Juan Restrepo

Ex corresponsal de Televisión Española (TVE) en Bogotá. Vinculado laboralmente a TVE durante 35 años, fue corresponsal en Manila para Extremo Oriente; Italia y Vaticano; en México para Centro América y el Caribe. Y desde la sede en Colombia, cubrió los países del Área Andina.

Juan Restrepo

Qué pena con ustedes

Empecemos con una expresión muy colombiana y que siempre me ha hecho mucha gracia: ¡Qué pena con ustedes! Un amigo paisa que vive en Europa hace muchos años, me decía que cuando la oía se echaba a temblar. “Te dicen en Colombia ‘qué pena con usted’, y puedes esperar que te caigan las nueve plagas de Egipto”, decía mi amigo. Lo que les traigo hoy no llega a tanto, pero sí da un poco de pudor hablar de un pésimo alcalde y de una ciudad abandona como Medellín con motivo de la muerte de su hijo más ilustre, el maestro Fernando Botero. 

Y es que hagan ustedes la prueba: simulen que son un turista extranjero que busca a Medellín en internet desde el otro lado del mundo. A poco que lleve de “navegar” en la red, si no en primer lugar, aparecerá el Parque Botero. Destino obligado en la capital antioqueña que ya está siendo glosado a esta hora en cientos de  medios de comunicación del mundo por la generosidad del artista con la ciudad, y por el hecho obvio de haber nacido allí.

Voy a uno de los ejemplos más evidentes, El País de España, el periódico de más prestigio en lengua castellana el día del suceso, titula “Muere Fernando Botero, el artista plástico colombiano más universal”, y a continuación el titular de una columna en el mismo diario: “Medellín, a caballo de Fernando Botero”. El nombre de la ciudad aparece inevitablemente vinculado al del artista,  y por muy poco interés que pueda sentir un visitante por el arte en general o por el de Botero en particular, se dejará caer por el parque que lleva su nombre y por el museo que hay allí con más de 180 obras del pintor y escultor antioqueño.

Esta semana pasé por el parque en un taxi, y el conductor me describió lo que ocurría con los turistas que se suben a su vehículo y le piden que los lleve al Parque Botero: “¡Qué porquería!”, “¡Qué abandono!”, “¡Qué desilusión!” Estas son algunas de las expresiones, dichas también en el idioma de los visitantes que ya aquel taxista, políglota de imprecaciones, las sabía de memoria. El parque, cercado por el alcalde con vallas de la policía para la realización de unas polémicas obras que, como tantas cosas en este país no tienen fecha de finalización, más la presencia de habitantes de la calle que complementan el ambiente, está convertido en lo menos apetecible para visitar en la ciudad.

Pero vayamos a otro lugar emblemático de Medellín, ligado por una razón bien concreta al nombre de Botero: el Parque de Berrío. Allí se encuentra, frente al edifico  del Banco de la República, la primera escultura callejera del maestro que se erigió en la ciudad: La Gorda. Es tan icónica y representativa que se ha convertido en punto de encuentro para mucha gente y su apelativo, siendo orondas todas las figuras en la obra de Botero, hace que aquella pareciese la única gorda del maestro antioqueño. 

Pues bien, hasta la semana pasada, no sé si en este momento continúa aún allí, había frente La Gorda un orinal. Sí, un mingitorio en el que, a la luz del día y en plena plaza pública, unos obreros aliviaban la vejiga en amena charla paralela a la evacuación. Al comienzo, al ver al primer usuario, pensé que era alguien, quizá un enfermo, que no pudo aguantar. Pero no, cuando vi a su compañero de faena, comprendí que el aliviadero tenía algo de institucional. En qué estaría pensando el alcalde Daniel Quintero cuando permitió aquel atropello a la ética y a la estética. 

Quintero, que esta semana ha llegado a la aprobación más baja de su mandato, con apenas el 28% de opinión favorable, tiene el récord de más mal alcalde de Medellín de los últimos 30 años; y estos dos casos, que vienen a cuento por el luctuoso acontecimiento que todos estamos lamentando, son solo botones de muestra de una gestión desastrosa en diversos frentes.

Un alcalde dedicado a hacer política desde el primer momento de llegar al cargo, enfrentado a los empresarios de la ciudad cuya vinculación al desarrollo de la misma es un hecho incontestable, gobernando como un reyezuelo de la mejor escuela petrista, torpedeando a EPM como nadie había hecho en la historia de una empresa emblemática de Antioquia, señalado él, sus familiares y colaboradores por una estela de cuestionado enriquecimiento.

Con la muerte del colombiano hoy más universal, tiene Quintero para anotarse otro tanto en su hoja de vida profesional: que la obra de Botero, que puede verse por todo el mundo, sea preferible contemplar en cualquier parte menos en su ciudad natal.

Creado Por
Juan Restrepo
Más KienyKe
El rapero bogotano presentó en KienyKe.com, su nueva producción en la que toca temas espirituales y personales.
La Miss Universe Región Andina, habló con KienyKe.com sobre su aspiración por la corona y sus proyectos sociales.
'Mr. Taxes' es uno de los funcionarios más mediáticos del gobierno Petro. Esto le contestó a Kienyke.com, a propósito de su faceta familiar.
Conozca qué es el Día de la familia y cómo debe solicitarlo a su empresa en Colombia.
Kien Opina