente del conocimiento y convergencia de la sabiduría de la naturaleza y de los indígenas arhuacos y kankuamos, que cohabitan con los kogi y los wiwa, cuyas danzas ceremoniales utilizadas en sus rituales y pagamentos ancestrales, se conocen con el nombre de Chicote.

Su padre fué un abogado inteligente de gran señorío, reconocido además por su inmensa sensibilidad social e incomparable oratoria. Su madre una mujer distinguida, de connotados valores y modales siempre estuvo al lado de su esposo como consejera fundamental de sus realizaciones políticas. El ocupó varios cargos importantes, entre ellos, Ministro de Trabajo, Embajador en Bolivia, Senador de la República, Secretario de la Corporación, Representante a la Cámara, Alcalde de Valledupar, impulsor del SENA y del ICSS regional,  Miembro Directivo de la Federación Nacional de Cafeteros, Presidente del Comité Pro Departamento del Cesar. Etc

Crespo un hombre querido por todos, disfrutaba del campo, por esa razón dedicó sus últimos años a cultivar café siguiendo los lineamientos de la Federación de cafeteros en su finca "La Carolina", donde frecuentemente se reunía con sus amigos que siempre lo seguían y con los personajes que llegaban a visitarlo de muchas partes del País 

Iván Francisco, realizó su estudios de primaria en Valledupar, secundaria en Bogotá, luego ingresó a la Universidad el Externado de Colombia donde realizó los primeros años de Derecho debido a que tomó la decisión de retirarse para dedicarse a la música, en contra de la voluntad de sus padres. Está casado con Aida Mercedes García Tolosa, ella ha sido un soporte valioso para la familia y bastión esencial de los propósitos e inquietudes de su esposo con quién mantiene un relación,

auténtica que perdura por la felicidad sincera y enriquecedora que los une. Conjuntamente le prodigan apoyo y el tiempo necesario a sus hijos Crispín Enrique, Iván David y Daniel Camilo y se involucran en todo el proceso de formación y orientación que la responsabilidad de padres les exige

Su corazón sensible vibraba con las melodías que escuchaba, su mente se enternecía con las letras de las canciones, el sonido de la caja y la guacharaca que aprendió a interpretar desde niño. Las notas y los bajos de los acordeonistas que su padre llevaba a parrandear a su casa para atender a sus constantes invitados, las bandas que escuchó con esmero en Urumita y la música de la Sierra Nevada, con melodías y letras únicas apoyando a la coreografía, definieron el sendero de su vida musical e hicieron posible la consolidación de sus deseos

Desde niño fijó su atención hacia la música, estímulo sonoro de sus emociones, recuerdos e inspiraciones. Todo ese mundo de vivencias y actitudes determinaron su consagración al canto, necesitaba transmitir con estilo propio y voz melodiosa formada a través de la práctica, los textos de las canciones influenciados por sus sentimientos 

El apoyo de su padre fue para él muy importante. Crespo, un hombre de preclara inteligencia, al caer en cuenta de la herencia musical que recibió Iván de su abuela, Ana María de Armas Pumarejo que se dedicó al estudio del piano en Curazao, una isla neerlandesa del Caribe, con fervor y gran complacencia, respaldó la determinación de su hijo.  Esa pianista colmada de virtudes y de una singular capacidad para intérpretar música clásica, se casó con Francisco Antonio del Rosario Villazón y vivieron en el centro de la ciudad de Valledupar, de donde fluían y se dispersaban en las tardes con las brisas envanecidas del río Guatapuri, hermosas melodías que deleitaban a su esposo y ofrecían un ambiente relajante a la vecindad

Iván en su largo traginar, se dió cuenta que para ser un cantante exitoso requería además de la estructura cerebral que determina la predisposición del aprendizaje, las prácticas permanente para estimular los cambios y las adaptaciones de las conexiones neuronales que soportan el proceso de crecimiento musical.

La determinación de dejar a un lado los estudios universitario y el espíritu de lucha por sus objetivos, determinaron las directrices de un sendero claro y seguro para sus aspiraciones. Las nuevas pautas que le imprimió a su organización musical, lo fortaleció anímicamente e impulsaron con vehemente entusiasmo y seguridad, las presentaciones musicales en diferentes lugares y las grabaciones anuales que realiza en las casas disqueras

Su voz se adapta fácilmente a cualquier ritmo, cuando canta llega fácilmente al público y domina el escenario con su talento musical descollante, acompañado con modales sencillos y cordiales, propio de un hombre sin ningún tipo de pretensiones, que alberga en su interior considerables acervos de sentimientos nobles

Es imposible para él sustraer de la mente, su tierra y sus amigos que le duplican el entusiasmo, es en ese entorno donde se concentra su mayor aliciente. Necesita compartir todo el tiempo con el universo mágico del folclor Vallenato, reencontrarse con el aroma sutil del café, con los musgos que crecen en la sombra formando una especie de alfombras y el rocío de la mañana en la finca de su padre, para evocar silenciosamente recuerdos y disfrutar momentos de incalculable valor afectivo

Iván, en la música encuentra la energía que lo hace vibrar. Cuando se emociona, exclama con acento melancólico: |Viejo Crespo!. 

En ese instante de Inspiración solemne, logra untarse con la grandeza de los corazónes de sus padres, fuentes entrañables de afectos, alegrias y estabilidad emocional

Ese es Ivan Francisco !

Iván Villazón, con sabor a música

Discografía de Iván Villazón

En 1983 grabó el LP (prensaje privado) el LP  "Evita", con Egidio Cuadrado

Contiene cuatro temas de Pedro Elías Ramos: Evita, Coveñia, Viaje sin rumbo, Selva Colombiana. 

Denominaron esa unión: Los Románticos del Vallenato

A partir de 1984 ha grabado uno o dos álbumes musicales.  

Acordeón Fello Gámez. 1 álbum: Arco iris. (1984)

Acordeón Orangel Maestre. 1àlbum: Una voz, un Rey. (1985)

Acordeón R Martínez. 2 álbumes: Los virtuosos y Vamo’ Amanecé.(1986)

Acordeón Cocha Molina. 3 álbumes: Por ti Valledupar. Enamorado de Ella.El Amor Canta Vallenato. (1988.1989.1990)

Acordeón Beto Villa. 1 álbum: La compañía.(1991)

Acordeón Franco Argüelles. 6 álbumes: Un Mar de Lágrimas. Noticias. Sin límites. Entrégate. Tiempo de Vallenato. Detalles. (1993.....1998)

Acordeón Saúl Lallemand. 14 álbumes. El Mundo al Reves. Amores. Juglares Legendarios Vol. 1. Póngale la Firma. El Desafío. El gallo fino. Festivaleando. El Poder del Amor. El Sueño de mi vida. El Aviador.

Grandes Exitos-Su Trayectoria. En señal de victoria. El Camino de mi existencia. El trueno. (1999.00.01.2.3.4.5.6.07.12.14.18)

Acordeón: I. Zuleta 2 álbumes.Que Pa ‘te enamores.Dando Lidia(2008.10)

Acordeón: José María Chema Ramos 1. El Vallenato Mayor. (2009)

Acordeón: Wilbert Mendoza 1. El Rey del Valle.(2016)

Canciones compuestas y grabadas por Iván:

Mi felicidad

Te estoy queriendo

El masticandi

Canción del alma

La fama

Nos vamos a emparrandá. Composit: Iván Villazón/Dario De Castro.

Nominaciones y premios recibidos

Congo de Oro. Festival de Orquestas del Carnaval de Barranquilla.1995

Sirena de Oro. "Noticias". Mejor Álbum del año. 1995

Super Estrella Internacional de Oro. " Decídete". Canc vallenata más sonada del año 1995

Congo de Oro. Festival de Orquestas del Carnaval de Barranquilla.1997

Congo de Oro. Festival de Orquestas del Carnaval de Barranquilla.1998

Congo de Oro. Festival de Orquestas del Carnaval de Barranquilla. 2005

Premios Luna. Mejor artista Vallenato tradicional del año 2005

Congo de Oro. Festival de Orquestas del Carnaval de Barranquilla. 2007

Congo de Oro. Festival de Orquestas del Carnaval de Barranquilla. 2010

Congo de Oro. Festival de Orquestas del Carnaval de Barranquilla. 2012

Latín Grammy. " El camino de mi existencia". Nominado al mejor álbum Vallenato 2015

Siga a KIENYKE en Google News