Propuesta vs. Realidad

Publicado por: maria.vargas el Mié, 27/05/2020 - 08:28
Share
Por: Daniel Quiroga.
Daniel Quiroga

En las campañas para elegir mandatarios locales se debe tener más que un buen discurso. Los candidatos deben respaldar su campaña con un plan de gobierno, en el cual plasmen su visión de ciudad y diseñen la hoja de ruta bajo la cual gobernarán en caso de ser elegidos. El candidato que gana la elección debe convertir ese plan de gobierno en su Plan de Desarrollo. Este plan, es un instrumento legal y de planeación que define las  metas  y programas que implementará en el marco de su gestión. 

Dicha hoja de ruta debe ajustarse a su vez al Marco Fiscal de Mediano Plazo, una herramienta integral en los procesos de planeación nacional y territorial que parte del análisis de las finanzas públicas e integra el contexto macroeconómico, el presupuesto y la capacidad de endeudamiento de la ciudad, definiendo la viabilidad de los programas y asegurando su ejecución. A su vez, al Marco Fiscal se suma la formulación del Plan Plurianual de Inversiones (PPI), donde se establece la financiación de cada uno de los programas aprobados.

En esta lógica, la relevancia del Plan de Desarrollo radica en que se convierte en el instrumento de política pública que define el rumbo de la ciudad y determina las prioridades, proyectos y líneas de inversión que ejecutará el alcalde electo para los próximos cuatro años. No podemos olvidar que la mayor parte de estas políticas tendrán un impacto a largo plazo, definiendo los avances en movilidad, renovación urbana o el cuidado del medio ambiente, entre otros. Adicionalmente, estas políticas deben corresponderse con las metas del Plan Nacional de Desarrollo y con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Dado que el Plan de Desarrollo se construye a partir del Plan de Gobierno formulado en campaña, lo que se espera es coherencia entre ellos. Debemos partir de la base que cuando se elige a un alcalde elegimos no sólo nuestra filiación política, sino que las ideas plasmadas en su plan de gobierno sean su ruta de navegación para su gestión. Los ciudadanos confían en las propuestas que conocieron en campaña y esperan que estas sean ejecutadas en los cuatro años de gestión del vencedor de la contienda. Entre los propósitos de formular un Plan de Desarrollo, está el que este pueda emplearse como una herramienta de veeduría ciudadana, siendo el soporte con el cual podemos ejercer control y exigir resultados a los mandatarios locales. 

Actualmente los alcaldes tienen un plazo -que está por cumplirse- para presentar su proyecto de Plan de Desarrollo ante el Concejo y esta corporación lo estudia, discute, sugiere y aprueba. El Concejo de Bogotá empezó este debate en días pasados y es el momento para que los bogotanos estén alerta y hagan seguimiento al proyecto presentado por la alcaldesa Claudia López. Es una discusión clave, donde los concejales tienen la tarea no sólo de analizar bien la propuesta, sino de escuchar a los ciudadanos y elevar sus peticiones para corregir lo que sea necesario. 

Concejales de diferentes bancadas, así como ciudadanos, han llamado la atención sobre algunos puntos del proyecto, contrastando propuestas de campaña vs. el proyecto presentado ante el Concejo de la ciudad. En un ejercicio sencillo de “fact checking”, se lograron evidenciar algunas fallas u aciertos en el proyecto de plan de desarrollo presentado recientemente. En aras de construir propositivamente para la ciudad, señalaré algunos puntos: 

Incoherencias entre Plan de Gobierno y Plan de Desarrollo

  1. Durante la campaña, Claudia López fue enfática en reforzar la seguridad ciudadana. La entonces candidata fue crítica de la política de seguridad del gobierno saliente y aseguró en su programa de gobierno que fortalecería las Unidades de Reacción Inmediata (URI), instalando una mejor capacidad en las zonas de mayor criminalidad con operación 24/7. Claudia López afirmó que la alcaldía buscaría, en convenios con la Nación y la Fiscalía, agilizar las capturas y los procesos judiciales en delitos como hurto. Sin embargo, en el Plan Distrital de Desarrollo no se evidencian todas estas propuestas. El proyecto contempla una meta de mejoramiento de las URI, pero no especifica cifras, zonas ni tiempos. Por otro lado, no se menciona nada de su funcionamiento 24 horas ni del incremento del personal disponible y las metas para combatir la criminalidad en la ciudad son bajas.

 

  1. Con el apoyo del exalcalde Antanas Mockus a la candidatura de Claudia López, ella se abanderó de la política de cultura ciudadana y plasmó en su programa de gobierno que esta volvería a Bogotá. A pesar de que la palabra cultura ciudadana se menciona varias veces en el proyecto de Plan de Desarrollo, como uno de los componentes para dirimir los problemas de convivencia, no se especifica cómo se va a fortalecer dicha estrategia. No se evidencian dichos proyectos pedagógicos para educar a la ciudadanía en este ámbito. 
  1. En el componente social del plan presentado en campaña, se contemplaba la creación de jardines infantiles nocturnos y de salas de lactancia en los lugares de trabajo, con el fin de fortalecer la asistencia a la primera infancia sobre todo en hogares vulnerables. Sin embargo, los jardines infantiles en horario nocturno y las salas de lactancia no sobresalen en el proyecto presentado al Concejo. Solo se incluye una meta de incremento de la oferta de jardines infantiles articulada con los colegios públicos de la ciudad, pero no se enfatiza en la prestación de este servicio en horarios flexibles. 
  1. Si bien existe coherencia entre la importancia otorgada en campaña y en el Plan de Desarrollo a la propuesta de extensión de la primera línea del metro hasta Suba y Engativá, hace falta claridad en el área presupuestal de este proyecto. Dicha extensión tiene un alto impacto fiscal que no se vio reflejado en el proyecto presentado al Concejo, teniendo en cuenta que se debe ser aún más cuidadosos con las finanzas distritales en tiempos de pandemia. 

Coherencia entre Plan de Gobierno y Plan de Desarrollo

  1. Nadie esperaba enfrentarse a un escenario como el actual, donde la pandemia ha causado una crisis sanitaria, económica y social. La alcaldesa Claudia López hizo bien en adaptar el plan de desarrollo a las nuevas necesidades y prioridades que crea la pandemia, haciendo énfasis en el apoyo a los grupos vulnerables y en la recuperación económica de la ciudad, fortaleciendo las redes de emprendimiento. 
  1. El Plan de Desarrollo de Claudia López presenta un fuerte componente de género. La mayor parte de los proyectos propuestos en el plan de gobierno se reflejan en el Plan de Desarrollo, donde se prioriza la atención y prevención de casos de violencia de género, los programas de apoyo económico a mujeres en condición de pobreza, el fomento de la participación de las mujeres en la gestión pública y la mejora en el acceso al sistema de justicia. Esperamos que en esta alcaldía haya un gran avance en la equidad de género y superación de la violencia contra la mujer. 

Es importante que como ciudadanos estemos atentos a los debates en el Concejo sobre el Plan de Desarrollo, sabiendo que todos jugamos un papel importante en este proceso. Por esto cerremos con estas 4 recomendaciones: En primer lugar, debemos ser una ciudadanía activa y crítica que hace parte de la construcción colectiva de ciudad, aplaudiendo las buenas propuestas y aportando en la mejora de aquellas que se deben ajustar. Segundo, los concejales deben ser los interlocutores de la ciudadanía, presentando ante la corporación los aportes e inquietudes de los habitantes, fortaleciendo así la veeduría sobre del plan distrital de desarrollo, esta es su labor, debe fortalecerse este diálogo y no deslegitimarse por posturas adversas que existan. Tercero, lo debatido y aprobado delimitará la ruta hacia el desarrollo o estancamiento del Distrito, razón por la cual es importante generar espacios constructivos que permitan evidenciar los ajustes necesarios hacia la visión de ciudad que queremos. Por último, la alcaldía debe ser receptiva a estos comentarios, siendo coherentes con su compromiso con los bogotanos y las propuestas con las que ganaron las elecciones, justificando bien las metas, líneas de inversión y presententarlas de manera visible.

Éxitos a los ciudadanos, concejales y funcionarios en este debate. ¡Bogotá nos necesita a todos!